Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Blog

Inma Casas, el poder de la mente. ¡Ejemplar!

Perdió 84 kilos de peso en 15 años

Alimentarse bien con Javier Angulo
Alimentarse bien con Javier Angulo
DN
Actualizada 25/08/2020 a las 09:31

Inma Casas pierde 84 kilos de peso en quince años (sobrepasó los 150 kilos en el año 2005 con un índice de masa corporal superior a 60, es decir, una obesidad superextrema) y por motivos de salud se opera en febrero del 2015 (se prepara para la operación y baja 10 kilos, es decir, se opera con un índice de masa corporal de 56,1 lo que supone una obesidad de grado 4). Tras ello llega a los 80 kilos que los mantiene durante tres años, subiendo poco a poco el peso hasta los 86 kilos, momento en el que decide dar un nuevo paso.

¿Siempre has tenido un exceso de peso? Desde los 17 años.

¿Cuál ha sido tu peso máximo? 150 kilos daba en una báscula que tenía en casa y eso veía todos los días. Posiblemente sobrepasé ese peso, pero era el máximo que indicaba esa báscula.

Inma Casas, el poder de la mente.

¿Desde cuándo no pesas lo de ahora? No lo recuerdo.

¿Cuándo llevas a cabo tus primeras “dietas”? Decido llevar una dieta ovolactovegetariana a los 16 años, desde el año 1982. . ¿Pensabas que era una buena dieta? Hasta entonces no era obesa y pensaba que era una dieta muy saludable.

¿Te funcionó? No, no sabía realmente cómo combinar los alimentos y comencé a engordar y a engordar.

Supongo que abusarías del pan, del arroz, de la pasta, de las galletas, del queso, de los zumos, del picoteo, de lo dulce… ¿Es así? Así es Javier, era parte importante de mi dieta.

¿Qué operación te hiciste? Bypass gástrico. Una operación agresiva. Muy agresiva pero me funcionó. Mi estómago se redujo muchísimo y se limitó tanto su capacidad como la absorción intestinal.

Tras la operación, ¿qué dieta seguías? Ninguna, simplemente cuidados post-operatorios.

¿Por qué decides operarte? Porque mi glucemia sobrepasaba los límites y la hemoglobina glucoxilada estaba por las nubes. Mi doctor de cabecera me dijo que en breve debía inyectarme insulina y que engordaría más todavía por lo que decidí que tenía que buscar una solución. Estaba prisionera del peso, del miedo y no tenía calidad de vida.

¿Y qué ocurrió? Encontré la solución. Dejé todos mis ahorros en la operación y seguí con mis antiguos hábitos, aunque con una reducción importante de la ingesta puesto que enseguida me llenaba.

¿Qué pasó con el peso? Antes de la operación el médico me aconsejó reducir el peso y conseguí bajar a los 140 kilos. Tras la operación bajé progresivamente hasta los 80 kilos y logré mantener ese peso durante tres años, pero apenas comía y me encontraba con muy pocas fuerzas. Poco a poco el peso iba subiendo y el día 4 de noviembre del 2019 acudo a una conferencia tuya en el Instituto Plaza de la Cruz y fue allí donde despertó mi nuevo interés por la alimentación y comencé a enlazar muchas cosas de las que tú indicaste en la charla. Vi una lógica en todo lo que decías.

¿Ahí decidiste dar el cambio? Así es, al escuchar la charla que diste en el I.E.S Plaza de la Cruz el 4 de noviembre del año pasado adquirí tu libro y tras una profunda reflexión decidí acudir a tu consulta el día 3 de enero del 2020, es decir, dos meses más tarde. Pensé, “este va a ser un gran año” (Debí decirlo muy alto...porque vaya como vino)

Llegaste ese día con 86 kilos, un perímetro de cintura de 109 centímetros, 111 de cadera, 72 de muslo, un índice de masa corporal de 34,4, un porcentaje de grasa del 37,3% y muy poca energía. Y tras siete meses y medio has bajado 19.5 kilos de peso, 23 centímetros de cintura, 10 de cadera, 15 de muslo, tu índice de masa corporal está en 26,7, tu porcentaje de grasa en el 23% y te noto mucho más vital y optimista. ¡Impresionante! Y sobre todo en una persona con muchas dificultades para perder grasa. ¿Qué opinas? Que estoy encantada, Javier, y que cada día me encuentro mejor.

¿”Alimentarse con Sentido Común” qué te supuso? Ver la alimentación de otra manera, de una forma tan sencilla y lógica que me resultó fascinante.

Inma Casas, el poder de la mente.

¿Qué has aprendido respecto a la Nutrición? Que debo nutrirme, no sólo introducir “comida” a mi cuerpo, puesto que al final las carencias inducen a fatiga, que es lo que yo padecía.

¿Alguna anécdota que contar ante tal espectacular cambio? Todavía no me veo en el espejo y tiendo a coger tallas mayores cuando voy al armario, no termino de creérmelo.

¿Dónde comprabas la ropa? No había para mí, me la hacía mi madre. Supongo que pasaba de la talla 64. Mi talla actual es la 42.

¿Cómo te encuentras actualmente de energía? Fantástica, así no he estado nunca.

¿Y cómo te encontrabas antes? Derrotada, no veía un futuro, aunque quedan restos todavía emocionales que superaré poco a poco, pero todo ello está más diluido… Mi mente está mucho más clara.

¿Cómo te ves en el futuro? Con muchos proyectos y ganas de hacer cosas.

¿Tienes la sensación de “estar a Dieta”? En absoluto.

¿Te cuesta llevar este tipo de alimentación? Para nada.

Eres otra persona, mucho más vital. Un ejemplo a seguir para quien piensa que en edad menopaúsica bajar peso resulta muy complicado. ¿Qué tienes que decir al respecto? Que todo es posible creyendo y teniendo paciencia. Es una maravilla tener los conocimientos para aplicarlos en el momento que decides comer.

¿Qué se te quedó en mente de la primera conversación que tuvimos en consulta? Tu vitalidad a la hora de transmitir la información. Te vi muy seguro de lo que decías.

Inma Casas, el poder de la mente.

¿Limitas cantidades o eliges mejor los alimentos? No limito cantidades nunca. Como despacito y escucho a mi cuerpo.

¿Echas de menos algo que en tu anterior etapa consumías con frecuencia? He pasado un mono de dulce en febrero que superé. Ya ni lo recuerdo, pero ese mes lo pasé muy mal.

¿Qué consejos les darías a quienes estando en tu situación inicial quieren cambiar a mejor? Que jamás es tarde para diseñar un itinerario y tratar de cumplirlo.

¿Pesas lo que vas a comer? Nunca.

¿Te resulta fácil comer o cenar fuera de casa? Muy fácil.

Navidades, cumpleaños, salidas nocturnas, viajes… ¿Afecta ello a tu forma de comer? En absoluto.

¿Vas al baño con regularidad? Muy bien, varias veces al día.

¿Te hinchas tras las comidas? Antes de estar contigo sí que me hinchaba y tenía malas digestiones, pero tras seguir los principios del libro y hacer tus dietas jamás me ha vuelto a pasar.

¿Te mareas? No.

¿Disfrutas de la comida? Muchísimo Javier, muchísimo.

¿Sigues desde los 16 años con tu “dieta” ovolactovegetariana? Sí Javier.

¿Supongo que ahora tu Pirámide será la que indico en el Libro? Por supuesto, es mi guía.

Inma Casas, el poder de la mente.

¿Has descubierto nuevas recetas gastronómicamente sabrosas y saludables? Mogollón y las que me invento siguiendo tus indicaciones. Me encanta cocinar y uso especias a raíz de tus recomendaciones. Verduras, hortalizas, legumbres, semillas, frutos secos, huevos, lácteos fermentados, cereales salvajes, frutas, tofu, soja fermentada, infusiones, especias… dan para mucho.

Indico aquí un menú aproximado de tu nueva forma de comer, siguiendo los principios de una dieta de las características que quieres, es decir, una dieta ovolactovegetariana y con la finalidad de perder grasa.

Inma Casas, el poder de la mente.

Inma Casas, el poder de la mente.

De esta base piramidal, ¿qué cumples y en qué fallas? En general la cumplo aunque no hago ejercicios de fuerza que tú sueles recomendar. Eso sí, voy a todos los lugares andando. La gestión del estrés todavía me cuesta aunque voy mejor. Y respecto a la meditación todavía no he probado. Mi problema es el sueño reparador puesto que todavía descanso poco y no llego a dormir más de 5 horas. Por lo demás cumplo esta base.

Te recomiendo este sencillo programa de Fuerza, para que lo realices entre dos y tres días por semana.

Explica tu visión de la Nutrición en estos momentos. Que es la gran olvidada en esta sociedad y debería ser una asignatura esencial. Es importantísima para todos. Para mí la Educación en Hábitos debiera potenciarse en la Familia, más en la Escuela y mucho más en la Sociedad.

Yo suelo decir a mis jugadores y a cualquier atleta que dedica parte de su vida a prepararse para competir: “Hay que luchar mucho para conseguir poco, pero ese poco puede ser determinante”, “si te caes te levantas y si te vuelves a caer te levantas con más fuerza todavía” y ese es el camino que tú has llevado, pues como bien sabes “nadie regala nada”. A pesar de tener malos marcadores genéticos para perder grasa, has logrado tu objetivo porque “has creído, has luchado y has disfrutado en el trayecto”. Así es Javier, aunque tengo la sensación de que no me ha costado mucho. Ojalá hubiera sabido esto mucho tiempo antes, me habría ahorrado muchos disgustos.

Voy a terminar este artículo con un comentario que hace un par de meses me dejaste en la página de Facebook y la verdad que me encantó. "El viaje da comienzo con el primer paso”. Yo lo inicié al acudir a una conferencia tuya el cuatro de noviembre del pasado año. A partir de ahí planeé un objetivo. Diseñé un itinerario con la ilusión de un principiante frente a lo desconocido. Tenía entre mis manos tu libro y, al leer todos tus consejos, fueron para mí auténticos mapas por los que viajar. Hice el equipaje. Muy poco, por cierto. Sólo esfuerzo y compromiso. No se necesita cargar más la maleta. Hay que ir ligero de peso y así la mente nos acompaña positiva de la mano. Este viaje deseo no llegar a terminarlo nunca. Me has enseñado a ver paisajes escondidos, a disfrutar de los sentidos, y ahora que llevo tras de mí ya muchos kilómetros recorridos, todo se ha traducido en salud, en que nunca es tarde si lo deseamos. Si nos decimos a nosotros mismos: "yo soy capaz" EL DESTINO MERECE LA PENA. He recuperado mi salud, aún me queda mucho por aprender, pero solo puedo darte las gracias, Javier Angulo Fernández. Yo tenía las alas y tú pusiste el viento.

¡Ejemplar Inma Casas

Inma Casas, el poder de la mente.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE