Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Serrat recorre su carrera en su despedida de Pamplona

El cantante catalán ofreció este viernes en el Navarra Arena el primero de los dos recitales con los que dice adiós al público navarro

Ampliar Joan Manuel Serrat, en el concierto de este viernes en el Navarra Arena.
Joan Manuel Serrat, en el concierto de este viernes en el Navarra ArenaIrati Aizpurua
Actualizado el 16/09/2022 a las 23:14
Joan Manuel Serrat llenó este viernes de emoción el Navarra Arena en la primera de la dos citas de sus últimos conciertos en Pamplona. Se despedía Serrat de su público fiel que siempre ha tenido en Pamplona y Navarra, con una especial vinculación a Viana. El concierto, que duró dos horas, terminó a las once menos cuarto.
Tras una cerradísima ovación del respetable Serrat abrió el recital con el tema 'Dale que dale'. Vestía de forma sencilla, como siempre, pantalón y camisa vaquera. Y aprovechó para referir una profunda salutación:
"Gracias damas, caballeros y neutrales por compartir esta tarde de vuestra vida con nosotros. Saludo a una delegación del principado de Viana... que han hecho el esfuerzo de acompañarme", añadió en un tono tan cariñoso como jocoso.
"He venido a despedirme... —continuó el cantante— y no se por qué.... Porque este es un lugar que siento como propio. Voy a dejar de subir a los escenarios pero no voy a dejar de vivir. De visitarles y comer por aquí..."
"Y si este fuera el último concierto —bromeó Serrat— porque me desplomo, pues ustedes podrían presumir de ello. A partir de ahora solo queda hablar de futuro y no sólo de presente".
Dos pantallas rectangulares verticales -de medio tamaño para lo que se estila en estos grandes espacios- seguían en planos medios sus evoluciones.
Serrat continuó con los temas 'Mi niñez' y 'El carrusel del Furo' mientras en la gran pantalla rectangular que cerraba a cierta altura todo el escenario se proyectaban imágenes de carruseles antiguos. Y refirió que el Furo era su abuelo...
Otra larga alocución siguió a esos temas. Aprovecho para ironizar sobre las grandes damas "que no se bañaban en leche sino en gintonic. Como la reina de Inglaterra. A ver si un día de estos la entierran (Ironizaba). Pobre, era tan joven...".
"Más vale que en nuestras vidas tenemos la compañía de los personajes reales y los de ficción...", siguió.
Y después sin pausa engarzó con 'Señora' con la banda sonando rotunda con eco de 'big band'. Saxo, viola, teclados, guitarra, coros, el piano de su director Ricard Miralles, bajo y batería... Siguió con 'Romance de Curro el Palmo' que interpretó con su voz ya muy gastada pero con tremenda sensibilidad... Y se llevó una ovación de libro.
Continuó con 'Lucia' en tono relajado y romántico. Y lo remató con 'No hago otra cosa que pensar en ti' ("y no se me ocurre nada") En la pantalla central un zapato rojo de tacón de aguja se transformaba en guantes de boxeo y después en baraja americana...
Después ironizó al comentar "yo le pregunto a Alexa qué es una canción. Y me da varias definiciones. Pero en una canción tiene que haber magia entre la letra y la música, tiene que haber emoción". Y tuvo palabras de mucho agradecimiento a los arreglistas que han trabajado con él, algunos fallecidos, como Juan Carlos Calderón.
Presentó a sus músicos: al maestro y director de la banda Ricard Miralles; Josep Más Kitflus en los teclados; David Palau, guitarra; Ursula Amargós en la viola; Victor Merlo en el contrabajo; Vicente Climent en la batería y Ramón Ferré en el saxo.
Continuó con 'Algo personal' con ese rítmico de charlestón y cabaret... y después quiso recordar a Miguel Hernández: "Recordarle a Miguel es un deber de España, es un deber de amor" y cantó 'Las nanas de la cebolla' con bellos momentos de la viola y del resto de instrumentos en arreglos y melodía principal... tremenda y sentidísima interpretación de Serrat, emocionante y emocionado. En esa inflexión emocional la guitarra eléctrica introdujo 'Para la libertad'. Fue otra intensa interpretación tremendamente ovacionada.
Dedicó una canción a su madre, "de profesión sus labores o sea, que trabajó como una mula" y le cantaba a modo de nana 'Cançó de Bressol'. Después de 'Hoy por ti mañana por mi' llegó 'Tu nombre me sabe a hierba'. Y tras ella relajó el tempo con 'Los recuerdos'.
En una hermosísima interpretación de 'Es caprichoso el azar' cantó a dúo con la violista Ursula Amargos. Los aplausos acompañaron los primeros compases de 'Hoy puede ser un gran día' que los hizo a modo de balada y luego continuó en su ritmo festivo habitual. Mientras se proyectaban divertidas imágenes de la Mona Lisa que sin salir de su cuadro se iba disfrazando de mil maneras a cada cual más explosiva.
Cuando introdujo 'Pare' ("Padre", cantada en catalán) dio un auténtico discurso sobre los problemas medioambientales "No pensaba cuando escribí está canción hace 50 años que ahora viviríamos esto". Qué gran interpretación y qué tremenda emoción... 
Y llegó 'Mediterráneo' a ritmo de medio tiempo. Otro homenaje a ese mar bonito que languidece.
Los bises llegaron con 'Aquellas pequeñas cosas', que Serrat quiso que el público cantase. Y finalmente, interpretó, 'Cantares' con el público cantando "caminante no hay camino, se hace camino al andar"... Enorme y larguísima ovación final de más de cuatro minutos, con todos los músicos en el centro del escenario. 'Palabras de amor', cantada en catalán, y 'Penélope' para el que parecía el broche final.
Pero antes del adiós, Serrat recordó los sitios donde ha cantado aquí.  "Teatro Gayarre, Baluarte, Anaitasuna, Plaza de toros, Club Natación y ahora el Navarra Arena. Hemos compartido tantas y tantas horas de cariño. Ha sido un gusto haberles conocido". Y se despidió definitivamente con 'Fiesta'.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE