Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pablo Ayesa, director general de CENER: "Las emisiones no se pararán por una moratoria de las renovables"

Pablo Ayesa, director general de CENER
Pablo Ayesa, director general de CENERCedida
  • DN Management
Publicado el 07/07/2021 a las 14:33
Pablo Ayesa es el director del CENER, Centro Nacional de Energías Renovables. El centro tecnológico, con un reconocido prestigio y actividad, tanto en España como en otros países, desarrolla investigación aplicada en energías renovables y presta soporte tecnológico a empresas e instituciones energéticas en seis áreas: eólica, solar térmica y solar fotovoltaica, biomasa, eficiencia y generación energética en edificios y urbanismo, e integración en red de la energía.
- El CENER ha cumplido 20 años en Navarra: ¿por qué se instaló en Navarra? ¿Qué ventajas tiene para Navarra que el CENER desarrolle su actividad en nuestra tierra?
Navarra ha sido una región pionera en el desarrollo e implantación de las energías renovables, tanto en generación de energía como en actividad industrial, habiendo dado lugar a un sector que sigue siendo hoy en día un referente.
Por esta razón se fundó CENER en Navarra, hace más de 20 años, con el objetivo principal de desarrollar la tecnología que permitiera sustituir progresivamente las energías fósiles por renovables y ayudar así a transformar el sistema energético mundial.
Los beneficios para esta comunidad consideramos que han sido muchos y de diferente naturaleza. CENER ha contribuido a consolidar y mantener el liderazgo empresarial de Navarra en renovables, tanto de manera directa como indirecta. Somos un agente económico positivo para la comunidad. Generamos empleo de calidad, incrementamos la cualificación tecnológica del mercado laboral regional, captamos talento, generamos economía atrayendo recursos económicos de Europa o promocionamos la imagen tecnológica de la comunidad.
- El Gobierno de Navarra forma parte del Patronato del CENER. ¿Cómo ha evolucionado el sector de las renovables en Navarra y su importancia en la economía regional?
Las renovables han tenido una evolución espectacular. El sector, que apenas existía en 1990 y que contaba sobre todo en Navarra con centrales hidráulicas, algunas centenarias, fue el origen de algunas de las empresas que están consideradas hoy en día como de las más relevantes del mundo y un actor decisivo en la transición a la explotación industrial de las renovables a nivel mundial.
En tres décadas ha pasado de ser una pequeña industria a convertirse en el tercer sector de Navarra, por detrás sólo del sector de automoción y de agroalimentación, aunque probablemente sea el primero en términos de cualificación del empleo, y uno de los pilares de la capacidad de exportación de Navarra.
A lo largo de estos 30 años, el número de empresas dedicadas a las renovables ha crecido, como ha aumentado asimismo el tamaño de las propias empresas que han pasado de tener una actividad regional a tener una presencia mundial. Durante este tiempo el sector de las renovables se ha transformado y las empresas han evolucionado con estos cambios, ya que las necesidades en 2021 no son las mismas que en 1990.
- Todos los indicadores medioambientales indican que la transición energética es inevitable. ¿Qué papel deben tener las energías renovables en la generación de energía en este contexto?
Las energías renovables van a ir ganando peso conforme se retiran los fósiles, por sus evidentes efectos negativos ambientales, y se van a convertir en la principal fuente de energía primaria en 2050, potencialmente la única. Son a día de hoy la única vía que se vislumbra para cumplir con los objetivos establecidos por la Unión Europea para lograr la neutralidad climática en 2050.
Para que esto no fuese así deberíamos ver avances fundamentales y radicales en energía nuclear, posiblemente en fusión, o en secuestro de carbono. Cada vez más la planificación energética y ambiental marca objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, pero desde un punto de vista de transparencia tecnológica. Esto es, los científicos buscan las rutas de menor costo para conseguir esos objetivos. Existe un consenso general abrumador en que la alternativa más efectiva son las renovables.
No obstante, hay que tener en cuenta que no supondrá sólo un incremento en la producción de eólica y solar fotovoltaica, sino que será una transformación profunda de la industria, el transporte y la movilidad, los edificios, las ciudades, el territorio y la agricultura.
- Inteligencia artificial, blockchain, digitalización, almacenamiento… ¿Cuáles son los retos tecnológicos a corto y medio plazo de las energías renovables?
Los temas tecnológicos que cita están muy presentes en la agenda tecnológica, pero en realidad son los medios necesarios para alcanzar las descarbonización general de la economía y la sociedad. Aquí está el gran reto.
La producción eléctrica es responsable de casi la mitad de las emisiones de CO2 a nivel mundial. Hemos desarrollado tecnologías de producción eléctrica capaces de sustituir a los combustibles fósiles. Para que podamos operar un sistema eléctrico casi sin emisiones y de forma efectiva necesitamos modificar física y lógicamente el sistema que se creó en base a características de los fósiles. Aquí necesitamos la IA, el blockchain, el almacenamiento o la digitalización.
Pero esto es solo parte del gran reto. Actualmente la suma del transporte y la industria emiten aproximadamente el mismo CO2 que la producción eléctrica. Para descarbonizar estos sectores se puede optar por hacerlos funcionar con una electricidad sin emisiones o emplear fuentes renovables no eléctricas.
Conforme vamos haciendo lo más fácil y no llegamos a cumplir con los objetivos tenemos que abordar sectores cada vez más difíciles como son la gestión de la agricultura, ganadería, alimentación y la calidad de vida de las personas. La industria, la comunidad investigadora y los representantes de la sociedad estamos plenamente comprometidos con una transición energética que mantenga los actuales niveles de bienestar. No tendría sentido optar por una transición hacia una economía con peores estándares de bienestar.
- En la web de CENER dice Antonio Ugarte, director del departamento de Energía Eólica, que la energía eólica debe ser la piedra angular de la transición energética. ¿Qué papel debería tener la energía eólica en el mix de generación de los próximos años?
La energía eléctrica renovable es una de las piezas más importante de la transición. De acuerdo al PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima), el 74% de la electricidad española será renovable en 2030 y el 100% lo debiera ser en 2050. Las previsiones y prospectivas señalan a la eólica y a la fotovoltaica como las energías más competitivas. Además presentan una buena compatibilidad entre ellas. Conviene reiterar que la descarbonización implica mucho más que las renovables eléctricas.
La energía eólica va a tener un papel protagonista por su capacidad de generación pero complementada con otras. De acuerdo al PNIEC, la combinación óptima en 2030 en España son 50 GW de eólica y 37 GW de fotovoltaica sobre una base instalada total de 160 GW, con 110 GW de tecnologías renovables. Evidentemente aún quedará un camino en el sector eléctrico para la total descarbonización en 2050, tal y como se plantea la Unión Europea en su conjunto.
- ¿En qué se ha beneficiado el sector eólico de las aportaciones que CENER ha realizado en estos 20 años?
CENER ha desarrollado soluciones tecnológicas que la industria del sector eólico ha integrado en sus productos y servicios. Además hemos puesto a su disposición capacidades muy avanzadas, incluso únicas en el mundo en algunos momentos, para mejorar la ingeniería de diseño y operación. Estas aportaciones a la industria se diferencian de otras por el intenso conocimiento trasferido y la singularidad de las infraestructuras que han podido ser empleadas para realizar ensayos de prototipos y componentes.
Desde el punto de vista del desarrollo de conocimiento se pueden resaltar algunos ejemplos, como son las herramientas de evaluación de daños mediante mecánica de la fractura que les ha permitido ofrecer palas más fiables, o la mejora sustancial de la simulación y ensayos de sistemas flotantes que ha generado diseños más seguros y eficientes. De igual modo, el desarrollo y construcción de infraestructuras singulares para ensayos y validación de los aerogeneradores ha significado un apoyo crucial para la validación de la tecnología de los aerogeneradores que se comercializan actualmente. En este contexto se pueden destacar la operación de un parque de experimentación de prototipos en condiciones reales y las instalaciones de ensayos en laboratorio a escala real de palas y aerogenerador completo. Ambas han permitido una importante evolución de los diseños en plazos muy cortos, evitando riesgos tecnológicos y permitiendo a la vez ofrecer una fiabilidad mejorada respecto a los ciclos de ingeniería antes de disponer de estas capacidades.
En todos los casos seguimos reinvirtiendo y desarrollando continuamente nuevos conceptos que incrementen nuestra aportación en nuevas áreas como, por ejemplo, los “gemelos digitales” que permiten acelerar el proceso de diseño y certificación, y una mayor capacidad de diagnóstico o previsión en operación.
- CENER prevé una inversión REACT-EU de cinco millones de euros en el Laboratorio de Desarrollo de Biocombustibles Avanzados, que estará ubicado en Aoiz. ¿Qué supondrá este proyecto a nivel industrial y medioambiental? Y para la zona: ¿podríamos hablar de creación de empleo y riqueza?
Unos de los grandes desafíos de la transición es la descarbonización del transporte y de la industria. Una de las grandes oportunidades es convertir los residuos agrícolas, industriales y urbanos en vectores de descarbonización. Este proyecto nos va a permitir crear tecnología para convertir residuos en combustibles y a la vez generar las capacidades que permitirán sustituir materias primas fósiles por materias primas renovables, abordando ambos objetivos.
Además de los efectos directos del proyecto tendrá sin duda efectos posteriores positivos muy significativos. Estos combustibles parten de una materia prima local y distribuida que generará economía local frente al modelo actual de importación de petróleo y tratamiento centralizado en una refinería. Los resultados del proyecto tienen un claro valor industrial. Esperamos que en el caso de que se alcancen los objetivos técnicos y de coste de proceso la tecnología sea adquirida por uno o varios grupos empresariales. La operación de la industria generará empleo adicional de manera distribuida ergo no sólo se creará riqueza sino que será distribuida contribuyendo a objetivos de promoción de empleo en zonas rurales.
- Se está hablando mucho del boom de las renovables, de la gran cantidad de proyectos que los gobiernos autonómicos tienen sobre la mesa y en algunas comunidades hay voces que reclaman una moratoria de los proyectos eólicos y solares planteados. ¿Qué sucedería si se detienen estas iniciativas?
A mi entender si ralentizásemos significativamente la principal herramienta de descarbonización estaríamos entorpeciendo la transición ecológica y agravando los problemas. Las emisiones no se pararán por una moratoria a las renovables.
No se puede ni se debe negar que las instalaciones renovables generan ciertos impactos, negativos y positivos. Pero la pregunta no es esta. La pregunta es si sus efectos positivos y negativos son mayores o menores que los de la alternativa. Evidentemente es una pregunta retórica: la alternativa es muchísimo peor. Creo que se trata de un problema de percepción local y temporal.
Bajo mi punto de vista, este debiera ser un problema fundamentalmente técnico. Podemos tener debates sobre grandes plantas sí o grandes plantas no, pero sin información y criterios de decisión serán puramente ideológicos. Tenemos un problema que está claro que hay que solucionar y tenemos que buscar la mejor forma de solucionarlo. La buena noticia es que existen diferentes soluciones tecnológicas y la capacidad técnica para elegir las mejores alternativas.
Veo un gran desconocimiento general en la sociedad y en algún caso cierta desconfianza hacia los criterios técnicos cuando no oposición. Nos va a hacer falta más conversación, mucha más información, así como la responsabilidad y generosidad para hacer cada uno lo que puede hacer. Es un problema global que no van a solucionar otros, como tampoco podemos decir que lo causan los demás.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones