Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fauna

Un puente de salvación sobre la A-10 entre las sierras de Aralar y Urbasa y Andia

Un corredor ecológico asegurará el tránsito de animales sobre la A-10. A la base de su ejecución en Etxarri Aranatz se halla el registro en una década de 150 muertes de corzos, jabalíes y hasta una nutria

Ampliar El corredor ecológico proyectado sobre la A-10 en Etxarri Aranatz será similar a un modelo instalado en Singapur.
El corredor ecológico proyectado sobre la A-10 en Etxarri Aranatz será similar a un modelo instalado en Singapur. cedida
Publicado el 04/09/2022 a las 06:00
Un nuevo puente cruzará la autovía de Sakana (A-10). Será de uso exclusivo. El departamento foral de Desarrollo Rural concibe su construcción como medida de preservación de la fauna que habita en ambos márgenes de la vía principal, de gran riqueza botánica como zoológica. Sobre la diversidad de especies pende hoy día la amenaza de cruzarse en su camino con un vehículo arrollador. Un dato “orientativo, sabiendo que la mortalidad real es bastante mayor que la que se detecta”, muestra que en el período de 1998 a 2019 perecieron 147 animales en el tramo Irurtzun-Alsasua de la principal ruta de comunicación entre Pamplona y Vitoria. Corzos, jabalíes y hasta una nutria hallaron la muerte bajo la ruedas de un turismo o un camión.
El viaducto que ahora se proyecta, de 100 a 200 metros de longitud y 63 de ancho, responde a la descripción de ecoducto o corredor ecológico. Enlazará dos Zonas Especiales de Conservación (ZEC), como son la sierra de Urbasa-Andía, de 27.858 hectáreas, y la sierra de Aralar, de 14.649. La vía de seguridad abierta en el movimiento corzos, jabalíes, tejones, zorros o liebres europeas, entre otras especies, se elevará a 7,23 metros de altura sobre la autovía en Etxarri Aranatz. En concreto, se localizará en los puntos kilométricos 21 y 22 de la A-10, “pasado el enlace de Etxarri Aranatz-Bakaiku”. El paso elevado, diseñado con vegetación en su franja de paso al estilo de uno existente en Singapur, abrazará dos áreas del robledal de Aritzalko. La elección de este punto responde a las conclusiones de un estudio específico de conectividad ecológica entre las ZEC de las sierras de Aralar y Urbasa y Andia, que encargó Desarrollo Rural a la sociedad pública GAN. “Este trabajo -señala el propio departamento- se basa en muestreos de campo específicos y en la información de atropellos de fauna silvestre”. Como segundo factor aparece el resultado de un cálculo matemático a partir de la “información geográfica de los usos del suelo y su resistencia al desplazamiento de fauna silvestre, infraestructuras viarias-barreras” y las posibilidades que existen de comunicación. Los modelos concluyeron con la idoneidad de la alternativa del robledal de Aritzalko: “Además, la topografía del terreno también facilita y mucho la construcción del ecoducto”.
5 millones de Europa
La iniciativa contó en días pasados con un nuevo impulso en su proceso administrativo hasta hacerse realidad. El cumplimiento de los plazos establecidos determinará la fecha de ejecución. Por de pronto, las previsiones que maneja Desarrollo Rural apuntan a una inversión de 5 millones, que serán costeados “íntegramente con fondos europeos”.
Sus responsables ven en la apuesta realizada dos “efectos positivos: el primero e inmediato es la disminución de la mortalidad de fauna silvestre por atropello en esta zona, con el consiguiente descenso también en la siniestralidad y el incremento de la seguridad vial”. En segundo lugar, el desplazamiento animal tendrá una consecuencia directa en “el intercambio genético entre poblaciones y la conservación de las poblaciones de mamíferos terrestres a largo plazo”.
Lógicamente, la introducción de una infraestructura en las rutas de movimiento animal requerirá la adaptación de la vegetación del entorno para “dirigir la fauna hacia el ecoducto”. Todo ello sin descuidar la obligación de proporcionar refugio en sus destinos. Todo por el bien de la naturaleza, que es como decir vida.
  • 147 animales arrollados en la autovía de Sakana, en el tramo comprendido entre Irurtzun y Alsasua en el período 1998-2019. Por especies. Corzo(25 ejemplares), Garduña (24), Gato montés (9), Gineta (7), Jabalí (29), Liebre (5), Marta (2), Nutria (1), Tejón (21), Visón europeo (2) y Zorro (22).
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE