Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Balance

La Red de Teatros de Navarra sumó más de 93.000 espectadores en 2021

Se realizaron 742 funciones y se invirtieron más de 1.800.000 euros en programación

Ampliar Escena de 'Tránsitos', espectáculo de teatro-danza de la compañía navarra Amico Teatro
Escena de 'Tránsitos', espectáculo de teatro-danza de la compañía navarra Amico Teatroander iribarren 
Actualizado el 31/01/2022 a las 20:30
La Red de Teatros de Navarra bajó el telón de 2021 con un “gran éxito” en programación y público: se ofrecieron 742 funciones de artes escénicas profesionales a las que asistieron más de 93.000 espectadores.
Esta cifra de asistencia supone el 35% de la población total de los 32 municipios asociados a la Red que disponen de datos. Actualmente, la entidad engloba a 34 municipios que suman 9.970 butacas en sus espacios escénicos, destinados a atender a una población de 268.219 habitantes.
En un contexto poco favorable debido a la pandemia, la Red invirtió más de 1.800.000 euros en programación de artes escénicas profesionales. Apenas un 23% menos se destinó en 2020 (1.434.000 euros), año en que el confinamiento obligó a paralizar la actividad cultural a lo largo de la primavera.
Ese volumen económico no corresponde únicamente a las aportaciones municipales, ya que mucha de la actividad realizada en los municipios viene cofinanciada por las convocatorias del Gobierno foral, a través de programas impulsados desde el INAEM (Instituto Nacional de las Artes Escéncias y de la Música) o desde la propia Red.
A pesar de que la mayor parte de los teatros asociados a la Red son espacios de proximidad, que dan cabida a todos los usos culturales necesarios para los ciudadanos —salas de usos múltiples, bibliotecas o salas de exposiciones, entre otros—, están apostando cada vez más por una amplia y variada oferta de títulos profesionales de calidad.
“A ello contribuye la coordinación entre diferentes ayuntamientos para programar un mismo espectáculo en un mismo fin de semana, consiguiendo así un ahorro en los costes, tanto de caché como de coordinación y difusión”, explican desde la Red.
En total son 17 los ayuntamientos que en 2021 programaron más de 20 funciones profesionales de artes escénicas, 12 municipios los que programaron más de 10 funciones y 3 los que apenas llegaron a las 10 funciones profesionales de artes escénicas.
Apoyo a las compañías navarras
El apoyo al sector local, a las compañías profesionales navarras, ha sido una de las “grandes apuestas” de la Red de Teatros. Las 328 funciones realizadas por compañías navarras suponen el 44% de todas las funciones profesionales programadas en 2021. Además, 124 funciones se ofrecieron en euskera.
Analizando la programación por disciplinas, en 2021 el teatro sigue siendo la actividad más programada: sus 463 funciones suponen el 62% del total. Le sigue la música con 181 eventos (el 24% del total); 71 actuaciones colocan a la danza en tercera posición, rozando el 10% de la programación, y el último lugar lo ocupa el circo con un 4% de la cuota que suponen sus 27 funciones.
La Red de Teatros aclara que, “si bien no podemos considerar a 2021 como un año habitual, pues la mayor parte de los meses hemos contado con reducción de aforos, sí que lo valoramos como un año de programación plena, ya que no hemos tenido que cerrar nuestros escenarios en ningún momento”.
“Eso sí, la limitación de aforos ha hecho que en muchos casos hayamos tenido que colgar el cartel de localidades agotadas”, señalan desde la entidad.
Las cifras aportadas por la Red de Teatros intentan reflejar “cuánto de importante es el tejido cultural en la actividad económica de nuestras localidades y de toda la Comunidad foral”.

Escasas suspensiones y más entradas de última hora

Los programadores culturales han tenido que adaptarse a la evolución de la pandemia. Nora Bengotxea, responsable de programación de la Casa de Cultura del Valle de Aranguren, comenta que la reducción de aforos “nos ha obligado a programar algunas funciones en dobles pases para poder atender a la demanda del público”. Además, determinados formatos (teatro para bebés con los niños sobre el escenario o café-teatro) “han tenido que ser repensados para adaptarnos a la situación sanitaria”.
Bengotxea asegura que no han tenido que cancelar ninguna función por confinamientos de las compañías: “En noviembre optamos por retrasar un espectáculo infantil que se celebrará en marzo, ya que varias aulas de un colegio de la localidad estaban confinadas. Siendo este el público objetivo de la propuesta, vimos más adecuado el aplazamiento”, cuenta.
Betisa Anda, responsable de programación del Centro Cultural Iortia de Alsasua, asegura que desde que comenzó la sexta ola de la pandemia no han tenido que suspender ni aplazar ninguna de las funciones programadas: “Hemos tenido una ocupación del 100% en casi todas”, confirma. En 2021, Alsasua programó 28 funciones profesionales, 11 más que el año anterior.
Ana Zardoya, responsable de programación del Auditorio de Ribaforada, percibe la tendencia a posponer la compra de entradas al último momento. “Solemos ofrecer bonos para espectáculos familiares o de adultos, pero quitando al público que compra estos bonos, se están vendiendo más entradas durante la última semana”, comenta. “Si alguien nos justifica que tiene covid, le devolvemos las entradas, aunque tampoco ha habido muchos casos”.
El Auditorio de Rifaborada abrió sus puertas en septiembre de 2020, en plena pandemia. “El público que viene se siente seguro, porque casi todos repiten. Además, la gente te comenta que necesita salir de casa, reír y disfrutar”. Zardoya comenta que sólo han tenido que suspender una función, “la última del año 2021”, 'Zine Star', que se ha aplazado al próximo sábado, día 5.

Los mayores de 60 años abandonan las salas 

En general, el público percibe los teatros como espacios seguros, pero los programadores constatan que hay un sector de la población (a partir de los 60 años) que ha dejado de asistir.
Cuando se reabrieron los interiores de los teatros en septiembre de 2020, “el arranque costó un poco, ya que la gente tenía miedo al contagio”, cuenta Nora Bengotxea, de la Casa de Cultura Valle de Aranguren. “El público habitual fue volviendo a nuestras butacas. Además, la gente que antes no había venido porque sus alternativas de ocio eran otras, empezó a tenernos en cuenta y a acercarse. El público mayor de 60 o 65 ha sido el que más ha tardado en volver”.
Ana Zardoya, del Auditorio de Ribaforada, constata que se está produciendo un cambio en el tipo de público: “Los espectadores de más de 70 años han dejado de venir. Era un público fiel, que venía a todo. Sin embargo, ahora está empezando a venir un público nuevo, más joven, de 40 años para arriba. No es un público tan fiel, y está más interesado en espectáculos de humor o de monologuistas muy conocidos”. Desde el Centro Cultural Iortia de Alsasua, Betisa Anda también constata que “las personas mayores (en torno a 70 años) se han retirado”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE