Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Libros

Lorenzo Silva y Noemí Trujillo, una pareja muy "noir"

'La forja de una rebelde' es la segunda entrega de la saga protagonizada por la policía Manuela Mauri 

Ampliar Lorenzo Silva y Noemí Trujillo publican un nuevo libro protagonizado por la policía Manuela Mauri
Lorenzo Silva y Noemí Trujillo publican un nuevo libro protagonizado por la policía Manuela MauriEFE
  • EFE. Madrid
Publicado el 18/01/2022 a las 17:44
Lorenzo Silva y Noemí Trujillo, o Noemí Trujillo y Lorenzo Silva, tanto monta monta tanto si de lo que hablamos es de 'La forja de una rebelde', la segunda entrega de la saga protagonizada por la policía Manuela Mauri en la que la literatura vuelve a actuar como "juego y contrapeso".
Cuando el 14 de marzo se decretó en España el estado de emergencia la madre de Trujillo falleció, cuenta la coautura de esta novela (Destino); un suceso que, unido a esa nueva realidad de la pandemia, les permitió a ambos (pareja y padres de cuatro hijos) no sólo desarrollar la psicología de Manuela Mauri sino crear esta trama basada en un asesinato real que uno de sus amigos de la policía les contó.
"El primer libro fue muy fácil, nació de un cuento que escribió Lorenzo en 2016 y en cuanto me propuso hacer un libro me tiré a la piscina. Fue en la promoción de ese libro cuando sentí el peso de la saga, así que esta segunda entrega ha sido para mí un desafío por tener que asentar al personaje, pero también ha sido un desafío porque ha sido un ejercicio literario escrito durante la pandemia y tras la muerte de mi madre", afirma Trujillo.
Aunque, según reconoce Silva, no han querido hacer una novela de la pandemia, sino sobre cómo la literatura sirve para "levantar acta y testimoniar" porque, como demuestran en 'La forja de una rebelde', ésta actúa de "juego y contrapeso" -matiza Trujillo- para servir en bandeja no solo la intriga necesaria en este género, sino también la reflexión a una trama que arranca con el asesinato de un matrimonio en el que la hija, Carlota, se sitúa como la principal sospechosa.
Una joven inteligente que tiene como libro de cabecera '"La forja de un rebelde' de Arturo Barea, una suerte de guía vital para esta sospechosa de asesinato que utiliza además otra lectura como los 'Diez negritos' de Agatha Christie para jugar al despiste, por lo que este clásico marcará también los designios de la investigación de Mauri y sus inseparables compañeros Gallardo y Gutiérrez.
Y sobre Mauri, añade la también autora de novelas juveniles como 'Suad', la cuestión era afianzarla como "compañera de viaje" y como una mujer alejada de la imagen de "súper mujer, súper policía y súper madre". Por eso, en estas líneas veremos una Manuela que encaja sus fallos, que afronta la muerte de la madre de su mejor amiga como si de la suya se tratase y que afronta sus problemas sentimentales, familiares y de salud.
Asímismo, en 'La forja de una rebelde', con un claro homenaje a Barea, Silva y Trujillo también hacen un trabajo de reflexión sobre las relaciones entre padres e hijos, sobre todo en esos momentos de confinamiento en los que los móviles han sido motivos de guerras. Y de ahí escoger este libro que tiene como "idea profunda" la de abordar el "impulso natural como la manera de canalizar la rebeldía".
En cuanto a su manera de trabajar, la generosidad está servida porque si bien es Trujillo quien desarrolla el inicio, planteamiento de los personajes y nudo, Silva es quien se atreve con el desenlace. Eso sí, las "intervenciones" son siempre bienvenidas en esta pareja de escritores. "Estuvimos confinados juntos, así que teníamos mucho tiempo para hablar", bromea Trujillo.
"Me hace ilusión que a Lorenzo, con más 80 novelas publicadas, le sorprendan mis propuestas y cuando ves que son gratificantes él se reinventa porque me deja que haga este ejercicio metaliterario sin que parezca impostado", confiesa ella mientras Lorenzo afirma con la cabeza.
Con este segundo libro dedicado a su hija mayor, quien con 18 años se ha independizado "en plena pandemia", ambos también demuestran que no es necesario abusar de la "sangre" en las novelas policíacas porque para ellos lo importante es el "propio acto de matar".
A modo de conclusión, y ante la pregunta de si no pensaron en tirar de pseudónimo cuando arrancaron la saga con 'Si esto es una mujer', los dos afirman que no, que lo que realmente quieren es parecerse al matrimonio sueco de escritores formado por Maj Sjöwall y Per Wahlöö y poder escribir un total de 10 novelas sobre Manuela Mauri.
Pero, matizan, debido al volumen de trabajo no podrán publicar una al año, como sí hicieron los nórdicos, sino que se conforman con una cada dos años.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE