Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
CON EL MANDO EN LA MANO

Gay, virgen y discapacitado

Oskar Belategui.
Oskar Belategui.
Actualizada 16/05/2019 a las 06:00

'Soy especial y otras mentiras que contamos de nosotros mismos' es el título de la autobiografía que Ryan O'Connell publicó en 2012. Dotado de una desarmante sinceridad y de un agudo sentido de la observación, O'Connell buscaba la autoestima con humor en su doble condición de persona aquejada de parálisis cerebral y de gay harto de la superficialidad y el culto a la imagen con que series como 'Queer as folk' han dibujado a la comunidad LGTB. Así que Netflix le propuso escribir una serie sobre él mismo y, de paso, protagonizarla. 'Special' consta de ocho capítulos de 15 minutos cada uno en su primera temporada, lo que la acerca más al formato de webserie. Aquí no manda el buen rollo y el buenismo de 'Donde comen dos', el programa de Pablo Pineda y El Langui en TVE. Al protagonista no le preocupa tanto poder atarse los cordones como perder la virginidad en una escena con un prostituto que, pese a lo explícito de las imágenes, es un prodigio de sensibilidad y humanidad.

O'Connell es una estrella de internet, de ahí que en esta ficción basada en elementos autobiográficos entre a trabajar en una web que se rige por la dictadura del 'clickbait'. El primer día cuenta a sus compañeros que se ha quedado así por un accidente de coche, aunque es poco probable que ninguno lo crea. La serie retrata su emancipación física y mental. Y, de paso, la de su madre, que cumple los cincuenta tras haber consagrado su vida a su hijo y ser abandonada por el padre. Un vecino recién llegado, bombero jubilado, le devolverá a la mujer la alegría de vivir, incluidos los placeres del sexo oral.

Lo mejor de 'Special' es el tono desinhibido y políticamente incorrecto tratándose de la historia de un discapacitado, la sinceridad brutal de las reflexiones de un hombre que busca recuperar el tiempo perdido. Ambientada en ese limbo cuqui que es Los Angeles en las series de Netflix, donde todos manejan un iPhone y usan Tinder y Grindr, 'Special' se ve de un tirón, más que nada porque en quince minutos tampoco da tiempo a desarrollar dramáticamente una peripecia.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE