Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Premio Directivo 2022

José Antonio Canales: "La fiscalidad navarra no es atractiva ni para empresas ni para personas"

Dirige una multinacional navarra con 5.100 trabajadores, de los que 860 están en Navarra. José Antonio Canales recogerá el próximo 16 el Premio al Directivo del Año

Ampliar José Antonio Canales, director general de Viscofan, un momento antes de la entrevista. Mantiene el brazo en cabestrillo como consecuencia de la salida del hombro cuando practicaba deporte acuático. Mantiene en sus manos el producto de Viscofan, unos rollos que envuelven los embutidos
José Antonio Canales, director general de Viscofan, un momento antes de la entrevista. Mantiene el brazo en cabestrillo como consecuencia de la salida del hombro cuando practicaba deporte acuático. Mantiene en sus manos el producto de Viscofan, unos rollos que envuelven los embutidosJ.P. URDIROZ
Actualizado el 10/09/2022 a las 08:30
Brasil, Uruguay, México, Estados Unidos, Alemania, República Checa, Serbia, Bélgica, Reino Unido. En todos estos países ha estado José Antonio Canales García (56 años), director general y consejero ejecutivo de la multinacional navarra Viscofan, en lo que ha transcurrido 2022. Sus viajes han vuelto al nivel prepandemia, a excepción de China, que sigue exigiendo cuarentenas al llegar. Por eso dice Canales que vive entre Getxo (Vizcaya), donde nació y tiene el domicilio familiar, Pamplona y el resto del mundo, porque la empresa tiene fábricas en 20 países y vende sus envolturas naturales para salchichas y embutidos a más de 100 países. Así que le toca mucho estar en aeropuertos, donde aprovecha para trabajar (correos electrónicos, informes, llamadas...) y comer, para así poder dedicarse cuando está volando a dormir. “Es mi objetivo en el avión y afortunadamente duermo bien”, afirma. Estos días está en Pamplona, donde recogerá el próximo viernes 16 el Premio al Directivo del Año 2022, promovido por DN Management, plataforma de Diario de Navarra, y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD). El premio cuenta con el patrocinio del Gobierno de Navarra y Caixabank. En esta entrevista repasa su biografía personal y trayectoria profesional, bastante desconocida porque, como reconoce, la multinacional, que cotiza en Bolsa, no es de apariciones públicas en medios de comunicación ya que el producto no se dirige al cliente final. Había además un motivo añadido, La situación vivida hasta hace unos años con la amenaza terrorista obligaba a la discreción. “Fueron tiempos duros que conviene no olvidar”, apunta.
Hijo único, pasó su infancia y adolescencia en Getxo, donde estudió en el colegio Gaztelueta, del Opus Dei, hasta que cursó Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad Comercial de Deusto, donde estudiar imprime carácter, según le decía Jaime Echevarría, fundador y expresidente de Viscofan, además de ser el marido de su tía. Su primera experiencia profesional al terminar la universidad la vivió en Elecnor, en Bilbao, en el área internacional y control de filiales, hasta que en 1996 se incorporó a Viscofan.
¿Cómo llegó a Viscofan?
Surgió la oportunidad porque Viscofan en 1996 había comprado una fábrica de extrusión para completar el ciclo de producción de las envolturas ya que antes, en 1994, había construido también en Brasil una planta de plisado. Me lo propusieron y, después de estar un mes en Pamplona, me fui allí con 28 años, donde permanecí 10 años.
¿Qué recuerdos tiene de Brasil?
Muy buenos. Brasil es un país desde el punto de vista de la dirección muy exigente porque es muy complicado, complejo, difícil, pero tiene una gente maravillosa en general y en Viscofan en particular. Había que tener un cuidado especial con la seguridad personal pero los recuerdos son buenísimos. Mi mujer, María Zubizarreta Delclaux, con la que me casé en 1998, fue una valiente por acompañarme y por tener allí a nuestros dos hijos.
Volvió en 2006 como director general. ¿Un premio?
Fue un reconocimiento y un premio a la labor, dedicación y al éxito de la empresa en Brasil. Desde el punto de vista personal supuso cerrar una época muy bonita. En una multinacional un directivo tiene que estar preparado para los cambios y tener flexibilidad. Y siempre es mejor volver a casa y más, con una función relevante. Profesionalmente, no es lo mismo gestionar Brasil que el mundo. En el segundo caso, hay que buscar el éxito global.
Desde 2006 es director general y desde 2014 es también consejero ejecutivo. ¿Hasta cuándo se mantendrá en el cargo?
Al estar lisiado (lleva el brazo en cabestrillo porque se le ha salido el hombro en verano en el mar) y recibir el premio al directivo son factores que podrían hacer pensar en que estoy preparando la salida (bromea). Pero yo tengo cuerda para rato. La decisión final corresponde al consejo y presidente.
Dirige una empresa navarra, cotizada, multinacional, con buenos resultados... No hay casos así. ¿Está suficientemente reconocida en Navarra?
Sería bueno que hubiera más empresas navarras y españolas con más presencia internacional. Nuestro éxito está reconocido, pero no hacemos autobombo ni publicidad. Pero sí que a las tres presidentas del Gobierno de Navarra (Yolanda Barcina, Uxue Barkos y María Chivite) les he dicho que tenían un chollo con Viscofan porque somos embajadores de Navarra por el mundo y lo hacemos gratis. Porque además de Osasuna y Sanfermines hay otra Navarra con otros valores que difundir como el de hacer las cosas bien, el compromiso, la cabezonería, ser constante... Y esto lo llevamos en la sangre y es lo que transmitimos por todo el mundo, entre las plantas de los diferentes países y entre nuestros clientes.
¿La sede continuará en Navarra?
Estamos muy satisfechos de estar aquí, porque Viscofan ha nacido y crecido en Navarra, y de aquí hemos ido al resto del mundo. Nuestro objetivo es mantener la sede. Pero uno quiere quedarse si le quieren y para eso hace falta facilidades para crecer e invertir, seguridad jurídica, fiscalidad... Ahora mismo la fiscalidad navarra no se caracteriza por ser muy atractiva ni para las empresas ni mucho menos para las personas. Si queremos ser punteros se necesita talento, y para atraerlo y retenerlo la fiscalidad es importante. Navarra tiene la peor de España y de las peores de Europa, esto es comprobable y ahí tenemos un problema. Además, Navarra tiene potestad para mejorarla con sus fueros.
Pero, ¿se ha estudiado la posibilidad del traslado?
No se ha debatido... de momento. Pero sí que hay que contemplarlo como hipótesis. Estamos muy contentos a pesar de la fiscalidad, pero esta es un desventaja.
En 2021 obtuvieron resultados históricos. Suelen decir ustedes que las crisis no les afectan porque son épocas en las que se comen salchichas. ¿Demasiado reduccionista el argumento?
Sí, es reduccionista. Es cierto que en crisis se pueden comer más salchichas que filetes. Pero depende del tipo de salchichas porque hacemos envolturas para todo tipo de productos, también de alto precio. Es evidente que somos una empresa, según el ‘argot’ bursátil, ‘defensiva’, porque cuando llegan malos tiempos aguantamos bien. Pero también hay que contar con que lo que sabemos hacer bien es gestionar en épocas de crisis y adaptarnos a los diferentes entornos. Viscofan se caracteriza por la flexibilidad en la adaptación y en la agilidad en la toma de decisiones. Aunque una empresa es más torpe en la medida en que es su tamaño aumenta, en Viscofan hemos conseguido mantener agilidad en las decisiones.
¿Por qué la producción de salchichas requiere una alta tecnología?
Hacer una salchicha es fácil. Hacer millones con parámetros de calidad y unos requisitos determinados es otra historia. Tenemos más de 10.5000 tipos de productos al año. El liderazgo de Viscofan se basa en el equipo y en la tecnología. Invertimos mucho en tecnología para estar en la vanguardia.

6 millones en una nueva planta de biomasa en Cáseda

Viscofan cuenta en Navarra con 860 trabajadores. ¿Tienen previsión de aumentar?
Tenemos un proyecto muy bonito para construir una planta de biomasa en Cáseda para utilizar los residuos de las tripas y reducir el uso de gas y las emisiones de CO2. Supone una inversión de 6 millones de euros y añadir 15 puestos de trabajo. Hemos comenzado su construcción y estará terminada a finales de 2024.
¿Qué supone Navarra para Viscofan?
En cuanto a mercado, muy poco. España solo representa el 2% de las ventas. Pero Navarra es la cuna de nacimiento y donde está nuestro ADN. Cáseda es la mayor fábrica del mundo en este sector y la más avanzada en cuanto a tecnología.
Las plantas de cogeneración consumen mucho gas. Con los precios actuales, ¿han detenido su funcionamiento?
El 60/65% de las plantas de cogeneración en España están paradas. La nuestra, no. Tenemos un buen acuerdo de gas para este año. Tendremos que ver qué pasa el que viene. Tenemos que ver también qué pasa con la remuneración a la venta de la electricidad que generamos. El gobierno está pagando más a los ciclos combinados que a las cogeneraciones, lo que no tiene sentido porque la cogeneración es más eficiente, ya que, además de producir electricidad, producimos agua caliente y vapor que usamos en el proceso productivo.
Han adaptado su planta productiva de Cáseda para sustituir progresivamente el gas natural por hidrógeno verde. ¿Están ya utilizándolo?
El gas es una fuente de energía importante para nosotros. Usamos gas y electricidad. Hoy podríamos sustituir ese gas por hidrógeno hasta un 20% del consumo. Pero no hay suministradores de hidrógeno. Estamos preparados para consumir hidrógeno pero no podemos. Tenemos que llegar a acuerdos para que nos suministren. Para Navarra es una oportunidad histórica, como la tuvo con la energía eólica, para liderar las transición hacia el hidrógeno. El valor añadido está en producir en Navarra hidrógeno.
En 2021 la facturación fue de 969,2 millones (+21,9%) y el beneficio neto fue de 133 millones (+8,6%). ¿Cuáles son las previsiones?
Llegar a los 1.400 millones de euros de facturación en 2025.
¿Cómo?
Con los negocios tradicionales y con los nuevos con los que estamos diversificando.
¿Tienen previstas compras?
Siempre estamos ojeando oportunidades de adquisición. Pero no queremos comprar por comprar, sino hacerlo a precios razonables. Muchas veces los malos resultados vienen de las malas adquisiciones. A finales de 2021 constituimos una oficina comercial en India, con tres personas. Este mercado es una apuesta a medio plazo para implantarnos. En 2022 constituimos oficina comercial en Japón, aunque aquí es más difícil la implantación. Nuestro objetivo es India y el sudeste asiático.
¿En qué están diversificando?
Desde hace años estamos trabajando en áreas que tienen que ver con nuestra actividad, en nuevos usos y aplicaciones del colágeno. Por ejemplo, en área de salud y de parafarmacia. Además, estamos presentes en varias startup: Ekolber Ingeniería del Caucho y Plástico de Colágeno, MOA Biotech, Feltwood Ecomateriales, Insekt Label Biotech y ODS Protein.

DNI
​José Antonio Canales García nació en Getxo (Vizcaya), el 17-5-1966. Dirige Viscofan, una multinacional con 5.100 empleados por todo el mundo desde 1996 y es consejero ejecutivo desde 2014. Estudió Ciencias Económicas y Empresariales en la Universidad Comercial de Deusto y el curso superior en International Transport&Distribuition en la London School of Foreign Trade. Comenzó trabajando en Elecnor, en el área internacional y en el control de gestión filiales, hasta que se incorporó en 1996 a Viscofan para liderar la expansión del grupo en Sudamérica. Es miembro del consejo asesor de ABE capital partners, gestora de fondos de capital privado del País Vasco, y patrono en presentación de Viscofan de la Fundación Cetena. Es miembro de la junta directiva de ACERMAS, para la integración de personas con discapacidad intelectual en Vizcaya. Casado con María Zubizarreta, tiene dos hijos: Jaime (22) y Cristina (20). Se define como una persona pragmática que incentiva a que los trabajadores tomen decisiones y se equivoquen porque, dice, “no conozco a nadie con un índice de error del 100%”. “No hay que tener miedo a equivocarse ni a l rodearse de gente más lista que uno mismo”, afirma.

AL DETALLE
​Origen. 1975. La fundaron las familias Echevarría y Michelena, del País Vasco. Se instalaron en Navarra al amparo del Programa Promoción Industrial (PPI). La familia Echeverría mantiene participación y la familia Michelena la abandonó al salir a Bolsa.
Actividad. Fabricación de envolturas de origen natural (para la celulosa utilizan árboles y para el colágeno, piel de vaca) para embutidos y productos cárnicos.
Sede. Navarra.
Accionista principal. Corporacion Alba (March), con el 15%.
Clientes. Fabircantes de emutidos.
Plantas.Cuenta con 20 instalaciones productivas en 12 países y vende a más de 100. En España, el grupo tiene presencia en Navarra en Cáseda y Urdiáin.
Empleo. 5.100. En Navarra el empleo suma 860 personas: 160 enTajonar (oficinas), 80 en Urdiain y 620 en Cáseda.
Inversiones. El plan entre 2022 y 2025 es invertir 425 millones, de los que 65 irán destinados a Navarra. En 2022 el objetivo es invertir 23 millones en Navarra.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE