Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cara a cara

Pamplona, sin Carta de Capitalidad

La aprobación de la nueva ley de Haciendas Locales deja a Pamplona sin la Carta de Capitalidad, que se traduce en una menor financiación. El alcalde de la ciudad y la portavoz socialista discrepan sobre la nueva realidad.

Ampliar Cara a cara: Enrique Maya y Maite Esporrín
Cara a cara: Enrique Maya y Maite Esporrín
  • Diario de Navarra
Actualizado el 25/03/2022 a las 18:26

Enrique Maya: “Nos quitan el dinero del bolsillo para dárselo a otros”

Asistí el pasado jueves al Parlamento para ver en directo cómo PSN, Geroa Bai, Bildu, Podemos e IE asestaban el golpe definitivo a la Carta de Capitalidad de Pamplona, que este año precisamente hubiera celebrado su 25 aniversario.
El Gobierno de María Chivite y Adolfo Araiz (EH Bildu) han decidido, de manera unilateral y sin tan siquiera escuchar a Pamplona, acabar con la singularidad que, como capital de Navarra, teníamos hasta ahora, especialmente por los numerosos servicios que prestamos y que son utilizados por un alto porcentaje de población de Navarra, sobre todo de la comarca. Se pretende justificar este ataque a Pamplona con falsedades como nuestra insolidaridad histórica con Navarra o que la financiación municipal ya no va a estar pensada solo para Pamplona.
Nos insultan cuando afirman que durante 25 años Pamplona ha sido insolidaria con Navarra. Basta recordar la cantidad de suelo que Pamplona ha cedido, gratis, para nuevos equipamientos regionales o nuestra aportación de parcelas para la política de vivienda foral o la puesta a disposición de Navarra de nuestros servicios para políticas sociales, como ha ocurrido recientemente con la pandemia o ahora con la catástrofe humanitaria de Ucrania.
La justificación de que las cartas de capitalidad son modelos del pasado se contesta por sí misma. La tienen casi todas las capitales regionales y las que no la tienen la están negociando.
No existe ningún informe que justifique la derogación de la capitalidad. Y cuando no hay razones objetivas, solo cabe pensar en las puramente políticas que, a mi juicio, no son otras que las de empobrecer Pamplona por imposición de Bildu, porque ya se sabe que Navarra será más débil si su capital lo es. Un paso más en su sueño separatista.
No podemos olvidar los efectos económicos de esta sectaria decisión por la que somos el único ayuntamiento al que se le reduce la financiación.
La bajada respecto al año 2021 ronda los dos millones de euros, que sumando la subida prevista por IPC se aproximan a los seis. Pamplona va disponer de seis millones de euros menos para gastos como limpieza, mantenimiento de zonas verdes y espacios públicos, escuelas infantiles o servicios sociales. Nos quitan el dinero del bolsillo para dárselo a otros justo ahora que Navarra dispone de un enorme presupuesto, de casi 5.000 millones de euros.
Esta pérdida de ingresos nos obliga a exigir al Gobierno de Navarra que nos financie, o asuma, servicios que le corresponde prestar a él y que hasta ahora los pagaba Pamplona bajo el paraguas de la capitalidad.
Con este objetivo, he solicitado a la presidenta Chivite, sin éxito, la creación de una Comisión de Transferencias. Si hasta ahora no he tenido ninguna oportunidad para el diálogo, y mucho menos para el acuerdo, espero tenerla ahora para minimizar los efectos económicos para Pamplona de esta derogación.
Y si esto no ocurre, si se nos cierra la vía del acuerdo entre administraciones, solo nos cabe recurrir a instancias judiciales para que determinen qué servicios de los que ahora prestamos le corresponde hacerlo al Gobierno.
Pamplona va a conocer con detalle esta situación y para ello pondremos en marcha desde Navarra Suma una campaña de comunicación dirigida a los ciudadanos sobre las consecuencias de la supresión de la Carta de Capitalidad.
Y no puedo terminar sin referirme al papel de EH Bildu, PSN y Geroa Bai de Pamplona que en lugar de defender su ciudad se han plegado a sus partidos. Pasarán a la historia como aquellos que aplaudieron que a Pamplona le arrebatasen su Carta de Capitalidad. Triste papel.
Enrique Maya Miranda. Alcalde de Pamplona

Maite Esporrín: “Una polémica artificial, creada a modo electoralista”

La Carta de Capitalidad de Pamplona continúa inmersa en una polémica artificial, creada de modo electoralista y tramposo por parte de Navarra Suma. Por eso, con el objetivo de combatir el intento de confundir y emborronar del alcalde Maya, creo conveniente señalar una serie de puntos claros que defiende el PSN en este asunto.
Como portavoz del grupo municipal socialista, siempre querré que Pamplona reciba el mayor número de fondos posible, pero el reparto local debe ser justo para todos. Esto último es lo que persigue el nuevo modelo del Gobierno de Navarra, orientado a una adjudicación económica equitativa, solidaria y sostenible con todos los municipios, que ha sido aprobada por mayoría en el Parlamento.
Debemos recordar que muchos municipios han incrementado en los últimos años su población y que los ingresos no habían acompañado hasta ahora a dicho incremento, algo imprescindible para poder prestar servicios a todas esas nuevas personas.
Unido a esto, y para demostrar el carácter demagógico y falso de las declaraciones de Maya, también tenemos que mencionar el dinero que entra en nuestra ciudad desde otras vías, como pueden ser las subvenciones del propio Gobierno de Navarra, atacado constantemente por Navarra Suma debido a su obsesión por destruir toda aquella institución donde ellos no gobiernan; las del Gobierno de España, a través de distintos ministerios; o los fondos europeos, donde se han añadido recientemente también los Next Generation.
Todo esto se materializa en una cantidad nada despreciable de ingresos para Pamplona, con la que el equipo de Gobierno podría llevar a cabo medidas en beneficio de toda la ciudadanía, construyendo un espacio de convivencia más sostenible para todos y todas. Sin embargo, la ofuscación de Maya y sus concejales está llevando a la ciudad a una paralización constante, en favor de su lucimiento personal de cara a unas futuras elecciones.
Reclamamos a Navarra Suma que se ponga a trabajar, que abandone el ataque y los despropósitos en los que se ha instalado, que deje de una vez por todas la vía unilateral y que solo utilice el dinero público para mejorar la ciudad y la vida de las y los pamploneses. Porque, como recordarán, recientemente Maya pretendió buzonear la posición política de su partido a través de una campaña financiada con el dinero de toda la ciudadanía. Por suerte, tras las críticas del PSN y el resto de la oposición, logramos que no se utilizara dinero público para su propaganda partidista. Hay que recordar que este escándalo venía después de otros como la contratación a dedo del bufete de abogados del hermano de la concejala María Caballero.
Asimismo, en su última comparecencia, Maya optó por abrazar teorías conspirativas con las que meter un miedo infundado a la población. Pero sus cuentos están llenos de lagunas y sus falacias se caen por su propio peso, porque ni Pamplona va a perder su estatus ni va a cambiar la organización territorial por una modificación solidaria para los municipios de nuestra Comunidad. Es más, él único responsable de que Pamplona se quede sin proyectos de ciudad, como es el caso de Sarasate, o pierda mejoras en la movilidad, como la reurbanización de Pío XII, es Maya, por sus incumplimientos y su falta de diálogo. Por último, y ya para dejar claro lo que el alcalde emborrona, hay que señalar de modo diáfano y transparente que la capitalidad de Pamplona no está ni ha estado en ningún momento amenazada. Frente a la confusión, el PSN continuará ofreciendo certezas, compromisos y trabajo a Pamplona.
Maite Esporrín Las Heras. Portavoz Grupo Municipal Socialista de Pamplona
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora