Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cordovilla

Super Ser deja paso a Ikea

25 de julio de 1963. Es la fecha en la que se levantaron las instalaciones de Cordovilla para la fábrica Super Ser y que hoy quiere Ikea

Imagen de la fábrica de Super Ser, en Cordovilla, en los años ochenta.
Imagen de la fábrica de Super Ser, en Cordovilla, en los años ochenta.
Archivo
Actualizada 18/10/2018 a las 15:03

El gigante sueco de muebles Ikea tiene los ojos puestos en Cordovilla. Los ojos y algo más. Porque a punto están de entrar las excavadoras en las naves que todavía se levantan al comienzo de la carretera de Zaragoza, en una de las principales entradas a Pamplona. Unos terrenos que son propiedad del Gobierno de Navarra, en concreto, de la sociedad pública Nasuvinsa, y que están ‘fichados’ por la multinacional del mueble Ikea, que ya cuenta con un punto de entrega en el centro Galaria, lo que quiere es el terreno para instalarse pero no unas naves que están deterioradas por el abandono. Y Nasuvinsa está a falta de la licencia de derribo que debe conceder el ayuntamiento de Galar, al que pertenece el concejo de Cordovilla, para empezar a meter las máquinas. Ello ya ha provocado la crítica y la acusación de trato de favor de partidos como Podemos y de las asociaciones de comerciantes. Pero, ya dijo en una ocasión el fundador, Ingvar Kamprad, ya fallecido: “Nuestro deber es expandirnos”. Y aquí hay unos 21.500 metros cuadrados.

Si esto es el futuro inmediato, si no presente, ¿cuál ha sido la historia de unas naves que dicen ‘hola’ al visitante que llega a Pamplona? No somos nada sin nuestro pasado, así que habrá que echar una vista atrás para ver qué dice la historia. Y esta se remonta a una fecha, 25 de julio de 1963; a una marca, Super Ser; y a un nombre propio, Ignacio Orbaiceta, a quien se une su hermano Javier. Pero la historia dice más. Este lugar, donde se instaló la firma histórica de Super Ser, ha sido testigo de lo que fue la industrialización navarra en los años sesenta; del apogeo industrial y la conflictividad laboral y social de los setenta; y de la de la crisis económica e inicios de la globalización de los ochenta, junto con la ley de reconversión industrial.

La historia comienza con Ignacio Orbaiceta Zabalza, quien nació el 9 de septiembre de 1923 en Egüés. Hijo del industrial Fernando Orbaiceta, que tenía una serrería y carpintería en Huarte, y de Eduarda Zabalza, era el cuarto de siete hermanos. Fue reconocido por dos facetas: la de corredor ciclista en su juventud y promotor del equipo ciclista profesional Super Ser en los años setenta, y la de empresario que puso en marcha la fábrica de electrodomésticos Super Ser; además, presidió Azkoyen en la etapa de mayor expansión.

Super Ser deja paso a Ikea

 

En 1940 abrió con su hermano Fermín un taller de venta, alquiler y reparación de bicicletas en Carlos III, 12, de Pamplona. Lo recogía el periodista Gabriel Imbuluzqueta, en una entrevista en Diario de Navarra el 15 de diciembre de 2002, con motivo de la concesión del Premio Cámara Navarra de Comercio.

Mientras Fermín Orbaiceta continuaba con la tienda, Ignacio y su hermano Javier montaron un almacén, en una bajera de la calle Aralar, de accesorios de bicicletas, en 1958 y empezaron a montar ciclomotores, con las marcas Lanch y Ser (en la fotografía). Mientras Ignacio Orbaiceta estaba involucrado en las carreras ciclistas, su hermano Javier llevaba este negocio. Montaban unas 80/100 máquinas al mes. Pero como en otoño y en invierno apenas podían vender ciclomotores, su hermano Fermín sugirió fabricar estufas de butano. “Fuimos a Francia, compramos tres o cuatro modelos de estufas y con la idea de uno y otro montamos nuestro modelo. Era en los años cincuenta y tantos. Llegamos a hacer 400.000 estufas al año”, recordaba Ignacio Orbaiceta en aquella entrevista. A la hora de elegir la marca, quisieron continuar con Ser, pero no pudieron registrarla por la patente de la Cadena Ser. Así nació Super Ser.

Super Ser deja paso a Ikea

 

El éxito de las estufas fue tal que hubo que buscar un local adecuado y lo hicieron en Cordovilla, por su situación estratégica, la misma de la que gozará, si todo sale como está previsto, Ikea. De los primeros 6.000 metros cuadrados pasaron a 70.000 cubiertos. Las instalaciones se inauguraron el 25 de julio de 1963. Super Ser fue una de tantas empresas que se acogió al Programa de Promoción Industrial (PPI) puesto en marcha en 1964 para industrializar Navarra. El crecimiento fue continuo y se fueron añadiendo electrodomésticos. Se compraron las fábricas de Estella (Agni), las cocinas de Corcho (Santander), Crolls, de Reus..., y se llegó a exportar a unos 30 países. Fue cuando Gila entró en los hogares españoles de entonces con la frase: “Moraleja, compre una Agni y tire la vieja”.

Super Ser deja paso a Ikea

 

LLEGÓ LA CRISIS

Llegó la crisis del sector y los conflictos laborales en forma de huelgas a finales de los 70 y principios de los 80. Ello llevó a vender la empresa al Gobierno de Navarra y Super Ser pasó a ser Safel. El grupo tenía más de 5.000 empleados, de los que 1.500 trabajaban en Pamplona y 1.000 en Estella. Cuando la propiedad estaba en manos de Gobierno de Navarra se construyó la fábrica de Esquíroz (1984) para poder trasladar la fabricación a una planta nueva. Con una planta moderna, en 1989 el Gobierno vendió la empresa al grupo alemán Bosch Siemens y las naves de Cordovilla se quedaron en manos del Ejecutivo.

Posteriormente, a finales de los noventa, el Gobierno cedió las instalaciones de Cordovilla a la polémica Ponsal (Porcelanas del Norte), que luego fue Comepor, que, con la marca Irabia, que hoy continúa en lo alto del edificio, terminó en quiebra. Pero eso es ya otra historia. La que viene a cuento tiene que ver con el Archivo Administrativo, el parque de bombero y parte de las oficinas del departamento de Interior que el Gobierno aprovechó para instalar en estas naves y con quienes Ikea, en principio, mantendrá relaciones de vecindad.

Super Ser deja paso a Ikea


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE