Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Empresas

VW Navarra será una fábrica mixta de coche “eléctrico y de combustión” para 2025 o 2026

Lo será a finales de 2025 o principios de 2026, según lo ha afirmado el presidente de VW Navarra, Emilio Sáenz

VW Navarra será una fábrica mixta de coche “eléctrico y de combustión” para 2025 o 2026
VW Navarra será una fábrica mixta de coche “eléctrico y de combustión” para 2025 o 2026
  • C.L.
Publicado el 08/06/2021 a las 07:41
Es muy poco frecuente que Emilio Sáenz, presidente de Volkswagen Navarra, dé noticias relevantes en torno al coche eléctrico, pero, en un giro de guión poco habitual en este alto directivo normalmente reacio a protagonizar titulares, el lunes anunció que la fábrica de Landaben adelantará “a finales de 2025 o principios de 2026” su conversión a un modelo mixto “de motor de combustión y motor eléctrico”. El bombazo lo soltó sin darle mayor importancia durante la jornada sobre la industria en Navarra, organizada por la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT, que ayer se celebró en Baluarte y que reunió en el palacio de congresos a lo más granado de los empresarios del sector en la Comunidad foral.
No era la primera vez que Sáenz hablaba de reconvertir a Landaben en una fábrica mixta, ya que en octubre de 2019, durante el XXIV Congreso de Calidad en la Automoción 4.0, hizo mención a este mismo objetivo, aunque entonces lo fijó para 2030. Lo sorprendente del anuncio fue, sobre todo, la precisión del plazo que dio el máximo responsable de Volkswagen Navarra para lograr la electrificación de la factoría, un tema en el que habitualmente se rehúye cualquier concreción: “En el cambio de los vehículos de combustión a los eléctricos, el gran reto es cómo vamos a aprovechar entre todos los fondos europeos para, internamente, hacer un fábrica mixta de motores de combustión y motores eléctricos. Aquello que en mi cabeza en particular pensaba que iba a llegar en 2030, vamos a estar ahí a finales de 2025 o comienzos de 2026”.
Todas las fuentes consultadas tras la jornada señalaban que la mutación de la factoría de Landaben en un modelo mixto para turismos de combustión y eléctricos no significa necesariamente que vaya a llegar un vehículo 100% eléctrico, aunque indiscutiblemente también abriría las puertas a esta posibilidad. Otra opción podría pasar por la llegada de un modelo híbrido enchufable a Navarra, escenario nada descabellado si una alta demanda de eléctricos en el resto de Europa acelera la transformación de todas las fábricas del grupo Volkswagen en Alemania hacia los modelos exclusivamente de baterías. Esta hipótesis obligaría a realizar importantes inversiones en la planta navarra para homologarla a la plataforma MQB A1 (coches medianos) dado que las actuales instalaciones solo sirven para producir vehículos MQB A0 (coches pequeños), cuyas características técnicas impiden la construcción de híbridos debido a la falta de espacio físico para albergar una batería suficientemente grande.
La otra posibilidad sería la llegada de un modelo 100% eléctrico que compartiría la misma línea de montaje que los coches convencionales de combustión. En este caso, se trataría de los turismos de baterías más pequeños para todo el grupo Volkswagen, un diseño que el consejero delegado del gigante automovilístico, Herbert Diess, aseguró que la multinacional pensaba producir “en Martorell” desde 2025, declaraciones que coincidieron con la visita en marzo de este año del rey Felipe VI a la sede de Seat. A falta de una confirmación por parte de la marca alemana que todavía no ha llegado, Landaben albergaría parte de la producción de ese coche. Sin embargo, en este caso hay dudas sobre el volumen de estos vehículos que se asignaría a Volkswagen Navarra, ya que fuentes cercanas a Seat dan por sentado que solo se externalizaría la producción fuera de Martorell si la demanda desbordara su capacidad.
ESCASEZ DE MICROCHIPS

Al margen del coche eléctrico, Sáenz también tuvo tiempo para hablar de las principales amenazas que están condicionando la actividad de la planta, entre las que incluyó el insuficiente suministro de microchips y el aumento del precio del acero. “La falta de semiconductores nos está afectando muchísimo, a lo que se suma el incremento de los precios de las materias primas, especialmente el acero”, reconoció el presidente de Volkswagen Navarra. Pese a este ambiente “confuso”, aseguró que Landaben seguirá adelante con el lanzamiento del Polo renovado dentro de dos semanas, lo que conllevará algunos “problemas de adaptación” tanto en el seno de la factoría como entre los proveedores. Y a finales de septiembre llegará el tercer modelo, el Taigo, que “será un éxito”.
A pesar de todas las dificultades provocadas por la pandemia, Sáenz quiso ensalzar el creciente protagonismo de los proveedores de piezas y componentes navarros y de “regiones cercanas” en la producción de Volkswagen Navarra. “Es una tendencia que va en aumento en los últimos 15 años. Muchas de las piezas de plástico y metálicas que antes llegaban de Alemania o Rumanía son suministradas desde Navarra o zonas cercanas. Eso demuestra que las empresas locales tienen un importante how know y son competitivas”, afirmó.
Durante su turno, el presidente de la Confederación Empresarial de Navarra (CEN), Juan Miguel Sucunza, recordó que el 30% del PIB de la Comunidad foral proviene de la industria, una tasa solo igualada por las naciones más punteras como “Japón, Canadá o Alemania”. A este último país, Sucunza quiso mostrar su gratitud por todo lo que había aportado a Navarra en el ámbito industrial: “A Alemania hay que agradecerle mucho de lo que ahora somos. Nos ha dado negocio y nos ha enseñado a trabajar mejor”. El presidente de la CEN advirtió del riesgo de que la industria pierda el umbral del 30% del peso en el PIB, algo que “encendería todas las alarmas”, por lo que apeló a “todos los navarros y al Gobierno foral” a impedirlo a toda costa.
Por su parte, el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo, destacó que el sector industrial en Navarra cuenta con un “ecosistema preparado” gracias a los clústeres y los centros tecnológicos de referencia, como lo es Naveac para la automoción. También ensalzó el papel que juega la UPNA y el papel de algunos de sus expertos, como es el caso de Humberto Bustince.
volver arriba

Activar Notificaciones