Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gastronomía

Casa Lola gana la IV Semana de la Croqueta de Navarra con su 'TheCecina' de chuleta

La plata fue para el Baserriberri y su croqueta de pulpo y el bronce lo recibió el Nuevo Anaita, que sólo lleva abierto cuatro meses, con una de jamón, la más clásica de todas. Ambos consiguieron, además, otras dos menciones. 

Casa Lola recoge el primer premio
Carlos Corral, de Casa Lola, situado en Tudela, recoge el primer premioNahum
Actualizado el 28/09/2021 a las 16:18
Fue la última que probó el jurado. Después de doce croquetas el olor a chuleta inundó la mesa donde se estaba celebrando la final de la cuarta edición de la Semana de la Croqueta en la Cooperativa de Hostelería. Ya había una ganadora. “Hemos valorado principalmente su sabor, que hayan defendido tan bien la identidad de su producto”, explicaba Leandro Gil, cocinero de La Biblioteca del Hotel Alma Pamplona y miembro del jurado. “Y también nos ha gustado mucho la innovación de usar la propia grasa de la chuleta para hacer la bechamel”, añadió el chef de Tudela con una estrella Michelin.
La Semana de la Croqueta de Navarra está organizada por Harinas Urdánoz, la Asociación del Casco Antiguo y la Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (ANAPEH) y este año celebra su cuarta edición.
BASERRIBERRI SE LLEVÓ LA PLATA
El Baserriberri presentó su CroctOpus sobre una plataforma morada con forma de pulpo elaborada por ellos mismos en su impresora 3D. La cabeza del animal era la propia croqueta haciendo un guiño a su ingrediente principal: cabeza de pulpo, a la que le habían añadido jamón y puerro. “Un takoyaki pero versión croqueta” como explicaba Luken Vigo Echeverría, socio de Iñaki Andradas en el Baserriberri. “Los premios son siempre un subidón y son reconocimientos que te suben el ánimo, pero con todo el trabajo que tenemos casi no te da tiempo ni a celebrarlos”, contaba el chef con la mente ya puesta en la Semana de la Cazuelica. “Hemos vendido muchas croquetas durante la semana que ha durado el concurso y después del premio la mantendremos en la carta, claro”. Aunque no saben hasta cuando porque se les van acumulando todos sus pinchos premiados. El Baserriberri se llevó también la Distinción a la croqueta más creativa e innovadora. “Por el riesgo de combinar mar y montaña”.
NUEVO ANAITA, EL BRONCE
La más clásica, la de jamón que presentó el Nuevo Anaita, consiguió el tercer puesto. “Era la mejor bechamel de todas”, aseguró Gorka Aguinaga, cocinero del Iruñazarra, campeón de la última edición de la Semana de la Croqueta de Navarra y miembro del jurado. “Nos ha gustado que hayan apostado por una croqueta tradicional y haciéndolo además, tan bien”, añadió. El restaurante lleva abierto cuatro meses así que Javier Calvo Llorach, su jefe de cocina, se mostraba “ilusionado”. Consiguieron también la Distinción a la croqueta más clásica y tradicional.
MÁS PREMIOS
La Vieja Iruña se llevó el premio al Mejor punto de fritura “porque el rebozado era perfecto”. Hasta Puente la Reina viajó el premio a la Máxima cremosidad. Lo consiguió el Bar Garés con su melosa croqueta de carrilleras. Y el mejor maridaje lo hizo el Centro Cívico de Allo con la arriesgada propuesta de completar su croqueta de ajoarriero con el tinto Inurrieta 400 de Bodegas Inurrieta uno de los patrocinadores del certamen junto con Aceite Urzante, Lacturale y Cooperativa de Hostelería, y con la colaboración de Gobierno de Navarra y Ayuntamiento de Pamplona.
El punto de color de la mañana lo pusieron desde el Bar Zokoa que quisieron aprovechar la presentación de su croqueta de ciervo para trasladar a los presentes a su bar de la Rochapea. En tiempo de brujas llamaron a su preparación y como tal ambientaron el lugar. Consiguieron la mención especial del jurado. No por los inciensos, si no por “el riesgo que conlleva hacer tan bien una croqueta con caza y además, acompañada de un escabechado de ciervo muy bien cocinado”.
Croqueta ganadora, de Casa Lola
Croqueta ganadora, de Casa Lola Nahum

"Nuestra croqueta es difícil y compleja de entender"

Carlos Corral Tudela venía ya desde Tudela pensando que era “fundamental” poder explicar al jurado la elaboración de su croqueta. Y pudo hacerlo. Y fue importante sí. Y ganó el primer premio de la Semana de la Croqueta. “Es difícil y compleja, no la hemos recomendado para niños, no entra fácil, te deja en la garganta el característico amargor del jamón bueno. Sabores fuertes propios de la maduración que saltan a los quince segundos de probarla y que continúa mucho tiempo después”. Y el jurado valoró todo esto y también la complejidad de utilizar la propia grasa de la chuleta para elaborar la bechamel. Y Corral estaba ayer feliz recibiendo el premio. “Un premio compartido con Iñaki Garrido y Dani González, los que más se han implicado con este tema, los que han estado ahí en este año complicado, siempre a mi lado”, explicaba sincero. Un premio que se va a Tudela “donde nos toca pelear de una manera diferente a Pamplona”.

volver arriba

Activar Notificaciones