x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
DN Running Dudas y consejos
DN Running Dudas y consejos

15 razones por las que hacer ejercicio

DN running

15 razones por las que hacer ejercicio

Actualizada 09/03/2017 a las 18:47
Etiquetas
A+ A-

 


 

Muchos son los que hacen ejercicio con la intención de bajar peso. Algunos lo consiguen y otros no. Y es que ésta no debe ser la razón principal por la que realizar ejercicio físico. Es cierto que la práctica de actividad física va a mejorar muchos aspectos relacionados con la salud y con la condición física pero respecto al peso digamos que el ejercicio incide sobre todo estimulando la musculatura y va a ser “la dieta” correctamente estructurada la que va a ayudar a perder de forma paulatina el exceso peso y de grasa corporal. Así que, cuando alguien viene a la consulta con la intención de perder peso y pide una recomendación sobre cuál es el ejercicio más adecuado para conseguirlo, la respuesta es: “el que más te llene, el que te divierta, el que te alegre la vida y te enganche” puesto que el ejercicio moderado y frecuente tiene muchos beneficios relacionados con la salud y con la calidad de vida, mucho más allá que la pérdida de peso (miles y miles son los que realizan deporte prácticamente a diario y tienen un excedente de peso graso, por lo tanto no hay una incidencia clara en este aspecto).

Estas son las 15 razones por las que recomiendo realizar ejercicio de forma moderada y frecuente al menos 2-3 días por semana.

1- Para acercarnos a un estado de salud óptimo. La capacidad funcional del que se mueve a diario es mucho mayor de quien tiene un estilo de vida sedentario. Está demostrado que el movimiento da vida a nuestras células.

2- La práctica regular de actividad física incrementa las cualidades físicas (fuerza, potencia, equilibrio, flexibilidad y resistencia) y todas son entrenables y mejorables.

3- El ejercicio mejora la edad funcional, es decir, la que mide la capacidad de una persona para funcionar de forma eficaz en el ambiente que le rodea, donde la fuerza y el resto de las capacidades físicas tienen mucho que decir. Todos conocemos a alguien que con 50 años tiene un nivel físico mejor que muchos de 30, gente que con más de 75 años corre maratones y otros que con esa edad son totalmente dependientes para realizar sus tareas más cotidianas. La salud de una persona mayor debería medirse en términos de función más que de enfermedad y la práctica de actividad física en una persona mayor se asocia a una disminución en el riesgo de varias de las enfermedades crónicas vinculadas al envejecimiento.

4- Mejora el sentimiento de bienestar. El estado anímico de quien realiza deporte con frecuencia es mucho más positivo y existe también un importante efecto ansiolítico en todo aquel que realiza actividad física de intensidad moderada.

5- Reduce la pérdida de masa muscular. Con el entrenamiento de fuerza se incrementa la masa muscular y la masa ósea, además hay estudios que indican que también se reduce la masa visceral. El entrenamiento de fuerza produce a medio plazo una mejora en la funcionalidad y ello a cualquier edad. A edades avanzadas hay pérdidas de equilibrio por pérdidas de fuerza y en muchas ocasiones con fracturas óseas, por lo que no estaría de más que en esas edades se trabajase la fuerza al menos un par de días a la semana.

6- El ejercicio regular puede mejorar la tensión arterial y el perfil lipídico. Está más que demostrado que reducir la cintura (con una alimentación individualizada y adaptada a cada caso particular) e incrementar la condición física produce beneficios en varios parámetros bioquímicos relacionados con el metabolismo de la glucosa y con el metabolismo de las lipoproteínas.

7- Incrementa el gasto en reposo. El músculo es un tejido metabólicamente muy activo y el entrenamiento de fuerza favorece el desarrollo muscular. Tener más músculo incrementa el gasto en reposo y permite un aumento de todos los parámetros relacionados con la capacidad funcional.

8- Aporta vitalidad. Quien practica ejercicio de forma frecuente y con intensidades moderadas y adaptadas a su edad y a su nivel de condición tiene mayor energía y además eso lo transmite.

9- Aquellos que poseen buena condición física, aunque tengan sobrepeso, tienen mejores parámetros en morbilidad y mortalidad. Está demostrado que las personas que tienen niveles más bajos de fuerza tienen más probabilidades de padecer un síndrome metabólico y aquéllos con muy baja condición física tienen una altísima probabilidad de padecer enfermedad crónica y mortalidad. Ya existen evidencias que indican que la baja condición física mata más que el tabaco, la obesidad, la diabetes, incluso la hipertensión.

10- Los que han perdido peso lo pueden mantener con mayor facilidad si se adhieren a un programa de ejercicio físico. Debo recordar que perder peso es saludable si se hace bien, pues son muchos quienes reducen su peso corporal con importantes pérdidas de masa muscular y recuperar músculo es muy costoso y ello se agrava mucho más con la edad, puesto que para conseguir un kilo de músculo en ocasiones es necesario seguir un programa de fuerza de al menos 2 días por semana durante un tiempo de 6 meses.

11- Los que hacen ejercicio habitualmente poseen mayor flexibilidad metabólica (http://www.diariodenavarra.es/blogs/dn-running-dudas-consejos/2015/04/17/flexibilidad-metabolica/) y ello les permite un uso más eficaz de los diferentes macronutrientes que dispone.

12- Quienes hacen ejercicio aumentan la producción de factor neurotrófico cerebral (BDNF), que tiene un efecto muy positivo sobre la plasticidad cerebral y la cognición, aumentando las conexiones sinápticas, la diferenciación y el crecimiento neuronal. Este factor permite la supervivencia de las neuronas ya existentes. La expresión aumentada de BDNF inducida por el ejercicio podría ayudar a incrementar la resistencia al daño y la degeneración, haciendo que esta proteína sustente el crecimiento, la funcionalidad y la supervivencia neuronal. Este hallazgo se suma a la gran cantidad de argumentos existentes en favor de la práctica regular de actividades físicas, siendo muy beneficiosas, por ejemplo, en aquellosniños con dificultades deaprendizaje ya que el BDNF facilitaría los procesos relacionados con la adquisición de uncomportamiento, con la consolidación de un aprendizaje, con la mejor retención, con la evocación de la información, actuando también positivamente en la formación de lamemoria. En el caso de padecer estrés crónico o excesivo, el daño causado juega un rol fundamental en la atrofia hipocampal asociada con depresión. Y el ejercicio moderado es un antiestrés.

13- La práctica de ejercicio regular y a intensidad moderada ayuda a la expresión de varios antioxidantes endógenos. El cuerpo incrementa la producción de estos protectores contra el daño oxidativo con el simple hecho de realizar actividad física moderada entre 2 y 3 días a la semana.

14- Está demostrado que el ejercicio regular protege frente a varias de las enfermedades más asociadas con el envejecimiento celular, es decir, el sobrepeso visceral, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, algunos tipos de cáncer e incluso varias de las patologías degenerativas. El ser humano está programado para moverse y el movimiento da vida, expresa muchos genes vinculados con la regeneración de las células.

15- El ejercicio es el mejor fármaco para reducir el inevitable deterioro que se produce con los años. El entrenamiento regular es el arma más eficaz para retrasar la discapacidad y producir mejoras tanto a nivel físico, cognitivo e incluso en el estado anímico. La edad no perdona y una buena prescripción de ejercicio, sobre todo de fuerza, una alimentación adecuada y adaptada a cada uno y un descanso reparador son los tres mejores fármacos que deben recetarse para que al menos la caída sea menos pronunciada. No es lo mismo la condición física de una persona con 30 años que con 40, 50, 60 o 70 años, pero el ejercicio y los hábitos pueden mejorar la calidad de vida y la imagen de esas personas, al menos la que en un principio nos viene en mente. Los hay con más de 40 años que tienen un cuerpo de atleta profesional y unos niveles funcionales óptimos y los hay con menos de 30 años con una enorme obesidad y la funcionalidad de una persona 25 años mayor.

Con todos estos beneficios no queda otra que recomendar a todo el mundo la práctica regular de actividades físicas. Tanto el entrenamiento cardiovascular como el entrenamiento de fuerza van a proporcionar innumerables mejoras en el campo de la salud, así que todo aquel profesional relacionado con el mundo sanitario debería prescribir este fármaco en la dosis adecuada y siempre adaptado a cada paciente, teniendo siempre en cuenta el principio de la variabilidad individual.

Para quien va a un gimnasio y tiene el tiempo justo (entre 30 y 45 minutos) y quiere trabajar varias cualidades físicas recomiendo un circuito de este tipo que es sencillo, rápido y eficaz. Al finalizar el circuito podría incluir un trabajo cardiovascular a intensidad moderada (remo, bici, cinta, elíptica, step,.) de 10 minutos de duración.

 

 

Y espero que, tras la lectura de este artículo, cuando alguien decida realizar ejercicio no lo haga para perder peso sino para obtener los innumerables beneficios que su práctica regular y cotidiana provocan en el organismo. La grasa se quita con un sistema nutricional adecuado y la forma y otros tantos beneficios a nivel orgánico se consiguen con un programa de ejercicio individualizado y practicado al menos 2-3 días por semana. Que quede claro que el entrenamiento bien planificado y bien ejecutado permite mejorar la condición física y la “dieta” bien estructurada es la determinante para la pérdida de peso y de grasa corporal.

Un saludo a todos los lectores y desearos como siempre lo mejor.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra