Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pasen a la historia de su propia estupidez

El abuelo de un buen amigo se declaraba “antinapoleónico”. Lo decía muy ufano, hinchando pecho, cuando Franco pastoreaba España y se llevaba aquello de “los rojos no llevaban sombrero”. Entre los columnistas también hay mucho héroe extemporáneo. Como aquel que cerraba su texto con un ultimátum: “No lo diré otra vez: este es mi último y definitivo aviso al Pentágono”. Nunca faltaron héroes de plástico espumado que abomban el torso ante sus espejismos. Es muy fácil detectarlos, se indignan a menudo sin arriesgar nada. Pongamos un ejemplo. Muy cerca de donde vivo hay un paso subterráneo de autopista. En una pintada hecha con espray, los alegres muchachos de Atzavara escribieron: “Pueblo antinazis”. Claro, es lógico, siempre que doy una caminata con el perro debo estar alerta para no toparme con una patrulla de las SS en un recodo del bosque. Por aquí es lo habitual. No hay nada más rentable social y políticamente que disparar al sol de vez en cuando. Otro ejemplo. Las juventudes de Sortu, llamadas Ernai (“Germinar”), la han tomado con las cruces, símbolo que identifican con el franquismo. Dedican sus esfuerzos a derribarlas y a colgar fotografías en las redes. Su penúltimo derribo fue la cruz del monte Baruntza de Andoain. Les daré una idea. Si de verdad quieren dar un golpe de efecto germinativo y total, les animaría a derribar la estatua al Sagrado Corazón que corona el monte Urgull de San Sebastián. Méritos no le faltan: fue diseñada por el escultor Federico Coullaut-Valera en 1950 y por, ¡atención!, el arquitecto Pedro Muguruza, autor del Valle de los Caídos. En fin, franquismo por todos los cuatro costados, a pesar de que el arquitecto comparta apellido con el cantante de Negu Gorriak. Vamos, muchachos, no se me amilanen, nomás derríbenmelo, pasen a la historia de su propia estupidez, es decir, sean antinapoleónicos, antinazis, qué sé yo, antiastérix… Estoy seguro de que todo San Sebastián, qué digo, toda Guipúzcoa les hará la ola como merecen. Por héroes.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE