Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA

“El noviazgo de ACAN con VW Navarra dio sus frutos en 2016”

Las empresas asociadas a ACAN facturaron 4.000 millones de euros en 2017
Las empresas asociadas a ACAN facturaron 4.000 millones de euros en 2017
  • C. L.
Publicado el 06/06/2021 a las 06:00
Durante los primeros años, el clúster de automoción de Navarra no terminaba de arrancar, pero ahora ya suman 55 miembros. ¿Cómo lo han logrado?
Éramos cinco amigos cuando empezamos. La clave ha sido el trabajo de todo el equipo en la Asociación Clúster de Automoción de Navarra (ACAN). Firmemente creíamos que era una organización necesaria y seguimos apostando por ello incluso en los momentos más difíciles. No ha habido personalismos.
¿Cuál fue el momento más crítico para el clúster?
Tras la crisis de 2008 nos tuvimos que replantear nuestra continuidad. El clúster no conseguía suscitar el interés del grueso de las empresas y otros agentes y veíamos que no avanzábamos. Nos dimos un plazo de dos años y nos dotamos de un poco más de estructura para dar a conocer las ventajas del clúster y lo que podía aportar al sector. Eso nos permitió ir dando pequeños pasos y sumando nuevos asociados, hasta que la bola creció lo suficiente para coger inercia y velocidad por sí misma.
¿Ayudó la entrada de Volkswagen Navarra en 2016?
Sin duda ayudó a atraer a más socios, pero no fue el único factor. Antes de Volkswagen Navarra ya habíamos superado la treintena de miembros, una cantidad muy respetable, pero su entrada en el clúster terminó de afianzarlo, la verdad. Hay que tener en cuenta que la diversidad de las experiencias es más enriquecedora cuanto mayor y más variado es el número de los asociados.
¿Por qué Volkswagen tardó tanto en integrarse?
Pasa un poco como en la relación entre las personas. Los noviazgos tienen sus tiempos y 2016 fue el momento adecuado para Volkswagen y ACAN. Nunca ha habido resistencias de nadie ni desde dentro del clúster ni para entrar en el clúster.
¿Los miembros del clúster cooperan lo suficiente?
Me atrevería a decir que la colaboración funciona muy bien. No lo logramos hasta que se rompió la barrera que suponía la desconfianza entre empresas que competían entre sí. Tuvimos que enseñar a los asociados que se podía competir y colaborar al mismo tiempo. La clave ha sido que todos queremos hacer más profunda la cadena de valor y el volumen de negocio en Navarra. Tenemos ejemplos de casos de éxito dentro de ACAN.
¿Puede mencionar alguno?
Algunas grandes empresas planteaban a través del clúster productos que compraban fuera y que se podían fabricar en Navarra. Lo hemos logrado en tres casos y tenemos intención de continuar a medio plazo. Estos ejemplos de éxito reales además tienen un importante efecto de imitación para el resto de asociados. Son procesos de siembra lenta, pero que dan buenos frutos.
A principios de este año Manu Ayerdi fue sustituido por Mikel Irujo como consejero de Desarrollo Económico. ¿Cómo ha afectado el cambio de interlocutor del Gobierno de Navarra?
Con Manu Ayerdi las relaciones eran enormemente fluidas y muy cordiales. La llegada de Mikel Irujo no se ha notado una merma en absoluto. Desde el primer momento se puso a nuestra disposición. La relación es excepcional a día de hoy.
¿Pero se perdió mucho tiempo entre la salida de uno y que su sustituto estuviera operativo al 100%?
Cuando Mikel Irujo asumió el cargo, le dejamos un par de semanas para aclimatarse. Después le pedimos una reunión y a la semana siguiente ya estábamos compartiendo impresiones en la misma mesa. Nosotros le explicamos nuestra realidad y el consejero nos trasladó su visión de cómo deberían ser las cosas.
¿Cómo compatibiliza su puesto como vicepresidente de KWD con su papel institucional como máximo representante de ACAN?
Se hace a costa de quitarle tiempo a la familia, que es lo que más acaba doliendo. Pero el reto merece la pena. En cualquier caso, el equipo me ayuda muchísimo y el respaldo de la junta de ACAN es fundamental. Son los colaboradores los que están dando el callo día a día metiendo un montón de horas.
¿Qué objetivos se ha marcado para este nuevo mandato de dos años que acaba de iniciar al frente del clúster?
El fundamental es que Navarra esté bien posicionada en lo que es el vehículo eléctrico. No solamente en que se fabrique aquí un modelo de baterías, sino que el tejido académico e industrial esté igual de bien o incluso mejor que durante la era de los coches con motor de combustión.
volver arriba

Activar Notificaciones