Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Editorial

Retraso en la recuperación

La incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y el final de la misma apunta a que la recuperación económica prevista por el Gobierno central se retrasará más de lo deseable

  • Diario de Navarra
Actualizada 18/01/2021 a las 06:00

Aparte de sus nocivos efectos sanitarios, el brusco repunte de la pandemia, con una tercera ola en el horizonte, constituye una seria amenaza para la recuperación de la economía española, que probablemente será más lenta de lo esperado. Las optimistas previsiones del Gobierno central, que apuntan a un crecimiento del 9,8% este año, han sido cuestionadas por diversas instituciones y se antojan sencillamente irrealizables con las restricciones en vigor por el desbocado avance del virus, las adicionales que puedan ser necesarias a corto plazo, y con la cuantía y plazos de las ayudas europeas en el alero. El BBVA se sumó la pasada semana al escepticismo sobre tales estimaciones al calcular una expansión del Producto Interior Bruto (PIB) del 5,5% para el presente ejercicio. Y para 2022 el gabinete de estudios de la entidad proyecta una recuperación del 7%, lo que significaría que no llegará la recuperación de todo lo perdido por la pandemia hasta 2023. Los expertos creen que el gran rebote se empezará a notar a partir del verano, fundamentalmente por la previsión de la llegada de los fondos europeos. Acelerar el proceso de vacunación, lastrado por una exasperante lentitud en estas primeras semanas, es esencial para que la economía recobre brío y sectores como el del comercio, hostelería, transporte y turismo recuperen una cierta normalidad. Además, nuestro país ha de impulsar reformas -la vicepresidenta Nadia Calviño citó la de las pensiones, la laboral y la fiscal-, a ser posible con un amplio consenso político y social, para afrontar con las máximas garantías una coyuntura crítica que requiere acuerdos y determinación. Finalmente, cabe señalar como un dato positivo que el duro desplome del PIB no se ha visto acompañado en los mismos porcentajes con la caída del empleo, gracias al “éxito” de los ERTE. Pero este tipo de expedientes regulatorios no pueden prorrogarse indefinidamente en el tiempo, por lo que la transición de las decenas de miles de personas que están bajo este paraguas protector no va a resultar fácil.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE