Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
OPINIÓN

El árbol y las nueces, de nuevo en Estella

  • Juan Luis Sánchez de Muniáin
Actualizada 28/03/2020 a las 06:00

¡Ayúdanos a luchar, quedándote en casa! Este es el ruego repetido de todos quienes están arriesgando su salud por proteger la nuestra, enfrentando cuerpo a cuerpo la pandemia. Además de una obligación legal, es un deber civil permanecer en los domicilios excepto para realizar las actividades indispensables para la supervivencia. A día de hoy, cuarenta mil contagiados en nuestro país, y lo que es peor 2.700 personas muertas refrendan nuestra obligación. En Navarra, ya más de un millar de contagiados y la horrible desgracia de 31 fallecidos.

Pero en este funesto paisaje, el esperpento lo representan quienes a pesar de los llamamientos, a pesar de los contagios, a pesar de las restricciones a pesar de los despidos, a pesar de los fallecidos, han decidido anteponer su conveniencia a la protección de la vida y la salud y seguir adelante sus planes sin aplazarlos por la simple ambición de arramplar una alcaldía.

El grotesco disparate tiene el nombre de Bildu, Geroa Bai y dos tránsfugas del PSN en el ayuntamiento de Estella. Cierto es que para conocer lo poco que le importa a Bildu, la vida y el sufrimiento ajeno, basta ojear las páginas de su historial. ¿Y Geroa? Qué decir de Geroa Bai que lleva en su seno el partido que acuñó aquello de que “es necesario que algunos agiten el árbol para que otros recojan las nueces” (referido a la época en que el líder del PNV explicó la práctica según la cual unos asesinaban a los discrepantes para que los otros nacionalistas aprovechasen las consecuencias del crimen y del terror).

Para esta jugada, han usado de cooperador necesario a dos tránsfugas del PSN. El transfuguismo es junto a la corrupción una de las prácticas más reprochables en el ejercicio político (de hecho, en ocasiones los corruptos se valen de tránsfugas para dar cobertura a sus desmanes). Son tránsfugas los concejales que traicionan a sus compañeros de grupo, o son expulsados de su formación y pactan con otras fuerzas, cambiar la mayoría gobernante. Esta definición no es mía sino que es la que se establece en Acuerdo contra el transfuguismo firmado en 2006 entre otros partidos por el PNV. En ese mismo acuerdo en su punto segundo se comprometen a “impedir la utilización de tránsfugas para cambiar mayorías de gobierno en los ayuntamientos”. Por lo tanto, según tal acuerdo los concejales expulsados son tránsfugas y las formaciones de Bildu y Geroa son tipificadas como beneficiarios del transfuguismo.

No hemos de pasar por alto que los tránsfugas del PSN en su “pliego de descargo” han alegado que, a su manera, se han limitado a seguir la pauta marcada por los dirigentes del PSN exhibiendo a modo de prueba documental, las fotos del Acuerdo de la presidenta Chivite con los líderes de Bildu. Ellos expresan, con bastante fortuna argumental, que en realidad ha sido el PSN quien se ha expulsado a sí mismo con las maniobras que sus dirigentes han realizado para obtener y conservar el poder a costa de su legado.

Y toda esta tropelía política que rubrica un fraude a la voluntad de los ciudadanos de Estella, por si necesitase más componentes de vileza se ha ejecutado burlando todas las normas y recomendaciones de confinamiento que obligan y sobrecogen a toda la sociedad. Podían haberlo aplazado (los plazos no corren debido a las normas excepcionales) pero no. Han optado por saltarse cuarentenas y confinamientos y amarrar una alcaldía encadenados a dos tránsfugas no sea que, por esperar como todos los demás ciudadanos, los desertores varíen de criterio.

Con ello han puesto en riesgo además a todo el personal empleado en el Ayuntamiento de Estella que ha debido exponer su presencia solamente para satisfacer las ansias políticas de un grupo de concejales. La ridícula imagen del concejal tránsfuga acudiendo al pleno y realizando declaraciones en plena calle ataviado con mascarilla y guantes es el retrato del cinismo y la hipocresía.

La responsabilidad de los líderes de Bildu, de Geroa Bai (¿es ético, es estético?) y también de aquellos dirigentes del PSN que no han hecho todo lo posible por evitar el atropello que sus socios de gobierno en el primer caso es una culpabilidad directa y una sospechosa complicidad en el segundo.

Por encima de todo este lamentable episodio queda la entereza de un joven alcalde que supo reunir el apoyo mayoritario de sus vecinos y la confianza en el hecho cierto según el cual los ciudadanos de Estella conocen bien a los autores de este desafuero, a las formaciones y rectores políticos que los amparan y de nuevo los pondrán en el lugar que les corresponde en la historia democrática de la ciudad del Ega.

Juan Luis Sánchez de Muniáin Lacasia Parlamentario Foral por Navarra Suma y miembro de UPN


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE