x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Tecnología

Aprender a programar desde pequeños

Nace Eduka Tech, la primera academia de tecnología en Navarra. “Un lugar donde los niños puedan aprender además de programación, robótica, videojuegos, ciberseguridad...”, como explica la pamplonesa Kattalin Arraiza Irujo, una de sus socias

Foto de Eduardo Uterga (gerente del Colegio de Médicos); los profesores: Simón Santamaría y Daniel Catalán y los socios de Eduka Tech, los hermanos: Juan y Kattalin Arraiza Irujo.

De izda a drcha: Eduardo Uterga (gerente del Colegio de Médicos); los profesores: Simón Santamaría y Daniel Catalán y los socios de Eduka Tech, los hermanos: Juan y Kattalin Arraiza Irujo.

CALLEJA
Actualizada 12/09/2019 a las 16:59
A+ A-

Dentro de diez años quien no entienda los fundamentos de las nuevas tecnologías será un analfabeto”. A Kattalin Arraiza Irujo (Pamplona, 1972) esta frase que le dijo en Londres su amiga Ana Rosa Alonso, Head of Digital Venture de la multinacional Shell le hizo pensar. Fue, de hecho lo que le terminó de convencer para proponerle a su hermano Juan, pamplonés de 45 años e ingeniero Informático y Máster en Ingeniería del Software, ambos por Deusto, y Doctor en Gestión de Proyectos por UPNA montar una academia de tecnología. Una academia pensada para niños de todas las edades escolares, donde puedan aprender, además de programación, robótica, videojuegos, ciberseguridad… En definitiva, prepararles para la transformación digital. “En España poco a poco se van implantando estas ideas en los colegios, y en algunos tienen ya asignaturas en las que aprenden estos conceptos, pero no es suficiente”, dice convencida Arraiza, consultora del ICEX (Instituto de Comercio Exterior) en Internacionalización de empresas. “Igual que muchos padres apuntan a sus hijos a academias de inglés después de las clases la idea es que vean lo importante que va a ser en el futuro saber programar. Lo mucho que se demanda ya en el mundo laboral”, explica.

Arraiza vivió cuatro años en Londres, allí comprobó que España está muy a la cola en cuanto a educación en tecnologías. El último informe Pisa lo deja claro. “Mis hijos iban a extraescolares de programación en el Imperial College y al volver a Pamplona vi que no había academia especializada en tecnología”, cuenta esta madre de tres niños, de 15, 14 y 11 años.

Por eso los hermanos Arraiza vieron una buena oportunidad, “no de hacernos de oro porque de momento esto es solo una fuerte inversión, pero sí de poner nuestro granito de arena para cambiar un poco la situación. Yo en comparación con los hijos de mis amigas en Londres veo que los míos van muy atrás en todo este campo”, asegura.

MÉTODO MONTESSORI

Que todos los niños aprendan los fundamentos de las nuevas tecnologías es muy importante para su futuro, pero no todos los niños muestran el mismo nivel de interés. “Por eso es también importante que el método pedagógico sea el adecuado, huyendo de las tradicionales clases teóricas con algunos ejercicios prácticos que muchas veces están lejos de la realidad de los niños. Nosotros creemos que modelos pedagógicos basados en el método Montessori como por ejemplo el de las Leyes Naturales de los Niños (de Céline Alvarez) son la mejor manera de que los niños aprendan divirtiéndose, diseñando y gestionando sus propios proyectos y utilizando además técnicas y herramientas como los mapas mentales o la gestión ágil (Scrum) de proyectos”, explica Juan Arraiza.

Con esta idea en la cabeza nació este verano EdukaTech, situada en el ático del Colegio de Médicos. Existían en Pamplona muchos cursos aislados de robótica, inteligencia artificial, impresión en 3D… pero no una academia centrada únicamente en estos conceptos y que ofreciera una educación continuada. “La posibilidad de que un niño comience las clases con 8 años y esté, por ejemplo, hasta los 16, o incluso más”. Con un ritmo muy personalizado, por eso son clases muy reducidas. “Vamos a enseñar a programar a través del uso del videojuego que además a los pequeños les motiva mucho” explica Simón Santamaría Gimeno (Pamplona, 1994) profesor de la academia junto a Daniel Catalán Azpilicueta (Pamplona, 1996).

“En algunos colegios sí comienzan a enseñar lo que llaman robótica para niños, que acaba siendo montar unos pequeños juguetes de Lego con algún motor, cosas muy sencillas, de iniciación que están bien, pero no es suficiente para lo que se va a exigir en el futuro. Empiezan a amueblar la cabeza pero se quedan solo con las bases de la teoría”, explica Catalán. “Nosotros lo que queremos es enseñar a los niños a aprender. No es aprender un lenguaje o un programa, es aprender la estructura del pensamiento tecnológico. Saber cómo funcionan las máquinas. Aprendiendo estos conceptos aprendes a pensar de otra manera. Aunque no sepas cómo funciona una máquina ya no te parece magia, sabes qué le ha llevado a funcionar así y para repetirlo solo necesitas buscar la sintaxis correcta o poner cierto comando… Entiendes el proceso que sigue para llega a eso y ahí está la clave”, añade Santamaría.

En la era del Internet de las cosas estamos rodeados de dispositivos inteligentes y la programación cada vez está más presente en nuestro día a día. Mucho más de lo que creemos, en la domótica, los móviles, la Roomba… “Este año le he enseñado a mi madre a programar, mi madre que no tiene nada de ciencia… Lo último que ha programado ha sido la pecera. Se enciende la luz cuando le suena la alarma del móvil, está ocho horas encendida, el tiempo de luz que necesitan los peces, y se apaga. Y con esa base ya ha aprendido a programar el horno, la luz de casa…”, explica Santamaría. “Imagínate lo que pueden aprender los niños que son esponjas”, afirma Arraiza ilusionada.
 

Te puede interesar

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra