La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Opinión
ANÁLISIS

Que se vayan, se vayan, se vayan...

Luis Sanz

LUIS SANZ

19/09/2016 a las 06:00
Etiquetas
Llevamos nueve meses sin gobierno y la gran ocupación y preocupación de los grandes partidos nacionales es la reprobación o la no reprobación a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, por el asunto Soria. Es imposible estar más alejado de la realidad y de la sociedad. Me sumo a la propuesta de Felipe González, de que los líderes de PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos no se presenten a unas terceras elecciones, si éstas llegan a celebrarse, por su incapacidad, incompetencia y tomadura de pelo a los ciudadanos.

Tanto pelear porque el Congreso y el Senado tuviesen una representación más plural, que obligase a los distintos grupos y sensibilidades ideológicas a ponerse de acuerdo y a consensuar los grandes asuntos del país, y nos encontramos conque todo eso era mentira, que cada cual mira por sus intereses partidistas y diría que hasta personales. Todos ellos, los viejos políticos y los nuevos, están consiguiendo que se añore el bipartidismo y las mayorías absolutas que tanto incomodaban por el rodillo que ejercían.

Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera tienen su parte alícuota de responsabilidad, pero alguno se perdió el programa de Barrio Sésamo en el que se ejemplificaba qué significa ganar y perder. El candidato socialista ha perdido dos veces consecutivas, la segunda por más diferencia, y está dispuesto a llevarnos sin remedio a unas terceras elecciones porque sigue con el “no es no” y sin ofrecer una alternativa real y creíble. Mientras, los escándalos por corrupción que día sí y otro también salpican a los populares -a los socialistas tampoco les conviene sacar pecho- sirven de excusa a Sánchez y alejan un poco más las posibilidades de entendimiento.

Este bloqueo al que asistimos, atados de pies y manos, está condenando al país a una situación de parálisis que debería tener consecuencias en la designación de los candidatos si se convocan las terceras elecciones. No pueden repetir los mismos nombres que nos están llevando al absurdo. ¿Por qué tendríamos que ir a votarles otra vez, si en dos ocasiones consecutivas han despreciado nuestros votos? ¿Y quién nos asegura que unas terceras elecciones con unos resultados similares serían las definitivas? Con los mismos cabezas de cartel estaríamos abocados a las cuartas elecciones y al hazmerreír del mundo entero.

Esta nefasta experiencia quizás tendría que servir para plantear un cambio de la ley electoral que dejase en manos de los ciudadanos y no de los partidos la elección del presidente del gobierno. Los grupos políticos y sus líderes ya han demostrado que los votos de los electores les importan muy poco, mucho menos que sus intereses y sus sillones. Avanzaríamos en los procesos democráticos si acercásemos las decisiones a los ciudadanos, sin unos intermediarios (partidos) que están mostrando sus carencias.


UNA LUZ EN EL HORIZONTE

Queda la esperanza de que las elecciones vascas y gallegas del próximo domingo iluminen a los líderes nacionales o bien les conduzca a un callejón de una sola salida. Los resultados electorales en Euskadi y Galicia o las encuestas que se vayan conociendo en las próximas semanas sobre intención de voto podrían difuminar las líneas rojas que durante nueve meses han impedido formalizar un gobierno estable. Si no lo hace Pedro Sánchez motu proprio, no hay que descartar que sean los pesos pesados del partido -Susana Díaz, Javier Fernández, Fernández Vara...- quienes fuercen al secretario general del PSOE a rectificar y a trabajar desde la oposición.

La hipótesis de una tercera derrota, si cabe mayor, en unas nuevas elecciones debería ser motivo suficiente como para replantearse el papel de los socialistas en esta legislatura. Sus 85 escaños son insuficientes para gobernar, pero imprescindibles para realizar las reformas y los cambios que necesita el país, que no son pocos.
Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra