Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrenador Helvetia

Quique Domínguez: “La actual situación del balonmano es muy preocupante”

El gallego, que este miércoles debía debutar como técnico del Helvetia en la Liga Asobal, comparte el aplazamiento de la competición y reconoce que las polémicas y tensiones entre clubes, Asobal y federación agravan el problema de la covid-19

Foto de Quique Domínguez, entrenador del Helvetia Anaitasuna.
Quique Domínguez, entrenador del Helvetia, la pasada semana antes del amistoso con el Torrelavega.
Actualizada 02/09/2020 a las 06:00

Este miércoles por la noche, si todo hubiera seguido el plan establecido, el gallego Quique Domínguez debutaría oficialmente en el banquillo del Helvetia Anaitasuna en la Liga Sacyr Asobal frente al Guadalajara. No obstante, y tras el aplazamiento de los dos primeros partidos por la ausencia de un protocolo sanitario frente a la covid-19, el técnico deberá esperar aún unos días. Su debut podría llegar el próximo miércoles en La Catedral verdiblanca y frente al Barça (máximo favorito al título y reciente ganador de la Supercopa). “Ojalá empiece la liga ese día. Pero no lo veo claro. La incertidumbre es enorme”, dice.

Las polémicas y choques generados en los últimos meses entre la Asobal y la Real Federación Española de Balonmano, así como la tensión, reproches, choques y dimisiones existentes entre los propios clubes agravan, según explica, las “complicaciones” que ya de por sí origina la covid-19 a este deporte.“La situación actual del balonmano es muy preocupante y difícil. La verdad. Más allá ya de la covid-19. Está claro que la asociación de clubes (Asobal) está muy dividida y que los bandos tienen posiciones muy encontradas. Se están exteriorizando enfrentamientos fuertes. Con todo ello, y viéndolo desde fuera, parece difícil que puedan unir fuerzas y compartir un mismo proyecto, que es lo que realmente se necesita, más aún en este momento”, analiza Domínguez, un veterano en el balonmano nacional y queno oculta su “preocupación”. “El balonmano podía haber sido un ejemplo pero lo único que se ha mostrado estos días ha sido desunión y declaraciones encontradas”, lamentaba el técnico. “Por el momento las fechas de inicio de la liga no se han respetado y la incertidumbre es enorme. Incluso sobre si se va a mantener o no el formato previsto. Una liga regular, con tantos partidos y ante los positivos que ya está habiendo, va a ser muy difícil. Al menos tal y como estaba prevista”, añadía.

Domínguez, no obstante, reconocía que dada la situación y la falta de un protocolo sanitario para los participantes en la Liga, entiende y comparte el aplazamiento de las dos jornadas adoptado por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Balonmano tras las quejas de algunos clubes y jugadores. “Me hubiera gustado empezar en Guadalajara este miércoles. Así lo habíamos previsto. Pero la semana pasada ya se veía venir que esto podía ocurrir y teníamos en mente un plan A, si todo hubiera seguido normal, y uno B, que es el alargar unos días más la pretemporada -apunta-. A título individual, creo que, al no haber un protocolo sanitario y unas normas claras para todos los equipos de cómo actuar si surgía un positivo, lo lógico era retrasar el comienzo hasta que lo haya. Me parece una decisión correcta y que había que tomar”.

 

NUEVO AMISTOSO ESTE PRÓXIMO SÁBADO FRENTE AL VILLA DE ARANDA

 


Ante el aplazamiento de los dos partidos de la LIga Asobal en esta semana -previstos para hoy y el sábado-, el Helvetia Anaitasuna de Quique Domínguez amplía unos días su pretemporada. Así ha planificado jugar un nuevo amistoso este próximo sábado (18.30h) frente al Villa de Aranda -recién ascendido a la Asobal-, a la espera de ver si finalmente su debut en la Liga se produce el miércoles 9 en el pabellón Anaitasuna frente al Barcelona (20.00h).

 

BLÁZQUEZ: "LA ASOBAL DEBE CONTINUAR"

 



Francisco Blázquez, presidente de la Federación Española de Balonmano, aseguró ayer tras la decisión de la Asobal de convocar una asamblea en la que se someterá a votación la posible disolución de la Asociación de Clubes, que ésta “debe continuar”. “La federación siempre ha pensado que las asociaciones son buenas, que es bueno mantener una asociación, una estructura que permita a los clubes obtener un mayor volumen de negocio y más ingresos. La asociación debe continuar y, sobre todo, tiene que generar esos recursos”, dijo. El presidente, favorable al aplazamiento del inicio de la liga, negó ningún tipo de interés -y “mucho menos económico”- en hacerse con el control de la Asobal y afirmó que si, finalmente ésta vota por la disolución, la federación asumiría el desarrollo de la liga.



volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE