Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sector aeronáutico

MTorres vende sus instalaciones en Everett (EE UU) para reubicarse en otras más pequeñas

La falta de pedidos por parte de Boeing, cliente que ha retrasado varios lanzamientos ante el descenso de la demanda de aviones, ha obligado a la empresa navarra a replegarse

Ampliar Trabajadores de MTorres en las instalaciones de la empresa navarra en Torres de Elorz
Trabajadores de MTorres en las instalaciones de la empresa navarra en Torres de ElorzJesús Caso
Actualizado el 13/01/2023 a las 13:03
La empresa navarra MTorres, especializada en la fabricación de máquina-herramienta para el sector aeronáutico y ubicada en Torres de Elorz, está ejecutando una estrategia de repliegue de sus inversiones en Estados Unidos, donde ha vendido sus instalaciones en Everett (Estado de Washington) para reubicarse en un espacio más pequeño según publicó este jueves el Seattle Times y han confirmado este viernes fuentes de la empresa navarra. Este medio informó de que MTorres ha vendido su sede y planta de fabricación, desinversión tras la que ha alquilado una nueva nave que ocupa aproximadamente la mitad de espacio que la anterior. Este movimiento llega tras varios años adelgazando su plantilla en el país norteamericano, que ha pasado de 120 empleados en 2017 a 38 en la actualidad.
El repliegue de MTorres en EE UU obedece a la necesidad de la empresa navarra de adaptarse a la complicada situación del sector aeronático. Tras el parón de la pandemia, las aerolíneas siguen lejos del nivel de actividad previo a los confinamientos de 2020, por lo que han reducido o cancelado sus pedidos a Boeing y Airbus, dos de los principales clientes de MTorres. Según Seattle Times, Boeing ha congelado por el momento sus planes para aumentar la producción del 777X, modelo para el que MTorres suministra maquinaria para el ensamblaje de las alas, y también ha retrasado sus planes para un nuevo avión con el que la empresa navarra aspiraba a lograr nuevos contratos.
MTorres adquirió en 2012 una empresa de ingeniería local, Pacifica, que utilizó de embrión para establecer una presencia allí. En 2015 puso en marcha un ambicioso plan de crecimiento vinculado al programa 777X y la perspectiva de obtener nuevos encargos para el próximo avión completamente nuevo de Boeing. La compañía navarra había cerrado tres contratos con Boeing para fabricar y ensamblar partes de las alas de carbono del 777X, para lo que invirtió alrededor de 17 millones de dólares en sus instalaciones que inauguró en 2017 en Everett, que ocupan 6.500 metros cuadrados.
Sin embargo, estos planes se han visto frustrados obligando a MTorres a replantearse sus planes. Según publicó el Seattle Daily Journal of Commerce, MTorres ha vendido su edificio Everett por 21 millones de dólares a la empresa de embalaje Formost Fuji. En declaraciones al Seattle Times, el director general de MTorres, Juan Albéniz, mostraba su confianza en que el sector de la industria de aviación ya ha tocado fondo y preveía una progresiva vuelta a la normalidad, aunque añadía que esta recuperación "llevará años".
PLANES A CORTO PLAZO
Albéniz explicó también que MTorres ha presentado una oferta para equipar una nueva línea de ensamblaje del A321 que Airbus tiene en Alabama (EE UU). La empresa navarra también está trabajando en un proyecto con el gigante aeronáutico europeo para el desarrollo de una nueva forma de fabricar alas hechas con fibra de carbono. Este proyecto aspira a fabricar todas las partes del ala de un avión, incluyendo su recubrimiento, estructura y refuerzos, en una sola pieza. Se evitaría así el uso de remaches, que se sustituirían por una nueva resina que no requeriría el uso de hornos de autoclave para su endurecimiento.
Imagen del nuevo Northrop Grumman B-21 Raider del pasado 2 de diciembre
Imagen del nuevo Northrop Grumman B-21 Raider del pasado 2 de diciembreREUTERS
Por otra parte, MTorres también está tratando de ampliar sus líneas de negocio a los sectores de defensa y espacial, donde ha ganado cinco grandes contratos en 2022, según informó Seattle Times. Uno de ellos podría estar relacionado con la fabricación del nuevo bombardero furtivo de largo alcance B-21, diseñado por Northrop. Este extremo no ha sido confirmado por MTorres, aunque el Seattle Times informaba de que la empresa navarra participa en un proyecto militar para ese constructor aeronáutico norteamericano. Por otra parte, MTorres también ha hecho una oferta para trabajar con la empresa de cohetes espaciales Blue Origin, tras la que está el multimillonario Jeff Bezos, propietario de Amazon.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora