Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Running

4 toneladas de madera para las medallas, desde Navarra

Como es habitual la Behobia San Sebastián entregó a todo quien cruzó ayer la meta una medalla como premio y recuerdo. Pero, por primera vez, ésta no fue de metal sino de haya

Yolanda Bernal, Raquel y Marta Mínguez Ruiz y Nacho Martínez, corredores de Viana
Yolanda Bernal, Raquel y Marta Mínguez Ruiz y Nacho Martínez, corredores de Viana©Jesús M Garzaron
  • J.J. IMBULUZQUETA / LAURA VILLANUEVA 
Publicado el 15/11/2021 a las 06:00
Fue la recompensa ganada durante 20 kilómetros. El recuerdo que recibieron todos aquellos que este domingo por la mañana cruzaron la meta del boulevard donostiarra. El trofeo que lucieron en el cuello, orgullosos, miles de deportistas después de recibirlo en la bolsa del corredor y no como suele ser de manos de los voluntarios. Otro cambio obligado por el covid. Y además, por primera vez, la medalla de finisher no fue de metal sino de madera. Y, en concreto, de haya blanca procedente de unos almacenes situados en la Cuenca de Pamplona.
28.000 MEDALLAS
“Cuatro toneladas de madera de proximidad” que una importante empresa internacional navarra, especializada en el secado y comercialización de madera y productos afines, proporcionó a Singular Ideas, el taller sito en Lemona (Vizcaya) que se ha encargado en esta ocasión de diseñar y fabricar las 28.000 medallas proporcionadas al Club Fortuna para la Behobia San Sebastián.
Un trofeo realizado en madera maciza en la que el arco iris, la imagen corporativa de esta edición, cobró protagonismo.
“Se han elaborado en un tiempo récord, en dos meses, ya que por cuestiones de la pandemia hasta el pasado septiembre no se sabía seguro si iba a ser posible la celebración. No han sido tiempos fáciles para nadie y, en cuanto a las organizaciones de los eventos, están con el freno de mano echado a la espera de ver cómo es la evolución y las autorizaciones. A partir de septiembre, y ya con la notificación de la opción de celebrar eventos a nivel oficial, nos pusimos manos a la obra”, reconoce Javier Ojeda, gerente, emprendedor y fundador de este estudio-taller, especializado en trofeos de autor, elementos corporativos y piezas exclusivas para eventos, y que prefiere no hacer público el nombre de su proveedor navarro, “por lo especial que resulta esta madera y la dificultad de encontrarlo para hacer este encargo, que esperamos se repita en el futuro”.
“NI CUTRE NI MALO”
Aunque la mayoría de corredores sonreía feliz con el trofeo obtenido, Ojeda tiene claro que para los gustos, los colores. “Sé que a muchos no les ha gustado que este año la medalla sea de madera. Parece que es más cutre que la de metal, pero creo que, más allá de que estéticamente guste más o menos, hay que poner en valor lo que conlleva. Y no sólo porque lleva un gran trabajo previo”, reconoce el empresario, quien contrató a una persona en exclusiva para encargarse de la elaboración de estas medallas cuadradas, de 75x75 milímetros de diámetro y 7 de profundidad.
“Es un producto diferente, original, nada que ver a lo que se entregaba tradicionalmente y no es cutre ni malo. Al contrario. En esta ocasión la organización de la carrera ha apostado por un regalo mucho más sostenible y ecológico, además de por un producto de proximidad. Tradicionalmente eran medallas que se encargan a China, pero en esta ocasión, se han realizado al 100% aquí, incluyendo a los proveedores. Eso supone también un apoyo a la economía local”, explicababa Ojeda.
volver arriba

Activar Notificaciones