Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El corredor que se desvaneció en la San Silvestre relata su experiencia

  • Ángel Mari Zabalza Escalad (Kiko)
Publicado el 22/01/2022 a las 07:49
Llegó el día 31 de diciembre, para mí uno de los mejores días del año. Mucha ilusión por correr la San Silvestre de Pamplona-Iruñea, como lo he hecho los últimos treinta y tres años. El plan era perfecto: la carrera, unas cañas con los amigos, y a cenar con la familia. Llegué a la salida, allí me junté con mis amigos korrikalaris, abrazos, risas, chascarrillos… vamos, lo de siempre. También estuve con mi sobrino Eneko, que tiene catorce años y me saca media cabeza, es un gran triatleta. Empezó la carrera, todo normal, entré en meta, y ahí se torció todo. Cuando me dirigía al coche sufrí una arritmia (muerte súbita) y me desvanecí. En ese momento empezó mi buena suerte, porque me caí en la mejor ciudad del mundo rodeado de la mejor gente y más solidaria.
A partir de aquí, sólo quiero agradecer infinitamente su ayuda a todas las personas que estuvieron allí: a las enfermeras Elena Lizarazu, Maite Brieva y su compañera, a la traumatóloga María Garralda, al cardiólogo Oscar Alcalde, ¡Qué nivel y qué lujo! A quien me vio caerme, quienes llamaron al 112, quienes iniciaron las maniobras (RCP), quien llamó a “los munipas”... En definitiva, a todos/as los/las que contribuyeron a que llegara a ingresar en Urgencias con las constantes vitales correctas. A Policía Municipal de Pamplona por su profesionalidad, al personal sanitario de DYA y al del Hospital Universitario de Navarra (en este caso, de Urgencias y Cardiología). También quiero dar las gracias a toda la gente que se ha preocupado y ha sufrido por mí, a la gente del atletismo popular, a Beste-Iruña, a mis compañeros/as de Hiru-Herri (mi equipo), a toda la gente de Arre (mi pueblo) y de Ezkabarte (mi valle), de Villava, Huarte, etc. A mis amigos/as, a mi familia, siempre al lado como una piña, y, sobre todo, a mis tres chicas que son lo más grande que tengo. Mil gracias a todas y todos, eternamente agradecido. Eskerrik asko bihotz-bihotzez.
volver arriba

Activar Notificaciones