Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Empresas

Ikea da un paso más con el permiso para derribar la antigua Super Ser

La Cendea de Galar ya ha concedido la licencia de demolición y, según la ley foral, una vez concedido el permiso tiene un año de plazo para la obra

foto de Antigua fábrica de Super Ser que se va a derribar para levantar un Ikea a la entrada de Pamplona.
Antigua fábrica de Super Ser que se va a derribar para levantar un Ikea a la entrada de Pamplona.
  • M. Munárriz
Actualizada 18/10/2018 a las 12:46

Nasuvinsa ya tiene en su mano la licencia para derribar la antigua fábrica de Super Ser, a pie de la PA-31 en Cordovilla, término municipal de Galar. Salvo que el planteamiento urbanístico de la cendea recoja expresamente los plazos para una demolición, lo habitual es que los municipios se remitan a la ley foral de suelo, que estipula que el inicio de los trabajos se debe dar como máximo en un año y estar listos en tres.


Con este paso administrativo, la marca sueca se acerca más a su objetivo de abrir una gran tienda en las proximidades de Pamplona, una vez que en 2015 en el parque comercial Galaria -también en término municipal de Galar- abrió un punto de entrega. Los planes inmediatos de expansión de Ikea contemplan hasta 2020 la puesta en marcha de 13 establecimientos a sumar a los once ya existentes, para lo cual invertirá 2.500 millones de euros. Pero Navarra, al parecer, no se encuentra en este horizonte, sino a más largo plazo.


Para su instalación en la Comunidad foral Ikea puso como condición que fuera en un lugar cercano a Pamplona. Y una vez que se le ofrecieron los terrenos de la antigua Super Ser, propiedad del Gobierno de Navarra, demandó que se le entregará el solar urbanizado. Esto es; sin edificio y con todas las infraestructuras de luz y agua para que el grupo sueco tan sólo se tuviera que ocupar de levantar su tienda.


3,5 MILLONES DE EUROS

En esta demolición, Nasuvinsa invertirá 3,5 millones de euros que afectarán a 21.540 metros cuadrados de la antigua fábrica, cuya última actividad fue la producción de cerámica hasta su cierre en 2006. Seguirán en pie los extremos de la construcción, donde el Gobierno de Navarra en el ala más cercana a Pamplona la dirección reubicó el servicio general de Tráfico y, en el otro lado, el parque de bomberos.


Tras la demolición, se añadirán también terrenos de la trasera para poner a disposición de Ikea 30.000 metros cuadrados en la zona conocida como Garitón. El resto, sujeto a un plan de incidencia supramunicipal, se destinara para el parque tecnológico de la Universidad Pública de Navarra (18.000 metros cuadrados) y 90.000 para uso dotacional.


En principio, estos últimos tenían carácter comercial, pero el pequeño comercio a través de sus asociaciones alertó al Gobierno de Navarra de que el gigante sueco atraería a más cadenas en su entorno, por lo que se crearía otro parque comercial a las puertas de Pamplona. En 2016, se decidió definitivamente pasarlos a dotacionales.


Además de la demolición y urbanizar los terrenos, el Ejecutivo foral tendrá que acometer otros trabajos para cumplir con las condiciones de Ikea, en este caso las referidas a viales de comunicación. Así demandó una calzada que uniera su emplazamiento con la avenida Zaragoza y el parque comercial de Galaria. Además un acceso directo a su tienda desde la PA-21, a pie de la antigua Super Ser. Esto llevará a que se tenga que desmantelar el helipuerto de 3.000 metros cuadrados que se construyó en 2006.


La implantación de Ikea en Navarra, según reconoció la marca sueca, se inició incluso antes de 2015. Las conversaciones se iniciaron en la legislatura regionalista para buscar un emplazamiento cercano a la capital navarra. Tras el relevo en el gobierno con Geroa Bai a la cabeza, a finales de 2015, el vicepresidente Manu Ayerdi reconoció que se había retomado el contacto.


Una noticia que ha caído como un jarro de agua fría en las asociaciones del pequeño comercio de Pamplona. Según manifestaron en un comunicado, se pone a pies del gigante sueco una alfombra roja con un terreno a precio irrisorio, mientras el Ejecutivo foral mira para otro lado cuando demandan una solución por las pérdidas que les ha ocasionado el cambio de tráficio en la capital.

 

 

Te recomendamos

Te recomendamos

Te recomendamos

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE