Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Brotes coronavirus

Sanidad descarta promover nuevas restricciones nacionales

Sánchez apuesta por “solapar” grupos de vacunación para acelerar la inmunización

Numerosas personas esperan para vacunarse en Barcelona
Numerosas personas esperan para vacunarse en BarcelonaEFE
  • Melchor Sáiz-Pardo
Actualizado el 12/07/2021 a las 08:55
El Gobierno central no moverá ficha. Al menos por el momento. El Ministerio de Sanidad dejó claro ayer a las comunidades que no tiene intención de promover nuevas restricciones a nivel nacional para tratar de atajar la quinta ola a pesar de las presiones de algunas autonomías y las recomendaciones de sus propios técnicos. Unos especialistas de la Ponencia de Alertas que esta semana han reclamado al equipo de Carolina Darias que inste a las administraciones regionales a decretar el cierre inmediato de todos los locales de ocio nocturno e, incluso, que han propuesto al Ejecutivo central que estudiara la posibilidad de restablecer el toque de queda.
Pero el mensaje de Sanidad, Moncloa y del propio Pedro Sánchez este miércoles fue bien diferente: el marco legal y normativo actual es suficiente. El discurso del Gobierno pasa por convertir las vacunas en el centro de todo, ya que la clave para frenar el avance del virus es acelerar al máximo la inmunización de los grupos más jóvenes. “Una vez cubierto y protegido a las generaciones más vulnerables deberemos solapar la vacunación de distintas edades para proteger a los que sufren mayor incidencia, que es la gente joven”, apuntó Sánchez desde Letonia. “Las vacunas son la mejor arma que tenemos”, apuntaló Darias desde Madrid.
Con estas premisas, la ministra esquivó en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) cualquier debate y se limitó a ratificar que el Gobierno no se plantea un nuevo decreto de estado de alarma, que sería la única fórmula legal, según ha certificado el Tribunal Supremo en las últimas semanas, para limitar la movilidad nocturna.
El Gobierno de Castilla y León fue el que en el cónclave lideró las presiones para que el Ejecutivo central apruebe un nuevo decreto de alarma que dé cobertura a las autonomías para ordenar toques de queda llegado el momento. Pero la propuesta del Ejecutivo de Alfonso Fernández Mañueco tuvo un no rotundo por parte de Sanidad, que también se opuso en redondo a la otra petición de ese gobierno: la de recuperar el uso de la mascarilla en exteriores que dejó de ser obligatoria hace menos de dos semanas. Una marcha atrás que no ven con malos ojos otros ejecutivos como el catalán o el vasco, que han animado en las últimas horas a sus ciudadanos a seguir con el tapabocas en los espacios públicos.
"NO SE PRECIPITÓ"
Darias insistió en todo momento en que el Ejecutivo “no se precipitó” cuando aprobó el fin de los tapabocas. “Solo se puede dejar de usar la mascarilla en espacios muy concretos: al aire libre con distancia de 1,5 metros, cuando el riesgo de propagación es mínimo o inexistente”, apostilló, al tiempo que defendió que fue una medida “tremendamente prudente” a pesar de que días después se desató la quinta ola.
Pero aún así, Carolina Darias no se salió del guión que el martes ya marcó Pedro Sánchez desde Tallín cuando aseguró que “no es necesario aprobar nada más que lo que está acordado por el Ministerio de Sanidad con las comunidades”. “Hay un amplio elenco de medidas” a disposición de las autonomías, reiteró mientras daba a entender que la mayoría de las comunidades se encuentran satisfechas con el actual marco normativo y no quieren nuevas herramientas. La ministra, en cualquier caso, eludió las preguntas sobre por qué su departamento ha decidido hacer caso omiso al criterio de sus propios expertos que le demandaban el endurecimiento coordinado de medidas como el cierre de todo el ocio nocturno en el conjunto del país.
Así las cosas, la ministra comunicó oficialmente a los consejeros autonómicos que Sanidad no tiene entre sus planes unificar restricciones para tratar de frenar la fuerte escalada de la incidencia entre los más jóvenes. O sea, que no habrá una “propuesta de país”, como la definió el Gobierno de Murcia, otra de las comunidades autonómas críticas por la negativa de Sanidad de unificar criterios para tratar de frenar la nueva embestida del virus.
volver arriba

Activar Notificaciones