Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

PSOE y Podemos se preparan para un duro pulso presupuestario

Los dos partidos coaligados se preparan para un duro pulso en la elaboración de unos Presupuestos para 2022 en los que buscan dejar su impronta

Avatar del Editorial DNEditorial DN08/08/2021
La vuelta a la actividad política tras el parón estival se centrará en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado en la forma y en los plazos tasados. Una vez enfocado el conflicto catalán y abiertas las puertas a un proceso negociador, y tras el éxito de la vacunación masiva, la elaboración de las cuentas públicas del año que viene creará la herramienta que deberá conducir la reconstrucción del país tras la covid, incorporando las ayudas europeas, impulsando la obra de modernización y favoreciendo aquellas actividades que la UE se ha propuesto como meta de la pospandemia: digitalización, descarbonización, formación. Del éxito de esta reconstrucción dependerá la recuperación y consolidación por el Gobierno de su propia imagen, con vistas a intentar mantenerse tras las elecciones generales previstas para 2023. La finalidad de los Presupuestos 2022 será la de reconquistar el nivel de vida anterior a la pandemia, reparando las grietas de desintegración y desigualdad que ha dejado la segunda gran crisis del siglo XXI. Pero precisamente porque ello habrá de incluir ingredientes relevantes de política social, se augura un pulso inevitable entre PSOE y Unidas Podemos. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ya se ha ocupado de recordar a los suyos, con recado a sus socios socialistas, que tras haber vencido al grueso de la pandemia, llega el momento de desarrollar la agenda social. En otras palabras, no solo deberá el Gobierno pactar con sus socios menores para sacar adelante los Presupuestos sino que previamente la coalición deberá ponerse de acuerdo en su estructura general. El pacto PSOE-Unidas Podemos es bastante concreto y explícito pero la secuencia de las medidas es otra cuestión. La ley de vivienda no se ha aprobado todavía, y ahora está en manos de Raquel Sánchez, sucesora de Ábalos; Podemos quiere introducir en las cuentas públicas unas pinceladas de reforma fiscal progresista, con subidas del IRPF en rentas altas, y Calviño sólo quiere hablar de medidas expansivas este año. La reforma laboral todavía no ha conseguido el acuerdo social necesario… En definitiva, habrá mucho que debatir en la carrera hacia 2023 .
volver arriba

Activar Notificaciones