Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tecnología

La caída de WhatsApp, Facebook e Instagram revela la debilidad del sistema sobre el que se asienta la red

Facebook ha perdido un 7,74% en Wall Street en los últimos cinco días, y más de un 13% en el último mes.

¿Hay vida más allá de WhatsApp?
Símbolos de WhatsApp y Facebook ARCHIVO
  • Colpisa
Publicado el 06/10/2021 a las 06:00
Este 4 de octubre pasará a la historia por ser uno de los peores días en la vida de Mark Zuckerberg. El mismo día que se reveló la identidad de la empleada de Facebook que había filtrado documentos internos muy comprometedores para la compañía, esta red social sufrió junto WhatsApp e Instagram la peor caída total de su historia reciente.
Muchos expertos en informática no dudan en achacar el fallo a un error humano. Twitter ocupó el lugar de refugio para expresar opiniones y quejas mientras que el apagón digital de seis horas de duración y que afectó a 3.500 millones de usuarios provocó que a la empresa de Zuckerberg se le esfumaran 5.000 millones de euros.
 Facebook ha perdido un 7,74% en Wall Street en los últimos cinco días, y más de un 13% en el último mes.
¿Por qué se produjo el gran apagón? El fallo global tuvo su origen en los sistemas de dominio (DNS), es decir, los que traducen direcciones IP, difíciles de recordar, a dominios más fáciles de memorizar y que todos usamos, como por ejemplo facebook.com, así como al llamado BGP (siglas en inglés de Protocolo de Puerta de Enlace) uno de los sistemas que se utiliza en la red para llevar lo más rápido posible el tráfico a donde se necesita. Dos elementos que son en gran medida la base de cómo funciona internet. 
"Cuando se borran las tablas de enrutado es imposible llegar a ti. Las apps no saben encontrar el camino. Un ejemplo fácil es que si quiero ir de Madrid a Berlín y se borran las carreteras, no puedo llegar", explica Rafael Merino, tecnólogo y experto en gestión de servidores. Los BGP serían las señales que indican por qué localidades debes pasar para poder llegar a la Puerta de Brandenburgo. "Los caminos hacia Facebook y hacia lo que éste ejecuta ya no existían", ilustra.
"Internet es una red de redes, y hace uso de grandes routers que tienen a su vez enormes listas actualizadas de las posibles rutas que se pueden usar para llevar un paquete de datos desde el origen al destino", detalla.
La interrupción, que ocurrió sobre las 17.40 horas del lunes y se restableció a las 23.45 de la noche, tuvo un efecto dominó debido al cambio de configuración de los routers troncales que coordinan el tráfico de la red entre los centros de datos de la compañía. "Facebook se borró a sí mismo por accidente. Las rutas de internet de la empresa fueron retiradas por error durante el mantenimiento", explican desde Cloudflare.
¿POR QUÉ LA INCIDENCIA DURÓ TANTO?
"Los sistemas internos están todos en el mismo lugar y por ello el diagnóstico y resolución del problema se retrasó. No solo afectó al acceso desde el exterior sino a la propia plataforma de comunicación interna", expone Eusebio Nieva, director técnico de Check Point, un proveedor conocido por sus productos de cortafuegos.
"Para solucionarlo enviaron de urgencia un equipo hasta su datacenter con el objetivo de restaurar una copia de las rutas BGP, propagándolo al resto del mundo con la nueva configuración", expone Merino.
Los expertos descartan que tras el suceso se hayan borrado cuentas o vendido datos a terceros y tampoco ven detrás la mano de piratas informáticos. "El problema no tuvo nada que ver con un ataque, en caso de una intrusión hubiera sido otro tipo de fallo", aclara Nieva. "Descartamos una ofensiva interna y es muy improbable que esta caída haya dejado expuesta alguna vulnerabilidad nueva", apunta Josep Albors, director de investigación y concienciación de ESET, una firma de seguridad informátic.
Los expertos, con todo, creen que se trata de un fallo común en la red de redes, pero que amplifica su magnitud cuando golpea a los gigantes tecnológicos. Un problema que pone el foco en la excesiva dependencia de los servicios de internet a nivel mundial.
En julio, un fallo en los servicios de la compañía estadounidense de contenidos en la nube Akamai provocó interrupciones en Airbnb, Playstation Network, Steam o BBVA, entre otros. Más notable fue el problema en la red de distribución de contenidos Fastly, que en junio dejó paralizadas a Amazon, Reddit, Chartbeat, Spotify, plataformas de streaming como Twitch o importantes diarios digitales. La acción inocente de un cliente activó un error de software que permanecía oculto en un programa informático y causó la caída generalizada. Estos incidentes, así como la caída de los servicios de Alphabet (Google, Gmail y Youtube) el pasado diciembre han puesto en relieve la vulnerabilidad de las conexiones digitales y la debilidad del sistema sobre el que se asienta la red.
El apagón dio que hablar en la calle, desde los comentarios de adolescentes desesperados tras quedarse cortocircuitados, a los que sostienen que la caída tenía que haber durado muchas más horas para no estar tan atado al soniquete del 'guasap'. Mientras los psicólogos no descartaban brotes de angustia por el 'aislamiento' digital, un dirigente político se congratulaba de haber podido ver sin interrupciones a Gary Cooper en 'Solo ante el peligro', que La 2 emitió la noche del lunes.
volver arriba

Activar Notificaciones