Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

3P Biopharmaceuticals

Diego Bochoeyer: “Viene el otoño; las medidas anticovid se deben mantener”

Recién incorporado al equipo directivo de 3P, el biólogo argentino Diego Bochoeyer trabajará para reforzar el liderazgo de la compañía en Europa y llegar a EEUU: “Se necesita capacidad y podemos servirla desde Pamplona”

Diego Bochoeyer es biólogo especializado en genética molecular y biotecnología
Diego Bochoeyer es biólogo especializado en genética molecular y biotecnologíaEduardo Buxens
Actualizado el 17/09/2021 a las 10:23
El biólogo Diego Bochoeyer (Buenos Aires, 24 de marzo de 1976) se acaba de incorporar al equipo directivo de 3P Biopharmaceuticals, una empresa de biotecnología que se constituyó al abrigo de CEIN hace ahora quince años como la primera compañía de España de producción de proteínas terapéuticas. Llega como director de Desarrollo Estratégico y Supply Chain y de la mano de su mujer, la también bióloga María del Mar Beaumont que también se acaba de incorporar al equipo de 3P como Project Manager y se encargará de gestión de algunos de los proyectos de colaboración que se están llevando a cabo en la compañía. “Como si fuera un combo. Para dos biólogos que trabajan en biotecnología es difícil que uno tenga trabajo y el otro no”, explica. Aunque oriundos de Buenos Aires (Argentina) donde nacieron sus dos hijas, Juana (11) y Jazmín (8), el destino les terminó llevando primero a Copenhague (Dinamarca) y después a Seattle, en el Estado de Washington, donde Diego fue Vicepresidente de manufactura durante tres años antes de convertirse en director global de Ingeniería de Procesos Global en AGC Biologics en la que también trabajaba con su mujer María hasta su traslado a Navarra. Allí pasaron los últimos cuatro años, “difíciles y de mucho trabajo y esfuerzo”, que se vieron salpicados por el estallido de la pandemia. “Queríamos un cambio y siempre habíamos tenido el sueño de vivir en España”. Sus nombramientos ilustran esa atracción de talento que persigue 3P, que ha ganado solidez financiera tras la entrada en 2019 de Keensigth Capital como socio mayoritario y hoy se encuentra en plena transformación y con ambiciosos planes de crecimiento en marcha.
¿Qué necesita una empresa con el crecimiento de 3P?
Talentos y gente con experiencia para poder sobrellevar la transformación de ser una empresa pequeña y enfocada a desarrollo y proyectos para fase clínica temprana, a ser una CDMO que se consolida en todas las etapas de desarrollo de medicamentos biológicos hasta las fases de desarrollo más tardías y comerciales.
¿De qué se va a encargar usted exactamente?
De toda la parte de planificación, logística y compras. Son áreas críticas desde el inicio, el corazón de nuestras operaciones. La otra parte de mi trabajo será el desarrollo estratégico. Traer a la organización ideas, proyectos... Ayudarle, mano a mano con Dámaso Molero -director general de la compañía- y todo el equipo directivo de 3P en esa etapa exponencial de crecimiento. Desde la construcción de una nueva planta a una nueva parte de la ya existente, o nuevas estructuras que permitan incrementar capacidad.
¿Están ya en esa fase de incremento de capacidad?
Tenemos tres líneas de producción de procariotas (microorganismos), principalmente bacterias y levaduras, y estamos terminando la construcción de una nueva línea de mamíferos, además de otra línea más de procariotas. La nueva línea de células de mamífero es para cultivos a una escala de 2.000 litros con un concepto relativamente nuevo que se está usando mucho en la industria que es el de desechables.
¿Y qué supone ese cambio de concepto?
Ganar en capacidad, flexibilidad y velocidad a la hora de producir. Es una operación que nos permite reducir el tiempo entre lotes de fabricación ya que el biorreactor que se usa es una bolsa que se pone en una especie de carcasa o contenedor de acero inoxidable y una vez que se termina el proceso se descarta y se pone una bolsa nueva.
¿Ampliarán la extensión de su nave?
Hay planes para ello. Recientemente hemos ampliado la capacidad del almacén y tenemos más espacio para crecer. La construcción de plantas como la nuestra son por lo general rápidas y flexibles. Teníamos dos biorreactores de 200 litros y ahora aumentaremos a una capacidad de 2.000 litros que se usa mucho en el mercado para producir anticuerpos monoclonales para distintos tratamientos: cáncer, enfermedades autoinmunes, inflamatorias o neurodegenerativas, entre otras.
El director de 3P decía hace unos días durante una visita a la planta de responsables del Ejecutivo foral que 3P se prepara para dar el gran salto: contar con presencia física tanto en Europa como en EE UU. ¿Qué horizonte manejan?
No más allá de 2024 o 2025. La idea es afianzar el mercado europeo, pero la transformación que estamos buscando tiene que ver con llegar al mercado de EEUU. Pronto vamos a tener auditorias de la FDA -la entidad que regula medicamentos y alimentos en EEUU- y eso ya nos pone en otra categoría más alta y nos permite jugar en otras ligas. Buscamos atraer clientes de EEUU. Hoy la necesidad de grandes capacidades de producción es mucha y poder servir esa capacidad desde Pamplona es fabuloso.
¿Traerá ese salto incremento de empleo en Pamplona?
Contamos con un equipo de 300 personas y la idea es llegar en 3 ó 4 años a las 400, además de crecer en facturación y Ebitda. Hay muchas inversiones en curso y otras que vendrán.
Conoce bien el ámbito de las vacunas. Comenzó su carrera trabajando en la producción de vacunas para animales. Ahora estamos ante vacunas de nueva generación como las de ARN mensajero. ¿Qué supone ese avance para 3P que también está desarrollando una vacuna y un tratamiento contra la covid?
Efectivamente, trabajé bastantes años en la fabricación de vacunas para animales. Son vacunas que se hacen por distintos métodos pero bajo normas GMP (buenas prácticas de fabricación). La tecnología de las vacunas para humanos que se están haciendo es un poco más avanzada. Habló del ARN mensajero o vacunas con adenovirus de nueva generación. Las del ARN mensajero es la primera vez que se están probando en el mercado y abren un abanico muy grande de oportunidades. La vacuna que está desarrollando 3P no va por el ARN mensajero, pero estamos probando que esta tecnología pueda servir no sólo para hacer vacunas anticovid sino otro tipo de medicamentos que pueden revolucionar la medicina en el mundo.
El miedo a los afectos adversos de esas vacunas de nueva generación no ha desaparecido.
Cierto, pero la realidad es que es muy difícil que haya un efecto adverso. Son vacunas que enseñan a nuestras células a producir una proteína, o incluso sólo una porción de proteína, para generar una respuesta inmune muy rápidamente. Esta tecnología abre un mundo de oportunidades para la medicina en general.
Escuchar a un biólogo hablar así de las vacunas tranquiliza.
Las vacunas de proteína recombinante se han hecho mucho en el mercado y se han probado en varias ocasiones, pero esta vacuna es buena y sirve. La idea es que 3P pueda consolidarse en el mercado de vacunas y entrar en la producción de terapia génica, generar terapias a través de genes. Es parte del futuro: llegar a ser una empresa que ofrezca servicios de terapia génica en un plazo de tres años o antes. Traerá más crecimiento y más oportunidades. Hay mucha necesidad de capacidad en el mundo y en EEUU en particular.
¿Cómo vivió el inicio de la pandemia?
La covid entró en EE UU justo por la ciudad en la que vivíamos. Pero el Estado de Washington fue muy cuidadoso con los requerimientos y reglas covid y eso fue positivo para nuestra familia.
¿Le preocupa que se vuelvan a levantar las medidas demasiado pronto?
Es importante que las medidas se mantengan para mantener la seguridad de todos.
¿Habrá sexta ola?
. Viene el otoño y la gente va a ser más susceptible a la infección. No nos queda otra que mantener las medidas y pensar en una tercera dosis de la vacuna. En EEUU ya se está haciendo.
¿Con qué aprendizaje se queda de los que nos está dejando esta pandemia?
Que tenemos que estar preparados para este tipo de situaciones. Tener plataformas, porque eso supone tener un potencial producto. Es lo que permitió a empresas como Pfizer o Moderna llegar al mercado con rapidez.
Los recursos que se pusieron para la producción de las vacunas también ayudaron
Sin duda. En EEUU hay un programa que ha priorizado hasta seis vacunas para covid. Se pusieron muchísimos recursos al servicio de estas vacunas. Eso trae una problemática a la hora de conseguir insumos para otro tipo de medicamentos. Hoy se prioriza la vacuna y todos los insumos, la cadena de valor y la logística se dirigen hacia su producción lo que provoca problemas en otras industrias como la automotriz.
¿Cuál es el principal desafío para potenciar la industria de la biotecnología en Navarra?
El potencial de Navarra en este campo es enorme y el desafío atraer talento y gente que pueda generar valor. El sector necesita tamaño y el crecimiento viene acompañado de incorporación de personal capacitado. Es importante que haya políticas en la Comunidad que potencien la importación de talento no solo de España sino de otros países. Es una zona maravillosa para vivir.
En pocos días, la feria Biospain situará a Pamplona como escaparate mundial del talento biotecnológico española.
Es una feria muy importante a nivel de España y este año se hace aquí. Debemos aprovechar ese espacio para contar lo que hacemos, lo que somos y como trabajamos y poder así atraer nuevos clientes, además de trabajo y oportunidades para la provincia.
volver arriba

Activar Notificaciones