Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Si quieres participar en los espacios para el lector de Diario de Navarra, envíanos tus cartas o fotos

Normas de participación Envía tu carta

Paletos

  • Aitor Castañeda Zumeta
19/02/2020

Las últimas palabras de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, son ya una constante en el discurso de la derecha española: las señas de identidad locales y regionales son tolerables si no dan el salto a la política. A partir de ahí, son “paletismo”, eso de lo que, según ella, sufren sobre todo leoneses y navarros. Lo dice una alta representante de un partido que estuvo coaligado a la UPN durante años; todo lo que tiene el PP en Navarra, lo tiene gracias al regionalismo. Es más: la razón de ser del navarrismo es netamente política, ya que no solo se sustenta sobre la identidad cultural -lengua, costumbres, etc.-, sino en el sistema administrativo que les es propio y muy anterior a la Constitución. Curiosamente, vemos ahora cómo es la misma UPN la que niega a Navarra su derecho a asumir competencias plenas para la policía foral -reivindicación genuinamente suya-, manifestándose incluso con aquéllos que desean que Navarra no mantenga ni siquiera su convenio económico. Asimismo, los 'populares' afean a sus concejales leoneses que están votando a favor de la creación de una nueva autonomía, y que lo han hecho, por conciencia, en contra de lo impuesto por su partido. Éstos últimos y los primeros son “paletos”, y en anteriores ocasiones, catalanes, vascos y valencianos “lo peor de España“, según la misma Díaz-Ayuso. Me gustaría preguntarle a la Sra. Ayuso si la creación de la Comunidad de Madrid, que ella gobierna y nadie pidió, no fue un acto de paletismo; si la bárbara rebaja fiscal que ha planteado allí a las grandes rentas en desmedro de otras tampoco lo es; o si la búsqueda de las diferencias en España solo se justifica por el dinero. Si además de todo ello, los nuevos adalides de la derecha persisten en insultar incluso a los de su propia casa, despídanse los de Casado de no ser absorbidos por una extrema derecha cada vez más pujante. Van camino de ello.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
Buscar otras cartas


volver arriba