Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

¿Quién fue Jesús García Leoz, el compositor con el que abrió el concierto la OSN el Día de Navarra?

Junto a obras de Gaztambide -de quien se cumple el segundo centenario de su nacimiento-, Mozart y Beethoven, sonó una pieza de otro navarro que se convirtió en el gran compositor del cine español de posguerra

Ampliar García Leoz
Jesús García Leoz, junto a Carmen SevillaArchivo
Actualizado el 07/12/2022 a las 16:50
Después de que sonaran los acordes del Himno de Navarra bajo la bauta de Perry So, el pasado 3 de diciembre en Baluarte, la Orquesta Sinfónica de Navarra (OSN) inició su concierto con una pieza de Jesús García Leoz, la Sonatina. Después vinieron obras, ni más ni menos, que de Wolfgang Amadeus Mozart -Exsultate jubilate-, Joaquín Gaztambide -El juramento: Ay yo me vi en el mundo desamparada- y Ludwig van Beethoven -Sinfonía Nº5 en do menor-. Para los menos versados en la música, surgió una pregunta: ¿quién fue Jesús García Leoz para estar incluido en tan selecto repertorio?
Bautizado como Juan Jesús, nació en 1904 en Olite, en el número 3 de la plaza de San Francisco -según la biografía de Laura Celaya-, hijo de un sastre que poco después estableció una próspera charcutería. Tuvo once hermanos. Se aficionó a la música escuchando los acordes del órgano de la iglesia de Santa María, en su pueblo, y después se formó en Pamplona, subiendo y bajando en tren cada sábado para recibir clases. 
Muy joven, quizá con solo 17 años, marchó a Argentina, a Bahía Blanca, como tantos otros navarros. Y allí siguió estudiando piano. Pero en 1925 tuvo que regresar a España para cumplir con el servicio militar, que llevó a cabo en Pamplona justo cuando el desembarco de Alhucemas había supuesto el principio del fin para la Guerra del Rif.
García Leoz no permaneció mucho tiempo en Navarra. Volvió a hacer las maletas y se estableció en Madrid, aunque regresó a Olite para su boda -con Juana Leoz Gorri, en en 1928- y el nacimiento de su primer hijo, Pedro Mari. Pero en la capital echó raíces y completó su formación en el Real Conservatorio Superior de Música, mientras componía sus primeras obras.  No tardó en trabar familiaridad con intelectuales de la Residencia de Estudiantes como Alberti y García Lorca, y además se convirtió en el alumno predilecto del compositor Joaquín Turina. La Sonatina que sonó en Baluarte el Día de Navarra la compuso en su honor.
Por aquella época comenzó su provechosa labor "maridando" el cine y la música. 'Sierra de Ronda' fue la primera incursión en el género que hoy conocemos como bandas sonoras y Diario de Navarra se hizo eco de ella, destacando que "el joven compositor navarro... se está dando a conocer y popularizando en todas partes", tal y como recoge Laura Celaya en su biografía sobre García Leóz.
Durante la Guerra Civil, colaboró con el bando republicano como director musical del Teatro de las Guerrillas, que tenía una función propagandística. Acabada la contienda, su hermano Esteban, oficial de la Legión, le ayudó en un primer momento, pero poco después fue denunciado y pasó seis meses en la cárcel de Porlier.
Gracias a la intervención, entre otros, de Joaquín Turina, García Leoz pudo limpiar su nombre y reintegrarse a la sociedad. A partir de entonces, su obra se encaminó decididamente hacia la composición de música para películas, con un prolífica producción que le convirtió en la principal figura del género durante las décadas de los 40 y 50. Por su trabajo ganó en dos ocasiones el Premio Nacional de Música.
En el punto álgido de su carrera, García Leoz falleció a causa de un derrame cerebral el 23 de febrero de 1953.  "Por la mañana había acudido al pase privado de Bienvenido Mr. Marshall, convertida en su última página para el cine", cuenta Celaya. Despues acudió al estadio de Chamartín y, por la noche, sintió un mareo y falleció, dejando, como recoge el título de su biografía, "un legado interrumpido".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora