Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Turismo ecuestre

Navarra al galope, rutas y posadas

El turismo ecuestre cabalga a buen ritmo por tierras navarras. Todas las posibilidades paisajísticas que ofrece la Comunidad foral, unidas a su rica historia y su tradicional gastronomía, se unen para despertar este tipo de turismo, que combina sabiamente deporte, naturaleza y cultura, a lomos del caballo. Con esta premisa, nace Posadas Ecuestres. Un producto que ofrece alojamiento al jinete y al caballo, además de una red de rutas guiadas con formatos adaptados al GPS. además, descubrimos algunos de los apasionantes senderos que permiten disfrutar del turismo ecuestre en nuestra comunidad.

Vídeo posadas ecuestres
Vídeo posadas ecuestres
Navarra, al galope
alt
Vídeo posadas ecuestres
  • Conocer Navarra
Actualizada 24/03/2021 a las 17:27

(Reportaje publicado en la revista Conocer Navarra nº 35 con fecha junio de 2014. Textos de CAROLE ESLAVA y fotografías de JESÚS CASO)

 

Tiene todas las ventajas del turismo tradicional, pero con un encanto añadido. El turismo ecuestre permite disfrutar del entorno, sin renunciar al placer de montar a caballo. Una alternativa atractiva, ya que está íntimamente ligada al deporte, a la naturaleza y a la gastronomía y, por lo tanto, a la esencia de Navarra.

Con el fin de fomentar y dar respuesta a la demanda creciente de este tipo de turismo, nació, a finales del año pasado, Posadas ecuestres. Una iniciativa particular de diversos especialistas de esta modalidad, que cuenta con el apoyo de la Federación Navarra de Hípica.

Se trata de un producto turístico que cuenta con cinco establecimientos homologados para cubrir las necesidades de los jinetes y el cuidado de los caballos, en sus recorridos por los caminos de Navarra. Además, el proyecto ofrece diversas rutas diseñadas por expertos en la materia, que permiten descubrir parajes espectaculares, a lomos de los jamelgos.

La Hospedería de Leyre, la Casa Rural Mendiburu de Osinaga, los campings de Isaba y de Urbasa y el Hotel Ayestarán, en Lekunberri, ya se han sumado a esta iniciativa, abierta a nuevas incorporaciones.

De este modo, todos los locales cuentan con prados cercados y cuadras, para atender a lo animales. “Lo que más le preocupa al jinete es que su caballo esté seguro. Así que decidimos acondicionar los establecimientos y homologarlos según el modelo francés y alemán, que ofrece paquetes turísticos con posadas, guía, rutas y caballo y que cuenta, además, con la cooperación entre los diversos agentes del sector. Por otro lado, el hecho de contar con el sello de la Federación navarra y el apoyo del departamento de Turismo del Gobierno de Navarra, es garantía de calidad del producto”, afirma Rubén Aguado Sánchez, responsable de la marca.

Posadas ecuestres constituye, además, una iniciativa pionera en España. “No existe una experiencia que combine en un mismo marco alojamiento para jinete y su cabalgadura y a la vez perfiles para disfrutar de los atractivos de la naturaleza. Sí hay ideas similares, pero no todo en uno”, apunta Aguado.

 

EL TURISMO ECUESTRE, MÁS ACCESIBLE

En el mundo hay 20 millones de personas que practican el turismo ecuestre. De ellas, seis millones viven en Europa.

En España, sin embargo, no existe la tradición que exhiben otros países europeos. “Sigue habiendo una concepción muy clasista de la monta a caballo, que casi siempre se identifica con la doma y el salto. Sin embargo, en el resto de Europa el mundo del caballo está muy cercano a la población en general”, señala Aguado.

Por su parte, Lupe Aguerre, una de las responsables de la Hípica Arbayún, se muestra de acuerdo: “Allí, el caballo es como aquí la bicicleta”. Ante esta coyuntura, la red Posadas es un paso para fomentar el turismo ecuestre local que, a pesar de no estar tan extendido como en el resto de Europa, cuenta con un importante nicho de mercado. “Posadas ecuestres encuentra su desarrollo en el potencial de aficionados en Europa, en especial de Francia, Inglaterra y Alemania”, afirma Aguado. En esta línea, los impulsores del proyecto están dando pasos para formar y acreditar a guías especializados.

Además, a raíz de la creación de la marca, los gerentes de los establecimientos asociados han recibido formación sobre el cuidado de los caballos, para acreditarse como Posada Ecuestre. Todo ello, orientado a obtener “un servicio de calidad, que pueda resultar competitivo respecto a otros países”, asevera Aguado.

En este sentido, también destaca la labor de la Federación Navarra de Hípica, que colabora también con las iniciativas de la Federación Española para promocionar la marca 'Turismo ecuestre de España' en el mercado europeo.

 

EL ENCANTO DE LEYRE

La Hospedería Leyre siempre ha estado ligada al mundo ecuestre gracias a su oferta de visitas guiadas a caballo para niños y adultos, a cargo de Alfredo Goya, guía ecuestre titulado por la Federación Española de Hípica. El entorno del monasterio también alberga una escuela de equitación, gestionada asimismo por Alfredo Goya, que permite a los interesados en turismo ecuestre aprender las bases de este deporte y cualifican al jinete para poder cabalgar en el exterior y disfrutar de rutas que requieran mayor experiencia.

Ahora, la hospedería –como parte de Posadas Ecuestres– cuenta con una campa delimitada al aire libre provista de agua y pienso y de un lugar específico para guardar los enseres del caballo. Asimismo, dispone de un espacio cubierto con los útiles necesarios para lavar y cepillar al animal. “Además de todos los servicios que ofrecemos para atender a los caballos, también ayudamos a los jinetes en lo que precisen para completar la ruta: les preparamos picnic, les gestionamos el transporte necesario en caso de que requieran trasladar a los caballos de un lugar a otro...”, detalla Isabel Carrillo de Albornoz, directora de Turismo del monasterio de Leyre.

Además, todas estas posadas cuentan con los servicios complementarios de herradores o veterinarios, a disposición de los jinetes. “Puede ocurrir que necesiten cambiar una herradura o atender a un caballo que ha sufrido un cólico, por ejemplo. En ese caso, les facilitamos el contacto de los profesionales adecuados para solucionar su problema”, comenta Carrillo de Albornoz.

Desde que se adhirió a la marca Posadas Ecuestres, la hospedería ya ha alojado a un grupo de franceses, de entre 10 y 12 personas, que viajaba a caballo. “Estamos contentos. Al final, esta es una iniciativa beneficiosa para todos, que contribuye a potenciar este tipo de turismo”, resume.

Un punto a favor con el que cuentan establecimientos como el suyo reside en los puntos de interés cultural ubicados en los alrededores, como el propio monasterio de Leyre o el Castillo de Javier, que otorgan un valor añadido al paisaje y sirven como reclamo turístico para los visitantes a caballo.

En el caso del monasterio, además, existe un aliciente que se suma a la belleza de su arte románico: los cantos gregorianos, entonados por los monjes que allí habitan. “A los franceses les chifla”, apunta Carrillo de Albornoz.

Por último, la Hospedería no olvida cuidar la gastronomía para que los visitantes puedan deleitarse con los sabores de nuestra tierra. “Ofrecemos una cocina tradicional, a partir de materia prima de calidad. Solemos prepararles degustaciones especiales con platos típicos de la zona, como la torta de txantxigorri o el licor de Leyre de 37 hierbas. Por otro lado, ofrecemos esturión y caviar de alto nivel cocinados con el método iraní, que obtenemos de la piscifactoria de Yesa”, concluye.

 

VIAJE HASTA LEKUNBERRI

El Hotel Ayestarán, en Lekunberri, cuenta con una larga tradición ecuestre, ya que posee caballos propios desde su fundación hace más de cien años. De hecho, uno de los gerentes del establecimiento es Paco Ayestarán, un experto caballista y actual campeón navarro de Raid.

Este hotel, regentado por la tercera generación de la saga familiar, siempre ha apostado por el encanto rural en sus habitaciones y la cocina tradicional navarra de temporada en sus platos. Pero no se queda ahí. También cuenta con prados y una cuadra para hospedar a unos visitantes muy especiales: los caballos. Asimismo, dispone de artículos específicos para atenderlos, como una lavadora especial para limpiar sus mantas.

De momento, el hotel ha contado con dos grupos de turistas ecuestres desde que se puso en marcha la iniciativa. Uno de ellos, integrado por cuatro personas, pernoctó en Semana Santa, mientras que otro, formado por siete jinetes, lo hizo durante el puente de mayo. Ambos procedían de Gipuzkoa, lugar donde comenzaron la travesía. “En este caso, todos ellos vinieron con caballos propios. Hicieron las rutas programadas alrededor del hotel, donde pudieron admirar la sierra de Aralar y los hayedos”, detalla María Jesús Ayestarán, gerente del establecimiento. Y añade: “Nos dijeron que repetirían”. De momento, este verano, ya esperan a grupos procedentes de Bilbao y Barcelona.

Atendiendo a estas cifras, desde el Hotel Ayestarán se muestran satisfechos con el producto. “Tener caballos da un toque elegante al espacio, lo hace más bonito. Además, cuando te has dedicado toda la vida a ello es más fácil dirigirte a este tipo de clientes, porque les hablas en su idioma”, concluye.

 

HASTA EL VALLE DE JUSLAPEÑA

Isabel Navarlaz, gerente de la Casa Rural Mendiburu (Osinaga), decidió participar en la iniciativa por diversos factores. “En primer lugar, es importante poder atender a nuevos perfiles de clientes. Y el turismo ecuestre nos parecía una actividad interesante, cuyas demandas no requerían grandes inversiones”, explica. “Por otro lado, la casa Rural se encuentra a tan sólo cinco kilómetros de la Hípica Añezcar, lo que nos permite contactar con guías o gestionar el alquiler de caballos en caso de que sea necesario”, señala. De hecho, el club Hípico suele utilizar los alrededores del hotel para dar paseos a caballo con sus clientes, ya que se trata de un entorno apacible, en el valle de Juslapeña, rodeado de bosques y cercano tanto al valle de Ultzama como de Pamplona.

 

LA EXPERIENCIA, EN UN CAMPING

Los campings son otro modelo de alojamiento adscrito a Posadas Ecuestres. Concretamente, son dos los que ofrecen los diferentes servicios asociados a la marca: Isaba y Urbasa. “El año pasado, antes de ponerse en marcha esta idea, ya recibimos una decena de grupos, todos ellos vascos y franceses, que utilizaron los terrenos del camping para dar descanso a sus caballos”, explica Ana Beriáin, presidenta de la asociación de Hostelería de Navarra y socia del camping de Urbasa. Por ello, la empresa no dudó en apuntarse a la iniciativa.

Actualmente, las instalaciones están acogiendo la construcción de boxes especiales para atender a los animales, con un cerramiento al aire libre y un pastor electrificado que mantenga a los caballos cien por cien seguros.

Todo este servicio se completa con extensas praderas, ideales para ir de ruta, ya que permiten cabalgar muchos kilómetros, sin atisbo de carreteras.

 

RUTAS MUY MEDIDAS

Además de alojamientos homologados, Posadas ecuestres ofrece diversas propuestas de itinerarios circulares alrededor de los locales, orientadas por formatos GPS (ficheros tipo Klm o gpx) y mapas que se pueden descargar desde la web www.posadasecuestres.com.

Las rutas han sido diseñadas por un guía ecuestre con más de 30 años de experiencia, un coronel del ejército, experto en cartografía militar, y personal informático especializado. Un equipo perfecto, para conseguir “las referencias más exactas posibles”, señala Aguado.

Para acceder a ellas, solamente es necesario darse de alta con un usuario y una contraseña. Un trámite gratuito, que servirá para que las propias posadas tengan una base de datos para enviar promociones y ofertas.

Las rutas, clasificadas según el nivel de dificultad, cuentan con una distancia no superior a 40 kilómetros, para no superar las exigencias de resistencia propias de los jinetes. Están pensadas para quienes viajan con sus propios caballos, pero también para quienes deseen alquilar los cuadrúpedos. En ese caso, el alquiler para un día puede rondar los 40 o 50 euros.

Por otro lado, existe la posibilidad de contratar un guía ecuestre para acompañar a los jinetes en las excursiones, con un precio de alrededor de 100 euros al día (con posibles descuentos) tanto para orientar a los expertos, como para enseñar a montar.

“No se trata de batir récords de ningún tipo. La idea es disfrutar del paisaje, con tramos variados y estimulantes, de manera segura”, aclara Aguado. De este modo, cada recorrido encierra una información muy completa, que indica detalles como el paso que debe llevar el jinete (al trote, al galope...) o si existe un tramo en el que es necesario bajarse del caballo. En cualquier caso, cada ruta circular dispone de 'waypoint' para ­realizar cualquier cambio.

 

MIRANDO AL FUTURO

De momento, solo existe una travesía lineal dentro de Posadas Ecuestres que une la Casa Rural Mendiburu, en Osinaga con el Hotel Ayestarán, en Lekunberri. Una idea, la de unir dos o más establecimientos que, según Aguado, se irá desarrollando con el tiempo, con el fin de ampliar las posibilidades de realizar travesías más largas. “También estamos pensando en organizar actividades complementarias para quienes no montan, como la visita a la Foz de Lumbier o paseos en calesa”, apunta Aguado.

 

OTRAS RUTAS ECUESTRES: NAVARRA, EL PEQUEÑO CONTINENTE

La ruta de las cañadas navarras es la única que recorre Navarra de norte a sur, uniendo el Irati con las Bardenas. Diseñada por los guías ecuestres Alfredo Goya (Equinavarra), Rafael Martínez (Hípica Doshaces, en Figarol) y Patxi Vidondo (Hípica Arbayún), no está adherida a Posadas Ecuestres, pero cuenta con la colaboración de hoteles, casas rurales, ayuntamientos y restaurantes, a lo largo de todo el camino.

La travesía, de seis días, cuenta con un recorrido trazado a lo largo de 215 kilómetros, perfectamente delimitado en jornadas de cinco o seis horas. “Nosotros mismos hemos preparado el camino y abierto pasos para los caballos”, apunta Lupe Aguerre, copropietaria de la Hípica Arbayún.

Recientemente, diversos operadores alemanes han viajado para conocer a fondo esta senda de contrastes y programarla como oferta turística a sus clientes. “Se quedaron maravillados. Decían de Navarra que era un pequeño continente, que empieza con hayas y níqueles y acaba en desierto”, comenta Aguerre. “Y tienen razón, porque en seis días recorres paisajes muy diferentes, con una fauna y una flora de lo más variopinta...”, confirma. “Además, les ofrecemos platos típicos de la cocina navarra y la posibilidad de visitar cualquier monumento o punto de interés cultural que pueda interesarles a lo largo del camino”, explica.

Una de las ventajas de esta ruta es que ofrece un servicio 'a la carta', ya que permite variantes en los días y en el recorrido, según las preferencias de los interesados.

Por otro lado, “es posible realizar la ruta con caballo propio o alquilarlo a la hípica. Los jinetes no tienen que preocuparse de nada, más que de disfrutar del paseo. Nosotros asumimos toda la labor logística: transportar los equipajes, gestionar las reservas en los alojamientos, ofrecer servicios de herraje si fueran precisos...”, detalla Aguerre.

Eso sí, se trata de un producto dirigido a jinetes expertos, preferiblemente de entre cuatro y 12 personas aproximadamente, quienes viajarán acompañados por un guía. Con estos alicientes, este recorrido ha sido seleccionado y homologado por la Real Federación de Hípica de España, como una de las grandes rutas para ofertar en el mercado internacional.

 

RUTAS DEL MEDIEVO

Un viaje a caballo por las rutas milenarias del viejo reino de Navarra. Esta es la propuesta de Equinavarra, una empresa que promueve el turismo activo y cultural, pero a caballo. 'Las rutas del Medievo' es un producto que ofrece recorridos por todos los pueblos medievales de Navarra y Aragón. La idea no sólo implica cabalgar por los caminos que los unen, sino que permite al jinete sumergirse en la historia y el arte que encierran estos dos antiguos reinos. “Entrar en un pueblo medieval a caballo es una sensación única”, expresa Alfredo Goya, uno de los responsables de Equinavarra. Por ello, la iniciativa incluye la compañía de dos guías; uno ecuestre y otro, cultural. “Se trata de recorridos a la carta, circulares o lineales, que pueden durar de dos a siete días, según las preferencias del cliente”, apunta.

La ruta completa recorrería los pueblos de Leyre, Javier, Sos del Rey Católico, Sangüesa, Cáseda, Gallipienzo, Ujué, San Martín de Unx, Aibar y Olite. Un recorrido que permite descubrir los secretos de lugares tan emblemáticos como el castillo de Olite, la ermita de San Zoilo, el santuario de Ujué, el castillo de Javier o el monasterio de Leyre, además de toda la Sangüesa monumental o el Aibar medieval.

Todo ello, enmarcado en un paisaje estimulante, donde los bosques, sierras, olivares y viñedos conviven con antiguas calzadas romanas y puentes medievales, que también encierran grandes hitos del pasado. “Además de toda la muestra de arquitectura medieval que estructura el camino, cualquier rincón que recorremos esconde una anécdota o leyenda. Por ejemplo, al traspasar la frontera de Aragón, en el cauce del río, estamos pisando el terreno por donde, siglos atrás, los árabes accedieron al Pirineo”, explica Goya.

Además de contar con guías expertos en la materia, las rutas están respaldadas por los ayuntamientos de las localidades y por establecimientos que ofrecen servicios de alojamiento y hostelería para los jinetes y caballos, a lo largo de su periplo.

La iniciativa, que vio la luz en enero de este año, ya ha contado con dos grupos participantes, formados por jinetes catalanes y locales, respectivamente. “Queremos entrar en el mercado francés, porque sabemos que les encanta nuestra tierra”, señala Goya. En este caso, la primavera y el otoño son las épocas más propicias para realizar esta ruta, que nos remite a la época de los castillos, los caballeros andantes, las damiselas y los príncipes, la cítara y el laúd, las lanzas y las armaduras...

 

DOS RUTAS 'MADE IN' POSADAS ECUESTRES

1. Monasterio de Leyre 

Se trata de una ruta circular de aproximadamente 41 km, con tramos variados entre carreteras locales, trechos asfaltados, pistas, caminos y alguna senda peligrosa. Por su parte, la altitud del recorrido varía desde los 410 metros hasta los 926, alcanzando la máxima cota en el tramo Leyre–Lumbier.

De este modo, la ruta discurre por tres lugares emblemáticos de Navarra, turísticos y culturales, como son el Monasterio de Leyre, la Foz de Lumbier, el Castillo de Javier y las poblaciones de Lumbier, Liédena y Yesa, próximas a la Autovía Pamplona/Jaca.

Durante el trayecto, existen puntos de fácil acceso para diferentes vehículos durante todo el recorrido y cobertura telefónica.

El recorrido tiene previsto el aparcamiento del Monasterio de Leyre, con espacio suficiente para el acarreo de los remolques de transporte equino. Además, se encuentra bordeado por zonas donde pueden pastar los animales, durante la carga y descarga de remolques y el trasiego de material.

2. Ruta Olza 

Esta ruta cuenta con más de 21 kilómetros de recorrido, que discurre entre carreteras locales, caminos, pistas y algún tramo de senda. El recorrido varía desde los 410 m hasta los 552 metros de altitud, alcanzando la máxima cota entre el WP (waypoint) 19 y WP 22. En algún tramo en concreto, además, llega hasta el 22% de pendiente máxima y –24 de mínima.

El paisaje de campos de cultivo, sobre todo de cereal, y la presencia de los pueblos Olza y Lete, miradores privilegiados de las alturas de Echauri y las estribaciones de la Sierra de Andía, son un auténtico regalo para los sentidos, que culmina con la visión de las ruinas de la ermita de San Bartolomé, 'a caballo' entre el románico y el gótico. En este caso, también se puede disponer de cobertura telefónica y de puntos de fácil acceso a vehículos durante casi todo el recorrido.

La ruta finaliza en el club hípico Añezcar, con todos los medios suficientes y espacios para el estacionamiento del ganado y acarreo en los remolques de apoyo.

 

A CABALLO POR LA SELVA DE IRATI

Este verano, por primera vez, se podrá vivir la experiencia de pasear a caballo por uno de los espacios naturales más espectaculares de Navarra: la Selva de Irati. La junta del valle de Salazar está trabajando en la actualidad en la regulación de los usos de este enclave. Una de las primeras apuestas fue la creación de un centro BTT, gracias al cual los amantes de la bicicleta disponen de todas las comodidades para disfrutar de este deporte. El próximo paso se dará en los meses de julio y agosto, cuando se ponga en práctica la experiencia pionera de ofrecer paseos a caballo dentro de la propia Selva. Alfredo Goya y Pedro Pablo Ruiz, ambos guías titulados por la Federación Española de Hípica, van a ser los encargados de poner en marcha esta iniciativa. El segundo de ellos lleva trabajando en actividades ecuestres en la zona desde hace un tiempo. Sus caballos descansan en las campas ubicadas a los pies de Abodi, cerca de Ochagavía. “Hasta ahora, ofrecía paseos para jinetes con cierta experiencia, que llevan desde el Pirineo hasta la Zona Media. Ahora lo completaremos con estos paseos por el interior de la Selva de Irati, para los cuales no será necesario contar con experiencia. Serán paseos de iniciación”, explica Pedro Pablo Ruiz. En esta experiencia piloto, en principio para los meses de verano, se introducirán cada día seis caballos que permanecerán en un lugar visible para los turistas. “Llevaremos los caballos junto a la Virgen de las Nieves, así que estaremos en pleno corazón de Irati. Si la experiencia es positiva, pensaremos en alargar la experiencia al otoño. En esa estación, la Selva de Irati es un lugar espectacular”, puntualiza Alfredo Goya.

 

 

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE