Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Entrevista

Enric Mas: "Me jodió que me llamaran paquete, porque la gente no sabe todo el trabajo que hay detrás"

Hace unos días Enric Mas, el líder del Movistar Team, estuvo en Pamplona. En su estancia aprovechó para conversar sobre su temporada 2022, su carisma, el mal momento del Tour, su renacer en la Vuelta... Estas son sus reflexiones

Ampliar El ciclista español Enric Mas (MoviStar) llega a meta tras la novena etapa de La Vuelta Ciclista a España
El ciclista español Enric Mas (MoviStar) llega a meta tras la novena etapa de La Vuelta Ciclista a EspañaEFE
Publicado el 06/11/2022 a las 06:00
Fuera del trajín de la temporada, del ir y venir de las carreras, del tener que preparar un objetivo, Enric Mas Nicolau (Artá, enero de 1995) no es un deportista que rehuya de las reflexiones sobre su rendimiento, su carisma o incluso las reacciones de los aficionados. Así mira al pasado y al futuro el líder del Movistar.
¿Ha descansado de un año muy intenso?
Bueno, estoy en ello. Después de la concentración hemos tenido el critérium de Singapur y de Tokyo, donde he disfrutado con Alejandro, Rojas, Imanol... Y luego unos días de vacaciones ya pensar en la temporada 2023.
¿Empieza en diciembre?
Cuando vuelva de Asia hablaremos de objetivos y de qué hacer.
Si echa la vista atrás, ¿qué le ha dado 2022?
Ha sido un año de mucho aprendizaje, ha sido como un cúmulo de sensaciones enorme. Creo que empecé el año muy bien, luego vinieron las caídas, los problemas que tuve y, por suerte, he conseguido terminar muy bien la temporada.
Ha habido mucho claroscuro.
Eso es. Esto ha sido como una carrera. Si es todo llano, resulta un poco aburrido. Tiene que haber subes y bajas. Me he divertido. Es verdad que también he tenido momentos de pasarlo muy bien y muy mal.
Usted empieza el año bien, y en Tirreno se va al suelo, ¿qué pasa?
Fue una caída sin más. Pero después de caerme otra vez de la Vuelta al País Vasco dentro de mí sí que surge algún interrogante. Y en el Dauphiné ya fue como la gota que colma el vaso, se rompe todo.
¿A qué se refiere cuando dice que le entran las dudas?
Vi que tuve dos caídas prácticamente iguales y dudé si es que me había caído por falta de confianza a la hora de hacer un descenso o por algún otro motivo.
¿Cómo es la pérdida de confianza en un descenso?
No sabría cómo describirlo. Yo repasé los vídeos muchas veces de los descensos, de las propias caídas y no sé realmente por qué me caí.
¿Y qué pasó en el Tour?
Yo creo que allí explotó todo de verdad. No sé si fue una mezcla de la tensión que tenía por las bajadas y por el covid, pero en el Tour fue como si todo explotara.
¿Cómo es esa sensación?
Pues no le di muchas vueltas a la situación. Estaba mal, dejé el Tour y me fui para casa. Era un jueves. Por la mañana tenía una sensación mala, frustrante, y por la noche ya estaba convencido de que si le daba la vuelta al cuerpo y me recuperaba bien del covid iba a hacer una buena Vuelta a España. Y así fue.
Pero lo pasó mal.
En el Tour, como estás metido en la carrera en todo lo que lo rodea, en el día a día, igual no te das cuenta de las cosas y de lo que has vivido, pero con el tiempo sí que ves que aquello fue francamente duro. Sí, lo pasé muy mal.

“Hasta que pasó lo del Tour no era consciente de lo duro y complicado que puede ser esto”

​"Mi ilusión es que 2023 sea como la Vuelta a España y las clásicas de Italia"

¿Es duro porque se duda de usted?
No, fue muy duro por todo lo que hay detrás de ir a un Tour de Francia. Yo había trabajado muchísimo para llegar bien al Tour y es duro por el equipo, porque ven que han puesto muchísima confianza en ti, en que lo hagas bien y si luego las cosas no salen, te jode mucho.
¿Cree que la gente valora eso, lo que hay detrás de preparar un Tour?
Solo los que entienden un poco de ciclismo saben de verdad lo que cuesta llegar bien a los objetivos. Cualquiera que ha trabajado duro por un objetivo es consciente de lo que hay detrás y de lo que puede llegar a pasar. Quizá antes de todo esto del Tour yo no era consciente de lo difícil que puede llegar a ser tu carrera deportiva.
¿No?
No, hasta que no vives una situación tan difícil no eres consciente de que puede pasar y de todo esto es mucho más complicado de lo que parece.
Este año al final de una etapa usted tuvo un encontronazo con un aficionado que le llamó paquete. ¿Cómo le sintió aquello?
Me jodió, me jodió mucho. Porque quizá en toda la Vuelta a España oyes un comentario negativo. Pero ese día volvía tranquilamente hacia el autobús en bici, oí el comentario y me paré. No sé por qué me paré, la verdad. A mí lo que me molesta, y no hablo por mí sino en general, es que no sabe todo el trabajo y el sacrificio que hay detrás de cualquier ciclista para llegar en condiciones a disputar una carrera. Supongo que pasará en todas las profesiones cuando hay algo especial.
¿Qué le implica a usted preparar un gran objetivo?
Lo que hacemos todos, no creo que yo haga más que otros. Entrenar mucho, sacrificar la comida, los hábitos... es un estilo de vida que a mí me gusta aunque mentalmente es muy exigente.
¿Qué cambió y qué pasó en la Vuelta?
Que le había dado ya la vuelta a lo que pasó en el Tour y volvía ser el de antes, sin caídas, sin mala suerte y con mucha más confianza... soy el Enric de antes. En la Vuelta me quedé muy satisfecho no de un día en concreto sino de haber estado toda la carrera ahí.
A usted le han achacado muchas veces que no ataca.
Si no ataco es porque no puedo, y cuando ataco es porque puedo. Pero yo respeto siempre las opiniones de todo el mundo.
¿Qué han supuesto las clásicas de Italia?
Aparte de los resultados, creo que todo lo que nos ha pasado en el Tour nos ha venido muy bien para aprender y para disfrutar de todo lo que hemos conseguido después. Sobre todo que el equipo haya sabido salir de la situación crítica en la que hemos estado.
¿Temió el descenso?
No pensé que el equipo fuera a perder la categoría, pero sí que ha habido muchos momentos tensos que nos ha tocado vivir a todos. Lo bueno es que el equipo le ha dado la vuelta a una situación muy complicada.
¿Qué espera de 2023?
Me gustaría que fuera tan bueno como lo ha salido este final de temporada. Mi ilusión es que el año que viene sea como la Vuelta a España, como las clásicas de Italia. No solo por las victorias, sino por poder correr sin lesiones, sin problemas y disfrutar de la bici.
¿Qué pide, un buen Tour?
No, solo pienso en seguir creciendo y, si se puede, conseguir más victorias. Todavía no he hablado con Eusebio pero lo normal sería enfocar todo hacia el Tour de Francia, creo que puedo hacerlo bien.
Ha tenido muy buen rendimiento en las clásicas de octubre.
Hay carreras de un día que me gustan y en las que creo que lo puedo hacer bien. Siempre he dicho que la Lieja, la Clásica de San Sebastián o Lombardía me gustan mucho, por qué no hacer lago bonito.
¿Cómo va a ser el equipo el año que viene sin Alejandro Valverde?
Alejandro va a seguir en el equipo, pero no como corredor. Y seguro que su presencia y sus consejos nos aportan mucho, de una forma igual diferente a como lo ha hecho durante todos estos años. Luego en carrera, claro que le vamos a echar en falta. Porque carrera en la que estaba el Bala era una carrera en la que teníamos opciones de ganar. Y eso te da una gran tranquilidad. Seguro que en ese aspecto le echamos en falta, pero de alguna manera sigue con nosotros.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora