Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
La ventana

"A estos dos meses sin Sanfermines le dicen verano, pero será invierno con calor"

Actualizada 08/06/2021 a las 06:00

A estos dos meses sin sanfermines le dicen verano, pero será invierno con calor. Me uno a Margarito Pelaez en su enmienda al verano, tercer mundo de las estaciones. Porque hay un verano que merece salvarse y que cobra su sentido en la talanquera, la txaranga, el olor a vaca, el rasponazo, la adrenalina y el pañuelico, universo onírico de verbena, encierro, almuerzo y katxi de kalimotxo en barra de chapa al rojo vivo al sol de la tarde. Y luego está lo que sale en la tele, lo refrescante, que dicen que ya está aquí y que está hecho de sudor y arena entre los dedos de los pies, quemadura de tercer grado y volante ardiendo, un infierno estético en el que bailan tipos fit de los que uno duda si pueden optar a alguna paga. Ya vienen anunciando ese Hades de chancletas y juanetes, braga náutica y camiseta de tirantes de bailar el pupumpumpá o peor, bañador y mocasines. Verano de atasco, de transistor en la playa, de bermuda en la ciudad, de llevar el paquete de tabaco en un bolsito cruzado y de mostrar un tradicional e insultante optimismo. Ya tenemos en la boca el verano, digo, que en el norte se hace tan corto -en Donosti este año cae en jueves- y en el sur tan largo que uno termina con el alma descolorida. Acaso el estío encuentre un punto de decencia en las noches cantábricas de echarse el jersey por los hombros. Dormir tapado la víspera del Día de la Virgen de agosto supone el techo de nuestra civilización, pero verano, no es. Porque cuando el verano es amable y aceptable es que no es verano, y ya casi es más primavera y otoño. Dirán que consiste en una emoción, un tiempo y espacio prometidos a uno mismo, si acaso proyectados, -un constructo, se dice ahora- de calor y días largos en el que esperan encontrar la felicidad gentes que son incapaces de alcanzarla en cualquier circunstancia climática, pero que de pronto sonríen porque es verano. Pero el verano no existe y así nunca llega o siempre está terminando. Con el primer beso el chaval adolescente intuye que para cuando llegue Navidad ella estará con otro y el Dúo Dinámico lleva cantando que tú partirás desde el 15 de julio (Día Internacional del Invierno).



opinion@diariodenavarra.es

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE