Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

45 aceleradas revoluciones

Avatar del Rosa BelmonteRosa Belmonte20/03/2019
Cuando acabó 'Artico' (Cosmopolitan) empezaba '45 revoluciones' en Antena 3. Las nuevas series de Atresmedia pueden durar 50 minutos, pero si empiezan casi a las once y se habla rápido para meter con calzador el guión de 70 minutos, pues no vamos a ningún sitio nuevo. Demonios, que no parecía Sorkin sino cuando a Rosa María Calaf le daban poco tiempo en los Telediarios y decidió usar pocos verbos para meter más palabras.
Mejor rápido que lento, pero no sé. Tampoco sé si Sofía Coppola contó muchas veces antes de estrenar 'María Antonieta' que la música iba a ser moderna, que aquello no era 'Barry Lyndon'. Ramón Campos y Bambú sí que han explicado que la música de '45 revoluciones', serie que va de la creación de una discográfica, iba a ser moderna. Que no se extrañe quien de pronto escuche una canción de 'The Killers' en 1962 coreada por el público. Y a eso añadimos la visión de Torres Blancas de Oteiza, que no empezó a construirse hasta 1964. '45 revoluciones' no pretende ser 'Mad Men', aunque sí tenga inquietudes artísticas y se adorne en la puesta en escena. Hitchock decía que la verosimilitud no le interesaba. Y si no se pretende ser 'Mad Men', ni siquiera 'Cuéntame', pues que no vengan a dar la matraca con que la minifalda es posterior. Dudo hasta de que existieran esas bolsas de basura grandes a las puertas del Price que es Pachá. Tampoco 'Velvet' o 'Las chicas del cable' eran muy creíbles. Pero 'Fariña', sí. Bambú sabe hacer series y hace lo que quiere o cree que debe hacer. Ahora se ha arriesgado con caras nuevas. El riesgo pasa por un 10,1% de cuota y 1.532. 000 espectadores (y 'Got Talent' disparado al 22,2% ante la ausencia de 'La voz').
Sin embargo, 'Artico', serie que Cosmopolitan estrenó también el lunes, no tiene problemas de credibilidad. ¿Qué sabemos nosotros de Laponia? Que hace frío, pero yo me río. No es un nordic noir como todos los nordic noir. Además de chicas muertas hay un virus desatado. Por no hablar de la adorable hija enferma de la policía protagonista. Hacía tiempo que no esperaba con interés un segundo episodio. De las dos.
volver arriba

Activar Notificaciones