Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Moto GP

El Marc Márquez de 2021 también reina en Austin

El español logró su segunda victoria del año, la séptima en el Circuito de las Américas en una carrera que dominó de principio a fin

Marc Márquez, en el circuito de Austin
Marc Márquez, en el circuito de AustinAFP7 vía Europa Press
  • Borja González. COLPISA. Austin
Publicado el 04/10/2021 a las 07:43
Que a Marc Márquez no le salen todavía las cosas como antes de la lesión es una realidad que el propio piloto no niega. Pero que Marc Márquez mantiene esa esencia tan suya que, y a falta de que recupere su cien por cien físico (que probablemente deba ir acompañado de la mejoría de su Honda), le permite sacar lo mejor de sí mismo en determinadas circunstancias, es otra verdad.
 Tres circuitos tenía marcado el español en el calendario de su regreso, siempre a expensas de su progreso. Sus tres reinos. Uno, el de Sachsenring, en Alemania; otro el Motorland de Aragón; el tercero, el Circuito de las Américas, escenario de la carrera de este domingo.
En el primero, Márquez se dio el gusto de volver a un podio, y de hacerlo en lo más alto, con más sufrimiento que antes de 2020, pero en cualquier caso demostrando por qué era el rey en Sajonia. 
En el segundo a punto estuvo de hacerlo, aunque ahí se encontró con el piloto que más ha crecido en la actual campaña, Pecco Bagnaia, vencedor ese domingo, vencedor el siguiente en Misano, Italia, y autor de las tres últimas poles. 
La del sábado suponía la ruptura de la serie inmaculada que el de Cervera mantenía en Austin, donde había sido el más rápido en los entrenamientos oficiales desde 2013, año del estreno de este circuito en el calendario del Mundial de motociclismo. 
Un récord que no había mantenido con el de victorias una vez que en 2019 se había ido al suelo cuando comandaba con firmeza la prueba. Pero esta vez no se le escapó, lo que le permitió completar su deseado triplete con un saldo magnífico de dos victorias y un segundo puesto.
La carrera fue como las habituales suyas en Texas. Desde el tercer puesto de la parrilla se colocó primero en la primera curva. Y a partir de ahí, el monólogo, vuelta tras vuelta, con un ritmo superior al de sus rivales, para ir aumentando la ventaja. Uno, dos, tres, cuatro segundos.
"El plan exactamente ha sido como he hecho la carrera: salir bien, colocarme primero en la primera curva, ir lento en las tres primeras vueltas, y cuando los neumáticos empezasen a caer, apretar. He podido mantener un ritmo cómodo, aunque al final ya iba cansado. Pero ya tenía un margen suficiente y mi instinto me decía que Fabio no iba a apretar porque su situación era buena para el título", explicaba. 
Márquez disfrutaba una vez más en lo más alto de un podio, un premio a un sufrimiento que comenzó aquel fatídico domingo de julio en Jerez en el que se fue al suelo.
Un monólogo tras él Por detrás, el que hizo su monólogo, y uno muy valioso, fue Fabio Quartararo, que demuestra fin de semana tras fin de semana por qué es el líder de MotoGP, siendo además la única Yamaha que se mantiene siempre en la pelea de delante, últimamente rodeado de Ducati.
 El sábado se colocó por decimocuarta vez en quince sábados en la primera línea de una parrilla, este domingo sumó su décimo podio, y al terminar justo por delante de Bagnaia pudo aumentar su ventaja en la general hasta los 52 puntos, con solo 75 en juego.
"Me sabe como una victoria, me siento muy bien. La carrera ha sido muy dura, pero ha sido muy bonito ver que con nuestra moto hemos podido hacer esta carrera", señalaba el piloto de Niza. 
Un resultado magnífico y más tras liberarse del temor de que el italiano de Ducati repitiese lo hecho en los últimos dos grandes premios. Aunque a Bagnaia le costó llegar hasta el tercer puesto, en una carrera de menos a más en la que terminó robando el sueño del podio a Jorge Martín.
El madrileño incluso perdió el cuarto puesto a favor de Alex Rins por tener que cumplir con una penalización de vuelta larga al exceder en más ocasiones de las permitidas los límites de la pista. 
Ahora el Mundial de motociclismo encarará sus tres últimas citas, de nuevo en Misano, otra vez en el Circuito de Portimao en Portugal y por último en Valencia, con un líder sólido y consolidado, y con la expectativa de ver si Márquez tiene todavía algo más en el bolsillo con lo que cerrar el año de su regreso.
volver arriba

Activar Notificaciones