Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Opinión

28 de abril, Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo

Foto del Carmen Sesma, secretaria de salud laboral de CCOO Navarra.
Carmen Sesma, secretaria de salud laboral de CCOO Navarra.
  • Carmen Sesma
Actualizada 28/04/2020 a las 06:00
Este año el 28 de Abril, Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo, viene marcado por el estado de alarma decretado por el Gobierno ante la pandemia de COVID-19.
Esta fecha, desde el movimiento sindical internacional, sirve habitualmente para denunciar que las malas condiciones de trabajo producen daños en la población trabajadora, y en el peor de los casos muertes. Recordar, homenajear a las propias víctimas, hacer balance de las políticas preventivas o reivindicar un mundo del trabajo más seguro, son entre otras las claves de este día internacional.
Este 28 de Abril de 2020, a nuestras reivindicaciones habituales, se suma la crisis mundial de salud pública a la que nos enfrentamos en este momento.
Por ello, este año nuestro recuerdo también es para las víctimas de esta pandemia y para todas aquellas personas que desde sus puestos de trabajo se han convertido en el principal baluarte de defensa frente a la enfermedad, poniendo en riesgo su salud y, en demasiadas ocasiones, sus propias vidas. Personas de clase trabajadora que hoy se demuestra que son la clave para garantizar los aspectos más básicos de nuestra sociedad.
CCOO siempre ha defendido que la salud laboral es una pieza importantísima de la salud pública y esta crisis sanitaria lo ratifica.
En los centros de trabajo que están activos, es vital que los servicios de prevención funcionen. Estos son una pieza clave. Su papel es tal crucial, que podemos decir que el único argumento a favor de poder mantener la actividad en empresas es que esos servicios de prevención actúen asegurando la seguridad y salud de las personas trabajadoras,y lo hagan de forma compatible con el objetivo de limitar los contagios en el ámbito laboral.
Sin embargo, la excesiva externalización de estos servicios, y las ratios técnicos de prevención/empresas clientes, están tan desequilibradas que es imposible que el personal técnico de los servicios de prevención pueda hacer su trabajo con unos mínimos de calidad, unido a la exposición importante que esto les lleva de exposición a riesgos psicosociales, al no poder hacer bien su trabajo.
El coronavirus ha sacado a la luz, no solo la excesiva externalización de estos Servicios de Prevención, sino también la necesidad de una mayor coordinación de las Administraciones públicas en sus Departamentos de Trabajo y salud. En cuanto al número de Inspectores de Trabajo y de Seguridad Social , también ha quedado patente que este país cuente con una de las ratios de este cuerpo por población ocupada más baja de Europa; lo que ha dificultado sobremanera la atención a las denuncias que personas trabajadoras y sindicatos hemos presentado, a lo que habría que añadir el criterio del Organismo Estatal de la ITSS que renunciaba de facto a paralizar actividades por riesgo grave e inminente de contagio ante el nuevo coronavirus o a proponer sanciones en una mayoría de situaciones. Un criterio que a nuestro juicio ha dejado a muchas personas trabajadoras sin uno de los principales mecanismos en defensa de su salud.
En CCOO seguimos trabajando para afrontar esta crisis sanitaria haciendo lo que mejor sabemos: defender a la clase trabajadora denunciando donde sea preciso y exigiendo el cumplimiento de la normativa en materia de prevención de riesgos laborales, normativa que recordamos ha de cumplirse, incluso durante el estado de alarma.
Y, este 28 de Abril, merecen un reconocimiento muy especial todas aquellas personas que han puesto su granito de arena para conseguir reducir la dura lacra que está suponiendo el COVID-19, y en especial todos aquellos representantes sindicales en las empresas, que no están bajando la guardia durante estas semanas.
Profesionales, que han antepuesto la seguridad y salud, la información y la reivindicación de los derechos de sus compañeros y compañeras reclamando desde las medidas de protección colectiva, los EPIs y su uso adecuado, o la adecuación de la organización de la actividad a la situación de riesgo por contagio.
Cuando salgamos de esta situación crítica habrá mucho que reflexionar y posiblemente mucho que cambiar en el modelo español de prevención de riesgos laborales. Esa será una tarea ineludible.
Carmen Sesma, secretaria de salud laboral de CCOO Navarra

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE