Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Campo de trabajo

Búnkeres al descubierto

Jóvenes de un campo de trabajo internacional recuperan antiguos barracones y tres nidos de ametralladora en Bera y Etxalar, pertenecientes a la línea de defensa pirenaica que erigió Franco

Ampliar Cuatro jóvenes partícipes en el campo de trabajo de Bera, en tareas de limpieza y recuperación de unos barracones
Cuatro jóvenes partícipes en el campo de trabajo de Bera, en tareas de limpieza y recuperación de unos barracones cedida
Publicado el 25/08/2022 a las 06:00
Fueron 1.814 los búnkeres planificados sólo en Navarra dentro del frente escalonado que idearon regimientos de fortificación y fortaleza en los Pirineos. La Línea P, identificada con la inicial que da nombre a la cordillera, se erigió como sistema de defensa en época de la dictadura ante una hipotética invasión que nunca llegó a producirse.
De su limpieza y recuperación en Bera y Extalar se ocupan hasta la próxima semana 24 jóvenes, con edades comprendidas entre los 18 y 27 años, provenientes de diferentes comunidades autónomas (Murcia, Comunidad Valenciana, Castilla la Mancha, Castilla y León, Cataluña, Aragón, Madrid, Extremadura y Navarra). La nómina de voluntarios se ampía con participantes de países como México, Turquía, Italia y Francia). El campo de trabajo es una iniciativa del Instituto Navarro de Juventud y la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos del Gobierno de Navarra a través del Instituto de la Memoria. Da continuidar -según sus responsables- a una labor iniciada en 2017 en el conjunto de la Comunidad foral. Recaló hace dos años en Bera “con la adecuación del observatorio de Peñarrata y el campamento de Kataliñenea”, como informa el Ayuntamiento de la localidad.
NIDOS DE AMETRALLADORA
El trabajo iniciado el pasado día 15 se centrará “en la recuperación de una serie de barracones localizados en el entorno de Suspela, a poco menos de un kilómetro al este de Bera y un nido de ametralladora cercano, así como otros dos cerca de Etxalar”.
La fortificación de los Pirineos se inició a la conclusión de la Guerra Civil y prosiguió hasta la década de los años 50. Según las diferentes fases de su ejecución, la mano de obra empleada se repartió entre Batallones de Trabajadores y soldados de reemplazo. “La recuperación de estas estructuras busca su visibilización enmarcándolas en el contexto histórico de su construcción y, especialmente, de aquellas personas que se vieron obligadas a participar en su construcción. Se pretende su posterior inserción como Espacios de Memoria (https://www.espaciosdememoria.com/es/) lo que permitirá que puedan ser conocidos y recorridos por todas aquellas personas interesadas”, tal y como detalla el consistorio de Bera. 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE