Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Vino

El desplome de los precios de la uva por la covid ensombrece una vendimia de calidad en Navarra

Los viticultores denuncian que se está comprando uva por debajo de costes

Aránzazu Villanueva analiza la previsión del grado de la uva en viñedos de Olite
Aránzazu Villanueva analiza la previsión del grado de la uva en viñedos de OliteAlberto Galdona
Publicado el 16/09/2021 a las 10:03
Si en Rioja - que es la reina de oros en términos vitivinícolas- los productores estornudan, imagine usted el panorama que tienen ante sí los viticultores del resto de zonas elaboradoras de vinos. El desplome o la crisis de precios de la uva está ensombreciendo y marcando una vendimia, ralentizada por las lluvias y que, según los técnicos, en Navarra depara una “muy buena calidad”, aunque se prevé algo más corta en kilos.
Los productores navarros (1.750 en la DO Navarra y 700 en la zona navarra de la DOC Rioja) se preparan para asumir, por segundo año, una bajada de precios derivada, en última instancia, por los cierres y las restricciones impuestas por los gobiernos a la hostelería en aras de controlar la pandemia.
A pesar de que la Ley de la Cadena Alimentaria impide las ventas por debajo de coste para los productos agrarios, estas se ya produjeron de forma generalizada en la campaña pasada. Entonces, el sector entendió el descenso por el mal año de la hostelería en 2020. Ahora, en cambio, se resiste a que se repita ese escenario. Las organizaciones agrarias, como el sindicato Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN), denuncian que se vende la uva por debajo de los costes de producción. ¿Y cuáles son esos costes? Según el ‘Estudio económico y análisis del cultivo de la viña en Navarra’ elaborado por técnicos de INTIA y de Evena en 2005, producir un kilo de uva en Navarra costaba entonces 42 céntimos. Si la cifra se actualiza con el IPC, los costes de producción bien rondarían cerca de los 50 céntimos el kilo.
El año pasado, la ‘factura’ de la covid hizo que los precios de la uva en la DO Navarra se situarán entre 25 y 40 céntimos, frente a los 40-60 céntimos de años anteriores a la pandemia.
En la DOC Rioja las cantidades no son tan bajas pero la propia consejería de Agricultura, en un estudio del Observatorio de Precios, confirmó que el viticultor riojano perdió dinero la pasada vendimia. En la esta denominación, el precio de la uva cayó por la covid a entre 50 y 70 céntimos cuando en año anteriores se ha situado entre los 80 céntimos y el euro.
Las bodegas, mientras, hablan de la incertidumbre del mercado, del impacto de los cierres de la hostelería, del aumento de otras materias primas y de que la exportación tampoco termina de despegar. Por ejemplo, en la DO Navarra se lleva un aumento acumulado de las ventas hasta julio del 5% pero en 2020 cayeron un 21%. Aseguran que no se ve “una recuperación en punta”.
Santiago Labari, presidente de la Asociación de Bodegas de la Denominación Navarra
Santiago Labari, presidente de la Asociación de Bodegas de la Denominación NavarraDN

Santiago Labari, presidente de la Asociación de Bodegas de la Denominación Navarra: "No hay seguridad de ventas, y materias primas y transporte han subido"

“El sector hostelero está sufriendo y nosotros con ellos. Vamos de la mano”, afirma el presidente de la Asociación de Bodegas de Navarra, Santiago Labari. La covid, asegura el bodeguero, vuelve a marcar “otra vendimia extraña” pero, sobre todo, dibuja un escenario donde reina la incertidumbre. “Estamos preocupados por el devenir de la hostelería. Es muy difícil predecir el mercado a corto, medio y largo plazo. Hay quien, incluso, cree que la hostelería ya nunca volverá a ser como la conocimos. No hay seguridad de ventas, de que el consumo de vino en el canal horeca regrese aquellos niveles”, agrega. Labari reconoce que las bodegas están inmersas en un ejercicio de contención de gastos obligadas por la coyuntura y habla de un aumento de los costes. “Hay muchas bodegas con ERTE y fruto de la pandemia, ha aumentado el coste de las materias auxiliares, como el cartón, la madera, cápsula y transporte. Hubo un momento en el que era difícil conseguir botellas porque las vidrieras tenían cerrados hornos de producción”. El portavoz estima que estos incrementos han encarecido el vino embotellado en, al menos, un 10 o 15%. ¿Cómo se repercute eso en un botella de vino?. Dile al hostelero, que anda fastidiado, que le cobras más para no ganar nada. Es duro”. En cuanto a los precios de la uva prefiere no poner cifras. “Hay operaciones de todo tipo. Con la incertidumbre de venta que existe las bodegas, en general, están temerosas ante las compras. “Depende de cada situación. No se puede generalizar. Hay garnachas que se pagan a 60 céntimos. algo casi anecdótico y otras uvas se pueden adquirir desde 30 céntimos”.
Félix Bariáin, presidente de la Unión de agricultores y ganaderos de navarra (UAGN)
Félix Bariáin, presidente de la Unión de agricultores y ganaderos de navarra (UAGN)DN

Félix bariáin presidente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Navarra (UAGN): "Las bodegas quieren trasladar al viticultor todas las pérdidas covid"

“La sensación de esta vendimia es agridulce. Dulce por la calidad de las uvas y agria porque las bodegas quieren que los viticultores asumamos las pérdidas covid solo nosotros. Nos las trasladan”, afirma rotundo el presidente del sindicato agropecuario UAGN, Félix Bariáin. Explica que el sector ya realizó el año pasado “un ejercicio de responsabilidad”. “Nos bajaron los precios y lo asumimos. La mayoría de la uva se pagó entre 25 y 40 céntimos el kilos. El sector no está dispuesto a ser una vez más el colchón de la cuenta de resultados de las bodegas”, añade el líder agrario. Antes de la pandemia, apunta, el kilo de uva rondaba entre 40 y 60 céntimos, unas cifras que tilda de “muy justas”. “Toda la uva que se pague por debajo de 50 céntimos el kilo es un insulto al productor. No hay que olvidar que la Denominación de Origen Navarra tenía hace pocos años 19.000 hectáreas y está ahora en 10.000. Si bajan los precios se arrancará más viñedo”.
Bariáin apela al departamento de Desarrollo Rural para que haga cumplir la Ley de Cadena Alimentaria que impide que un producto se venda por debajo de costes. “Las bodegas están vendiendo más que el año pasado. No puede haber el mismo precio y no puede ser que las grandes bodegas minimicen lo que les cuesta producir su propia uva con lo que dejan de pagar a los viticultores a los que compran”, expone.
Según Félix Bariáin, entre los productores hay “rabia e indignación”, aunque también reconoce y aplaude los “puntuales” contratos “a precios razonables” que realizan algunas bodegas.
Ampliar Jorge González, representante de los viticultores navarros en la DOC Rioja
Jorge González, representante de los viticultores navarros en la DOC RiojaDN

Jorge González, representante de los viticultores navarros en la DOC Rioja: "Hay preocupación porque, a estas alturas, la uva todavía está sin precio"

La alarmas han saltado en el sector viticultor de la Denominación de Origen Calificada (DOC) Rioja. Acostumbrados a precios que rondaban entre los 80 céntimos y el euro, los viticultores de la zona vitivinícola con mayor cuota en el mercado nacional se encuentran este año con un escenario inusual: precios más bajos de lo habitual e, incluso, uva que entra en bodegas sin contrato.
La situación es tan crítica para los viticultores que el miércoles, a las 11 horas, en la Plaza del Mercado de Logroño hay convocada una manifestación bajo el lema ‘Por unos precios dignos para la uva y el vino de la DOC Rioja’, a la que se han sumado organizaciones agrarias como UAGN.
Jorge González, viticultor de Mendavia, salió elegido en mayo como representante de los viticultores navarros de los ocho municipios adscritos a la denominación riojana. “No hay precio para la uva. No hay contratos o, si hay, son puntuales. La gente, antes de meter la uva en la bodega, debe saber qué precio tiene, a cuánto se le va a pagar el esfuerzo de todo el año. Y no está pasando. Otros años, para el 15 de agosto, ya se conocía el precio de la uva pero, a estas alturas, no se sabe todavía”, apunta el representante de los más de 700 productores navarros en el Consejo Regulador de la DOC Rioja.
“Hay mucha preocupación. No podemos consentir que se repintan los precios tan bajos del año pasado o, incluso, que aún bajen más. Esperamos que las bodegas recapaciten porque la situación es insostenible. Nos sentimos indefensos. Somos el último eslabón y no podemos ser los paganos de la situación”, añade.
El año pasado, señala, la uva tinta se abonó entre 50 y 75 céntimos el kilo, según calidades. Y la uva blanca, entre 50 y 60 céntimos. “Hay un panorama de incertidumbre. Es cierto que hay excedentes de vino pero habrá que aumentar las ventas o producir menos uva. Al final, es oferta y demanda”, indica.
González subraya que en la vendimia de 2020 el sector ya vendió a pérdidas, por debajo de costes, según datos del propio Gobierno riojano. Además, señala que los viticultores ya se han asumido una reducción de los rendimientos (kilos permitidos recoger por hectárea) para contribuir a mejorar la situación. Así, cogerán el 95% de lo permitido. En concreto, 5.850 kilos por hectárea en tintas y 8.100 kilos en blancas.
Jorge Rivero, director comercial del Grupo Marqués del Atrio
Jorge Rivero, director comercial del Grupo Marqués del AtrioDN

Jorge Rivero, director comercial del Grupo Marqués del Atrio (Mendavia- DOC RIOJA): "Los precios apuntan a la estabilidad. Se trata de ganar toda la cadena"

El grupo bodeguero Marqués del Atrio compra uva a unos 200 productores de la Denominación de Origen Calificada Rioja, donde posee dos bodegas. Marqués del Atrio (Mendavia) y Faustino Rivero Ulecia (Arnedo). Además, tiene o está asociado con otras cinco bodegas por toda España (en DO Navarra, en Utiel- Requena, en Rías Baixas, en Ribera de Duero y en la IGP Tierra de Castilla). Su director comercial, Jorge Rivero, apunta que este año los precios “apuntan a la estabilidad” con respecto a 2020, cuando en Rioja estuvieron entre 50 y 75 céntimos el kilo. “En Rioja somos afortunados. Es donde más caro se paga la uva. No es el euro de hace años pero no es perder ni el manchego que la cobra a 20 a 25 céntimos. Al final, tenemos que pensar en el mercado y no están fácil las cosas. Hay mucho estocaje de vino y la hostelería está empezando a abrir... Tampoco se nos puede ir la cabeza. ¡Estaríamos encantados de pagarla carísima! Ahora bien, hablas con la distribución de Estados Unidos y si les dices que sube el precio un 20% te dicen que compran un vino chileno o un vino argentino en lugar de un Rioja y te quedas fuera de mercado. Hay que todos los integrantes del sector ganen algo y creo que en Rioja, con esos precios, hay margen. El año pasado las bodegas sufrimos porque cogimos la uva a todos los proveedores aunque no necesitábamos más vino”, añade.
NO PERDER CUOTA
Rivero subraya que “tampoco” es partidario de bajar precios en Rioja porque “si salen riojas al mercado muy baratos es destructivo”. “Hay que buscar el equilibrio y ofrecer un precio razonable para que el consumidor no se decante por vinos de otras zonas de España en lugar de elegir un Rioja. El bodeguero señala que la bajada de precios es generalizada en todas las zonas vitivinícolas de España. “Son vasos comunicantes y cada vez hay más regionalismo, persona que consumen el vino de su zona y eso a quien muerde cuota es a Rioja”, detalla.
Rara Rivero, hay que tener presente que en 2020, con el cierre de la hostelería, las ventas de Rioja cayeron muchísimo y no se han recuperado. “El 60% de todo Rioja se vende en la hostelería. Y se han hecho promociones para sacarlo por otras vías, pero hay stock”. “ Rioja en exportación hasta julio ha crecido un 8% y en nacional ha crecido un 3,4%. No hay una subida rotunda. Hay que tener paciencia”.

LA DO NAVARRA

HECTÁREAS. 10.400

VITICULTORES. 1.750

ÁREA GEOGRÁFICA. Incluye Baja Montaña, Valdizarbe, Tierra Estella, Ribera Alta y Ribera Baja.

BODEGAS. 85

61 MILLONES DE KILOS DE UVA más o menos se prevén recoger en esta campaña, un 18% menos que los 74,9 millones de kilos del año pasado. De cumplirse sería similar a la de 2017 (60 millones de kilos) o la de 2012 (63,5 millones. La denominación exporta alrededor del 30-33% de sus vinos.

DOC RIOJA EN NAVARRA

HECTÁREAS. 7.100

VITICULTORES. 700

BODEGAS. 17

OCHO LOCALIDADES Andosilla, Aras, Azagra, Bargota, Mendavia, San Adrián , Sartaguda y Viana.

40-44 MILLONES DE KILOS DE UVA más o menos se recogen en esta zona cada año, que según el Consejo Regulador se traducen luego en unos 16-18 millones de litros de vino.

volver arriba

Activar Notificaciones