Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Contra el desgaste, triunfalismo"

Avatar del Editorial DNEditorial DN30/07/2021
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo ayer balance de la situación española tras este primer semestre del año con franco triunfalismo y sin un ápice de autocrítica. De creer a Sánchez, España sería el mejor país del mundo -medalla de oro- en vacunación, y sería espectacular el alto nivel de cumplimiento de sus promesas electorales, dato que habría sido corroborado por una docena de expertos que no especificó. En la lista de promesas cumplidas no están, desde luego, ni su política en materia de pactos -con Unidas Podemos, Bildu...-, ni su política de no indultos a los dirigentes independentistas condenados en el juicio del procés. Tampoco dejó pasar la ocasión para criticar al PP por su oposición “destructiva” en un momento crucial como el que atraviesa España y el mundo entero. Tras este mensaje, el líder de la oposición, Pablo Casado, cumplió también el rol previsto en la comedia del arte habitual: su catastrofismo le hizo decir que Sánchez ha firmado un pacto con el diablo, le atribuyó 40.000 muertes directas por la pandemia y le acusó de querer humillar a los presidentes de las comunidades autónomas haciéndoles acudir hoy a la Conferencia de Presidentes convocada cuando es conocido que se comportará con el habitual sectarismo. Como cabe imaginar, Sánchez culpó a Casado de bloquear las instituciones por su negativa a renovar los cargos constitucionales y el líder popular le devolvió el envite manifestando que él aceptaría siempre que los jueces elijan directamente a sus representantes. El espectáculo fue decepcionante para una ciudadanía que trata de salir como puede del atolladero de la crisis. Porque ni el buen ritmo de vacunación ni la llegada inminente de los fondos europeos pueden taparlo todo, fundamentalmente la falta de diálogo entre los principales partidos del país, cuya mayor responsabilidad recae en el presidente; ni los errores en la gestión de la pandemia; ni las prebendas de este gobierno a las comunidades nacionalistas; ni los intentos de sometimiento a los tribunales... Vivimos un periodo excepcionalmente duro, del que tardaremos en salir sin diálogo y entendimiento.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones