Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Ahora la vaca es el leitmotiv, el eje argumental"

Avatar del Jose María RomeraJose María Romera16/01/2022
Nos quejamos de los excesos en los que incurren las campañas electorales, pero lo cierto es que cada campaña es un ensayo de la siguiente. Por grotescos que nos parezcan los discursos y ridículas las puestas en escena, siempre vendrán otras que superarán sus desatinos. No hay que infravalorar la capacidad de los aparatos de propaganda para hacer caer aún más bajo a sus beneficiarios. Esta vez el nivel lo han puesto las vacas. No ha sido una simple fotografía con fondo agropecuario como en anteriores campañas, la del candidato junto al ganado para demostrar su apego a la tierra o con una alcachofa en la mano para conectar con el sentir popular. Ahora la vaca es el leitmotiv, el eje argumental, la clave de una discusión que partió de las declaraciones de un ministro a un periódico inglés engordadas por el bulo y la mala comprensión lectora entre el regocijo de la afición. A rumiar se ha dicho. Hasta el día de las elecciones en Castilla y León nos esperan momentos intensos, porque se está comprobando que en términos de rentabilidad el ganado vacuno es como el porcino: de él se aprovecha todo. Estos días los medios nos han vuelto a demostrar el potencial multiplicador de los pequeños sucesos cuando se los somete al adecuado tratamiento de elasticidad. Ni en los más disputados torneos de Wimbledon ha dado tanto que hablar el paso de un tenista. Si el enredo de Djokovic casi ha dado lugar a un conflicto diplomático internacional, ¿por qué las macrogranjas no van a determinar el curso de las encuestas y el consiguiente rumbo del debate electoral? Ya lo dijo Gracián: razones no de Estado, sino de establo. O, como reza el último eslogan: más ganadería, menos comunismo. Que es la versión actualizada de otra consigna difundida con éxito en una campaña anterior: más hostelería, menos socialismo. Ayer fueron las cervezas y ahora es la carne. El caso es que aquí tenemos de nuevo a los políticos imitando a sus caricaturas, pateando explotaciones ganaderas con un inusitado fervor animalista y recibiendo cursillos acelerados de ordeño y pastoreo. En fin, con estos bueyes hay que arar.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE