Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Coronavirus Navarra

La hostelería encaja el golpe de la suspensión de los Sanfermines y se centra en preparar la vuelta

Los bares y restaurantes miran con cautela unas fiestas en septiembre pero sí piden eventos para recuperar las calles

Arrancan las fiestas de 2019
Arrancan las fiestas de 2019
Publicado el 23/04/2020 a las 16:32
Primero fue la Semana del Pincho en marzo, después la Semana Santa, el cercano puente de mayo y ahora los Sanfermines. El sector de la hostelería ve con resignación cómo se esfuma la temporada alta. La suspensión de las fiestas es “una mala noticia” y comparten la tristeza de la mayoría de ciudadanos, pero admiten que es una decisión acertada porque en las actuales condiciones resulta difícil estar preparados para una semana tan intensa. ¿En septiembre? Hay división de opiniones y escepticismo. Ven más importante despejar incertidumbres, recuperar la normalidad y organizar pequeños eventos que ayuden en el día a día.

Nacho Calvo, de la Asociación de Hostelería y Turismo de Navarra, considera que habrá que ver la “capacidad y viabilidad” de celebrar las fiestas en septiembre. “Sería positivo aunque fueran más locales”. Sin embargo, explica que lo que necesita ahora el sector es despejar incertidumbres, más ayudas y pensar en eventos e iniciativas para que cuando se levante el confinamiento la gente se anime a salir a las calles y tomar algo. La suspensión de los Sanfermines es un “duro golpe para la ciudadanía y también para el sector que cuenta con 18.000 trabajadores”, añade. Para salvar esos empleos hacen falta ayudas a fondo perdido, defiende. También que se programen eventos y actividades que animen a la gente a salir a la calle cuando se pueda. “Este año no van a venir alemanes ni franceses, así que vamos a tener que tirar del cliente local y a lo sumo de las comunidades vecinas”, apuntó.

Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería (Anapeh) señaló que la noticia que no pilla de sorpresa a un sector que vive “una situación dramática”. “La hostelería no podría estar preparada para acoger unas fiestas como lo son los Sanfermines en una situación de crisis sanitaria como la que estamos viviendo”, apunta la asociación. “Nuestra mayor preocupación ahora mismo es trabajar en el día a día para preparar la reapertura de nuestros negocios en el momento en el que sea posible, una apertura limitada a la vista de cómo vayan sucediéndose las cosas”. Por ello apelan al apoyo al Gobierno de Navarra y a los Ayuntamientos para que ayude a este sector “que es el que más va a padecer con esta crisis”, teniendo en cuenta que va a ser de los últimos en recuperar la actividad.

Las asociaciones de comerciantes coinciden en que los Sanfermines suponen una “inyección económica” para muchos establecimientos y para otros era la oportunidad de coger vacaciones. Pablo Goñi, de la Asociación del Casco Antiguo, apunta que la semana previa a Sanfermines, coincidiendo con las rebajas, se generan muchas ventas. “Este año las rebajas van a estallar en cuanto se permita abrir porque muchos necesitan liquidez para afrontar gastos ineludibles. Esto va a ahondar en el proceso de destrucción del tejido económico”, explica. Goñi añade que en la desescalada es fundamental adecuar los ERTES a esas medidas de transición graduales.

La gerente de la Asociación del Ensanche, Chus Alonso, considera que para la ciudad sería “emocionante” celebrar los Sanfermines en septiembre, pero antes habría que despejar incógnitas “porque no sabemos cómo vamos a nivel sanitario después del verano”. Alonso lamenta que hay establecimientos para los que los Sanfermines suponen una “inyección de ingresos que les permite resistir durante los meses bajos”.

Juan Cruz Areta asumió a finales de año la gestión del Iruñazarra junto a otro socio. También regentan El Patio, en Ripagaina. Para Juan Cruz, la suspensión de los Sanfermines es “una gota dentro de la tormenta”. “La cuestión no es cuando vamos a salir sino cómo, si habrá que limitar el aforo y qué medidas tendremos que adoptar. Muchos bares pequeños lo van a pasar muy mal”, comenta.
Los hoteles se preparan para la cancelación de las reservas

Los hoteles de Pamplona siempre tienen ya desde principios de año unas elevadas tasas de ocupación para Sanfermines. Ahora se preparan para gestionar todas las cancelaciones. “Ya nos pasó en Semana Santa, una de las mejores temporadas del año. Yo tenía las 24 habitaciones completas y fue un jaleo terrible”, explica Javier Azanza, del bar y el hostal Bearán, en San Nicolás. Navarra registró en julio del año pasado 215.000 pernoctaciones, el doble que los meses de temporada baja.

En el hotel Maisonnave, la decisión de suspender los Sanfermines ha causado tristeza “a pesar de que era una decisión esperada”. “Pronto empezarán a contactarnos los clientes para las cancelaciones”, comentaba ayer Leire Alemán, gerente del hotel. “Nos produce tristeza porque somos un hotel muy sanferminero. Reforzamos la plantilla para esas fechas”, señala. Este establecimiento tiene actualmente alojados a una decena de sanitarios pasando la cuarentena. Alemán explica que ahora están centrados en todos los preparativos para la vuelta, “pensando en las medidas higiénicas que habrá que tomar, los protocolos, etc.”.

En total, hay 14 hoteles a disposición de la Administración, 500 camas para acoger a contagiados por coronavirus. “La gente se piensa que luego le van a pasar la factura al Gobierno, pero no es así. Es un acto de generosidad y solidaridad de los hoteleros y pocos lo están agradeciendo. El Gobierno foral no ha reconocido públicamente este gesto”, lamenta Nacho Calvo, de la Asociación de Hostelería, que reclama que se erradique la competencia desleal que suponen los apartamentos ilegales: “En Navarra se calcula que hay más de 350 y las administraciones no hacen nada”. Las asociaciones de comerciantes y hosteleros temen que el impacto no se limite a los Sanfermines sino a todo el verano. “Agosto del año pasado fue muy bueno, con bastante turismo. Mayo y junio también son meses interesantes, con muchos peregrinos y visitantes de fin de semana. Todo eso se va a perder”, afirma Javier Azanza, de Bearán. Este hostelero defiende que cuando se levante el confinamiento hay que reactivar la actividad cultural y los conciertos.
Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias ante el coronavirus. Frente a las noticias falsas, haz caso solo a fuentes oficiales y a la información, veraz y contrastada, de los medios de comunicación. Si tienes dudas o presentas síntomas puedes llamar a tu centro de salud en días de labor; si solo requieres información, llama al 948 290 290; si tienes síntomas claros, si has viajado a una zona afectada o has tenido contacto con alguien que ha dado positivo, puedes llamar al 112. La manera más eficaz para evitar la propagación del coronavirus es el lavado de manos con jabón; las mascarillas se recomiendan cuando hay síntomas o contacto con personas mayores con bajas defensas.
 
volver arriba

Activar Notificaciones