Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ganadería

EHNE denuncia que la subida de costes pone en peligro la existencia de granjas

Expone que, por ejemplo, los piensos han aumentado un 25% y que están produciendo por debajo de coste

Momento de la concentración de EHNE Nafarroa delante de la sede del departamento de Desarrollo Rural.
Momento de la concentración de EHNE Nafarroa delante de la sede del departamento de Desarrollo RuralCEDIDA
Publicado el 22/09/2021 a las 14:39
El sindicato EHNE nafarroa se manifestó el martes delante del departamento de Desarrollo Rural, en la calle González Tablas de Pamplona y dirigido por Itziar Gómez, para denunciar el creciente incremento de costes frente a la congelación de precios de sus productos. "21-05 es el agónico y desigual resultado del imaginario partido de pelota que tenemos que disputar a diario las ganaderas y ganaderos navarros, sometidos por la multiplicación de nuestros costes productivos frente a la congelación del precio de los productos que elaboramos. Desgraciadamente, hay contundentes datos que avalan nuestras amargas quejas y que ponen en serio peligro la existencia de las explotaciones ganaderas y de los propios núcleos rurales. 21, como es fácil suponer, es el año en el que vivimos. Un año en el que hemos visto cómo los piensos con los que alimentamos a nuestros animales subían nada menos que un 25%, a lo que hay que añadir la subida del precio de la energía. Según el propio Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en los cinco últimos años tras restar al precio de venta, solamente el coste de alimentación y compra del ternero pastero, el margen medio por cada 100 kilos de carne producida en cebo de terneros, se ha reducido de 104 a 60 euros, lo que nos da una idea de la tendencia sectorial", leyeron en un manifiesto.
"05 es el año en el que los precios que recibimos por los productos que elaboramos se quedaron congelados. Paradójicamente, en una época en la que el consumo de alimentos se ha disparado por efecto de la pandemia y la cesta de la compra es un 40% más cara que hace 15 años, ese incremento no se ha visto reflejado en los ingresos de las ganaderas y ganaderos. Más bien al contrario, la industria transformadora, y la gran distribución han sido los verdaderos beneficiados de este boom consumidor. A los productores, tan elogiados al comienzo de esta crisis sanitaria por nuestra condición de esenciales, nos han vuelto a apretar las clavijas, viéndonos obligados a vender por debajo del precio de coste en muchos casos. Una vez más, la palabrería suplanta a la justicia", agregaron.
Según el sindicato abertzale, "lo mismo" sucede con la Ley de la Cadena Alimentaria. "Este instrumento que no solo debería garantizar cubrir costes a los distintos eslabones de la misma, sino un reparto justo del valor añadido que se genera y un margen suficiente para que las explotaciones ganaderas familiares no tengan que pensar solo en subsistir, que es lo que ocurre hoy día, sino en ser opciones laborales atractivas para garantizar el necesario asentamiento poblacional que asegure el futuro del medio rural.
Por eso estamos aquí, para reclamar a la Administración que ponga los medios imprescindibles de cara a acabar con la asfixiante situación que vive la ganadería familiar navarra, que ahora mismo solo se sostiene por las ayudas vía PAC, una dependencia que no nos gusta y que, además, está mal repartida. Si la actual coyuntura se extiende en el tiempo, el espacio de esas pequeñas explotaciones lo ocuparán otras de carácter industrial, que todos sabemos las terribles repercusiones que tienen hacia el entorno natural.
De ahí que necesitemos la complicidad de los consumidores, sobre todo en unos momentos en los que algunos de nuestros productos, como la carne, están sufriendo una injusta campaña de desprestigio. Creemos que es más importante comer buena carne en lugar de mucha. Sin el apoyo de la sociedad y de las instituciones que la representan, no conseguiremos darle la vuelta al marcador de un partido de pelota en el que nos va la pervivencia o la desaparición de la ganadería navarra.
volver arriba

Activar Notificaciones