Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Turismo

La Foz de Lumbier, santuario natural de Navarra

Refugio de buitres leonados y quebrantahuesos, sus paredes verticales alcanzan los 150 metros de altura

Vista de la Foz de Lumbier desde uno de sus túneles
Vista de la Foz de Lumbier desde uno de sus túneles
CEDIDA
Actualizada 26/08/2020 a las 07:47

De entre todos los parajes naturales con que cuenta Navarra, las foces son sin duda uno de sus mayores espectáculos. La de Lumbier, en concreto, es una garganta estrecha surcada por el río Irati y declarada reserva natural que dibuja un paisaje agreste de incalculable belleza. Se sitúa al este de la Comunidad foral, al lado de la localidad que lleva el mismo nombre.

Las características geológicas del entorno y el aislamiento a través de los siglos han conservado este impresionante cañón. Su singular vegetación, que se extiende y viste la foz a lo largo de los escarpados roquedos, ha hecho de este cañón el hogar de grandes rapaces. De ahí que sea un lugar ideal para los aficionados a la observación de aves.

Refugio de buitres leonados y quebrantahuesos (estos, más difíciles de ver), sus paredes verticales alcanzan los 150 metros de altura. En su entorno también conviven otros animales, como los zorros, jabalíes, tejones y alimoches, y una flora rica formada por quejigos, coscojas, tomillo, espliego y ollaga, que visten las paredes de roca caliza.

La característica distintiva de Lumbier con respecto a otras foces de España tiene que ver con la posibilidad de recorrerla: el visitante puede atravesar sus 1.300 metros de longitud por la vía verde que discurre al lado del río y al pie de los acantilados, un entorno que anuncia las primeras estribaciones del Pirineo oriental navarro. Durante ese paseo, uno de los mayores placeres consiste en dejarse llevar por el rumor tranquilo de las aguas y el sonido de las chovas.

CÓMO LLEGAR Y RECORRER LA FOZ DE LUMBIER

Para llegar a la foz de Lumbier, deberemos desplazarnos desde la localidad del mismo nombre y dejar el coche en el aparcamiento situado a escasos metros del acceso a la garganta, que está muy señalizado. A partir de aquí, existen dos posibilidades para recorrerla:

  • La vía verde: discurre al pie de los acantilados y tiene una longitud de 2,6 kilómetros. El camino está señalizado, avanza parejo al río y atraviesa la roca a través de dos túneles, de 167 y 206 metros de longitud, que no cuentan con luz artificial. Al final, podemos contemplar los restos del Puente del Diablo, del siglo XVI, con un arco elevado 15 metros sobre el río.
  • Sendero local: está señalizado con marcas de color verde, color blando y postes de madera. Rodea la foz por las laderas y el camino de vuelta se hace por el interior de la garganta. Es más largo, se extiende por espacio de unos seis kilómetros.

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE