Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
ECONOMÍA

La navarra PRS abre una filial en México para reparar plásticos

Ha llegado a un acuerdo con socios locales para constituir una empresa que utilice su procedimiento patentado

Miguel Díaz Castillo, consejero delegado de Plastic Repair System (PRS) 2011, en las instalaciones de la empresa en Talluntxe.

Miguel Díaz Castillo, consejero delegado de Plastic Repair System (PRS) 2011, en las instalaciones de la empresa en Talluntxe.

Actualizada 04/12/2018 a las 09:53
A+ A-

Las piezas de plástico que se han roto se pueden reparar. El problema es que no se sabe en general que existe esta posibilidad, por lo que productos con este material acaban normalmente en la basura cuando se rompen. La empresa navarra PRS 2011 (Plastic Repair System) sí lo sabe. Y de eso han hecho su negocio, de reparar piezas de plástico. Para ello utilizan una tecnología que han patentado, que consiste en un proceso de termosoldadura del plástico. “El proceso es similar al de la soldadura de hierro. Utilizamos calor y un material que fabricamos nosotros que es de plástico, que son como varillas o hilos de plástico”, así lo explica José Francisco Arboniés Corera, uno de los fundadores de los promotores de la empresa. “Reparamos todos los bienes fabricados en plástico, pero el grueso de nuestro volumen es el sector industrial”, añadió.

 

PALÉS Y CONTENEDORES

Por eso en la planta que PRS tiene en el polígono Talluntxe hay palés y tapas de plástico de empresas como la cervecera Mahou, los fabricantes de latas de bebidas Crown (inglés) y Ball (americano), y de la empresa australiana de logística Chep (una de las empresas mayores de Europa del sector con unos 300 millones de palés de madera), entre otras. A estos clientes se unen Decathlon y empresas de automoción, como Kayaba, Beteler, o de alimentación, como Campofrío. Los productos de plástico llegan a PRS, además de desde el mercado nacional, de Inglaterra, Turquía, Francia, Alemania...

Se centran en el embalaje reutilizable para el transporte, pero también PRS repara contenedores, embarcaciones deportivas..., como los contenedores de basura o las barcas del Club Náutico de Navarra o de San Sebastián. “Hemos reparado hasta una prótesis de rodilla y una trompeta. Se puede reparar todo, hasta una alfombra, pero nuestro negocio está en las empresas importantes”, explicó Miguel Díaz Castillo, consejero delegado de la compañía.

El método de desarrollo de negocio de esta empresa es particular. La actividad la ejercen a través de tres delegaciones/talleres propios. Uno de ellos está en el polígono industrial de Talluntxe, en Navarra, y los otros dos, en Sevilla y Lérida. Además, también trabajan con otros 22 talleres, repartidos por España, con los que PRS funciona de manera similar a una franquicia. Son talleres de reparación de diferentes productos a los que PRS les añade una nueva actividad, la reparación de plásticos con la cesión de su patente. “Les licenciamos la marca y la patente, y nosotros cobramos un royalty por ello”, explicó Arboniés. Estos talleres están repartidos por toda España, como una forma de estar cerca del cliente. Desde PRS se ofrece también la asistencia técnica y comercial.

De los 22 talleres con los que trabajan, hay seis que son centros especiales de empleo, es decir, donde sus trabajadores tienen alguna discapacidad. Uno de ellos está en Navarra, Amimet.

El empleo que tiene PRS en su central y en las tres delegaciones propias con las que cuenta es de 31 trabajadores, de los que 22 están en Navarra. A ellos se añaden cerca de 50 trabajadores indirectos de los talleres con los que trabajan en el país. La empresa facturó en 2017 un millón y medio de euros y casi llegará a los dos millones en este ejercicio, según las previsiones que maneja la empresa. Desde que la empresa echara a andar, en 2011, ha invertido millón y medio.

 

EXPANSIÓN INTERNACIONAL

Para expandir su negocio, la empresa ahora tiene los ojos puestos un poco más lejos, en México, el primer paso para la internacionalización. Y es en ese país donde quieren replicar el mismo modelo de negocio que han implantado en España. Para ello, tienen previsto constituir una filial en México, en concreto, en Puebla, con dos socios locales. En ella, PRS ostentará el 75% y el 25% restante se repartirá entre los socios mexicanos. El acuerdo ya está firmado. “Estos socios cuentan con una amplia experiencia en la prestación de servicios a la industria, concretamente, en la formulación de combustibles industriales y reciclaje de aceites usados para la generación de energía”, según explicaron los directivos.

La ubicación de Puebla no es arbitraria. La nueva filial de PRS se sitúa así cerca de las plantas de Audi y de Volkswagen. Puebla cuenta con tradición industrial y comercial, y con una ubicación estratégica en el centro del país, a hora y media de Ciudad de México. En un principio, la nueva planta ocupará 2.000 metros cuadrados y la idea es que con el tiempo se vaya constituyendo una red de talleres para extender el proceso patentado con una estructura similar a la existente actualmente en España. En un principio, trabajarán 15 personas y la inversión inicial es de 500.000 euros. Su actividad está prevista para comienzos de 2019.

“Se licenciará a la nueva sociedad el derecho de utilización de sus patentes y se le trasladará el ‘know how’ adquirido a lo largo de siete años para el desarrollo de la actividad de reparación de plástico. Después de la apertura de esta primera filial, PRS tiene previsto un plan expansivo paulatino en México, con la perspectiva de acceder posteriormente al mercado norteamericano”, explicaron los directivos. Para el desarrollo y ejecución de esta operación PRS ha contado con el asesoramiento de la consultora Imeanticipa, con oficinas en Puebla de Zaragoza y Ciudad de México.

Según los datos de la empresa, PRS consiguió recuperar más de 1.263 toneladas de plástico a través de la reparación, lo que supone una retención de CO2 superior a 1.126 toneladas.

 

GALARDONES

Por estas razones, PRS ha recogido diferentes premios. En junio recibió el Premio Europeo de Medio Ambiente a la empresa en España, galardón del Ministerio de Medio ambiente, por la reutilización de plásticos a través de la reparación, premio entregado por el Rey. Y consiguió el accésit de estos premios, en su edición europea. De los 56 proyectos presentados por 19 países, premiaron a cuatro, entre los que estaba PRS. “Estos premios suponen la más alta distinción, tanto a nivel nacional como europeo, en materia de medio ambiente”, señalaron los directivos.

 

Una idea que nació en un reunión de amigos

 

 

La historia de Plastic Repair System 2011 SL comenzó a gestarse un día de 2009, en una reunión de amigos. Uno de los temas de conversación fue la extrañeza por que el plástico, que es más caro que la madera, no se reparara. Uno de estos amigos era José Francisco Arboniés Corera, quien había trabajado en el departamento de Industria entre 1980 y 1983. Constituyó una consultoría para pymes, Gabinete A3 Asesores, que lleva funcionando 33 años en Navarra. En su currículum cuenta también con la dirección de una empresa tecnológica en Álava.

Después de esta conversación con los amigos, Arboniés decidió dejar la consultoría y embarcarse en el proyecto de PRS. Sin ninguna duda. “Estaba seguro. Yo había estado 15 años en Start UP Capital Navarra (que participó temporalmente en PRS) y había visto pasar muchos proyectos. El gancho que tenía este era que no existía en el mercado una actividad de reparación de plástico”, explicó Arboniés. Así que la empresa se constituyó en 2011 con, además de Arboniés, que es socio fundador y responsable de desarrollo de negocio, Juan Ramón Mazquiarán Mendía. Además, también forma parte de la propiedad Aringar, una sociedad familiar bilbaína, que tenía el primer taller con el que empezó a trabajar PRS.

Empezaron en Mutilva Baja, en un taller de 300 metros cuadrados, con dos personas. Y desde 2015 ocupan una nave de 2.000 metros cuadrados en el polígono industrial de Talluntxe. Tienen confianza en el futuro. “Las empresas están descubriendo con nosotros que el plástico se puede reparar. Y nosotros estamos aprendiendo qué empresas manejan plástico para ofrecerles la posibilidad de recuperarlo”, añadieron.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra