x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Pamplona

Ana Monreal (iAR): "Discriminar a la mujer es un desperdicio de talento bestial"

La ingeniera Ana Monreal fue una de las participantes en la mesa redonda sobre los estereotipos de las mujeres en la ciencia

Ana Monreal Vidal y la realidad aumentada

Ana Monreal Vidal.

17/02/2019 a las 11:12
Etiquetas
  • Efe. Pamplona
A+ A-

La ingeniera y emprendedora navarra Ana Monreal Vidal ha asegurado en una entrevista que la discriminación laboral de las mujeres es "un desperdicio de talento bestial" y ha animado a las jóvenes estudiantes a que tengan en cuenta la posibilidad de crear sus propias empresas.


Monreal, quien ha participado esta semana en la mesa redonda 'Mujeres en la ciencia, de los estereotipos a la realidad', celebrada en el Planetario de Pamplona, hizo la carrera de Ingeniería Industrial en la UPNA y elaboró el proyecto de fin de carrera en Braunchweig (Alemania), a través de una beca Erasmus.


Al terminar la carrera, trabajó cinco años como investigadora en el Centro Nacional de Energías Renovables dentro del departamento de Energía Solar Térmica, hasta que inició su aventura emprendedora al crear la filial española de la multinacional francesa Sirea, dedicada al control y automatización.


Más tarde, junto a dos socios, Jon Navarlaz y Miguel Ángel Llorente, creó otra empresa, iAR, que actualmente cuenta con un equipo de 27 personas.


Monreal ha asegurado que no sabe si es "un caso raro", pero jamás se ha sentido "desplazada" por ser mujer. Aunque en principio le gustaba la Medicina, estudió Ingeniería (2002 a 2007) por tradición familiar y porque "era un momento en el que había muchos médicos, pero había mucha demanda de ingenieros".


La emprendedora navarra no sabía muy bien qué se iba a encontrar en la carrera, pero le sorprendió muy gratamente: "No me arrepiento para nada, la ingeniería me abrió la mente y me ayudó a cambiar mi forma de pensar, de intentar buscar las razones de por qué ocurren las cosas. Ahora no cambiaría mi elección si volviera para atrás en el tiempo".


Sí observó que en el aula "había bastantes más hombres que mujeres", pero "desde luego, no he vivido en ningún caso ningún tipo de exclusión por el hecho de ser mujer", ha subrayado.


Monreal se ha mostrado muy sorprendida por el hecho de que, desde hace una década, el porcentaje de mujeres investigadoras en España se haya estancado en el 39 % y que el número de alumnas matriculadas en carreras de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas esté descendiendo, según el informe "Científicas en cifras 2017", que este año ha coincidido con la celebración del Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia.


"Hablando con gente de la universidad, me ha chocado que el 'pico' de la presencia de mujeres en ingeniería fuese en mi generación", ha señalado Monreal, quien ha destacado: "Eso me sorprende, porque, ahora que parece que está cambiando la mentalidad, no termino de entender por qué vuelve a bajar el número de mujeres" en carreras científicas.


Monreal ha afirmado ser consciente de la existencia del llamado "techo de cristal" para las mujeres en muchas empresas que no cuentan apenas con directivas de alto nivel en sus organizaciones.


En su empresa, ha comentado, "en ningún caso nos plantearíamos que, por el hecho de ser mujer, no se dejara a alguien subir de un determinado nivel. El que se lo merece y lo vale es el que se pone ahí". La discriminación laboral femenina, ha añadido, "me parece que es un desperdicio de talento bestial. Eso no puede interesar a ningún empresario".


La ingeniera pamplonesa también ha lamentado que en el sistema educativo no se fomente el emprendimiento: "Cuando yo estudiaba, parecía que nos estaban preparando a todas para ser funcionarias, con un trabajo seguro para toda la vida, y el emprendimiento jamás lo incentivaban; nadie nos hablaba durante la carrera de que teníamos la posibilidad de crear una empresa, montar un negocio".


Para Monreal, uno de los problemas es que no se explica a los alumnos en los colegios en qué consisten las carreras científicas."Tenemos un concepto preconcebido de estas carreras, que pueden parecer feas, difíciles, poco atractivas", pero su experiencia, ha declarado, es completamente diferente.


Por ello, ha animado a los alumnos a que piensen que "ingeniería es todo lo que nos rodea, cualquier máquina, cualquier objeto es tecnología, viene de gente que ha estudiado y ha adquirido conocimientos en estas áreas".

 

Monreal ha transmitido un mensaje especial a las niñas que estudian en los colegios navarros: "Les diría que tengan la mente abierta, que tengan un poco de curiosidad hacia lo que nos rodea" y no descarten las carreras científicas.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra