Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Atletismo

Europa, a los pies de Asier Martínez

El navarro se corona campeón continental sub-23 con un tiempo de 13.34

De izda. a dcha., Enrique Llopis (bronce), Asier Martínez (oro) y el belga Obasuyi (plata)
De izda. a dcha., Enrique Llopis (bronce), Asier Martínez (oro) y el belga Obasuyi (plata)CEDIDA
Actualizado el 11/07/2021 a las 09:49
Cruzó la meta dejándose el alma, con el cuerpo totalmente estirado para arañar milésimas al crono. Era campeón. Sin discusión. La velocidad adquirida le llevaba a seguir dando pasitos, rodear a un cámara de televisión, continuar su camino y en la curva frenarse, dar la vuelta, con cara de despistado, retornar a la línea de llegada. Ojos achinados, como quien intenta ver más de lo que ve, pero nada, que no lo consigue. Pero Asier, ¿vas a reaccionar? ¡Que eres campeón de Europa! Sí. Reaccionó. Abrazó a Enrique Llopis, su amigo, rival y compañero. Se felicitaron. Los puestos empezaron a salir en el electrónico. Oro para Asier, plata para Obsuyi, bronce para Quique. Y ahí. Ahí fue cuando Asier se volvió loco. Al saber que Llopis era bronce. Que los dos se iban a subir a un podio europeo. Llámenlo amistad.
BATALLA CON DUROS RIVALES
Asier acudía a Tallin, capital estonia sede del campeonato continental sub-23, como preámbulo del plato principal de su excepcional temporada, Tokio. Y, de paso, quería dejar huella, porque ya no sabe hacerlo de otra forma.
La final no se presentaba nada sencilla. Era favorito, pero había enemigos fuertes, en especial el belga Michael Obasuyi, que ostentaba una MMP de 13.32, sólo una más que Asier, y también estará en los Juegos. Pero no fue Obasuyi quien dio guerra desde el principio. Otro atleta, el británico Tade Ojora, demostró que iba a ser un hueso duro de roer. La progresión del atleta de Zizur, esa que le hace destacarse en la segunda parte de la carrera, tardaba más de lo habitual en hacerse visible. Se trataba de una final europea, lógico. Calle 3, Asier, calle 5 Ojora. Igualadísimos. Pero en la segunda parte, surgía por la parte inferior de la imagen, en la calle 6, Obasuyi, dispuesto a cazar el oro. Ojora se desinflaba. Parecía cosa de dos. La última valla la afrontaron casi a la par, pero fue increíble ver cómo Asier en los metros de esprint cogía una ventaja suficiente para vencer sin discusión. 13.34 para el navarro, marcón, encima con viento en contra de -1,6. 13.40 para el belga, y por detrás, foto finish entre Ojora y Llopis, que había remontado de forma espectacular.
Por una centésima, el bronce era para el amigo de Asier. ¿Cómo no celebrarlo a lo grande? Un enorme abrazo y una cara de felicidad inmensa de los dos atletas daba fe de lo histórico de su gesta.
"ESTOY MUY FELIZ POR AMBOS"
“Estoy muy feliz por la actuación que hemos tenido, feliz también por Llopis. Los dos lo merecíamos mucho, esto es algo histórico. No sé describir lo que siento, estoy muy contento por ambos y por mi entrenador, que lo vive en primera persona siempre y por todas las personas que no han podido estar aquí pero nos apoyan desde casa”, expresaba el joven navarro tras el logro de los dos amigos.
Con sus dos preseas, España elevaba su cosecha a once en esos instantes, liderando sin oposición el medallero de un Europeo que termina hoy.
Otra discípula de François Beoiringyan, Laila Lacuey, ofrecía también buenas prestaciones en la calificación del salto de longitud. La sangüesina rozó la final. En su grupo, el A, se clasificaron siete atletas, y ella fue octava con la misma mejor marca (6,22) que la séptima. Un centímetro le separó de estar en la final de hoy, pero su temporada se puede calificar como magnífica.
La actuación española está siendo de matrícula de honor, con trece medallas (tres oros, cinco platas y cinco bronces), batiendo todos los precedentes en campeonatos europeos a falta de una jornada.
La marca más destacada de ayer fue conseguida por Sara Gallego, que logró la plata en 400 vallas con 55.20, nuevo récord de España absoluto, bajando un segundo su tiempo. Poco después, en Hospitalet, su amiga Nerea Bermejo volaba en los 200 metros.
volver arriba

Activar Notificaciones