Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sakana

Los mayores de Bakaiku viven las fiestas con la misa y la mesa

El Día del Jubilado congregó al coro del pueblo y otros de Alsasua, Etxarri-Aranatz y Arbizu

  • Ainhoa Briceno
Publicado el 27/07/2022 a las 06:00
“La escucha, la paciencia y la ternura se adquieren con la edad”, ha dicho el párroco de Bakaiku en la misa del Día del Jubilado. Los mayores han protagonizado este martes una jornada donde han disfrutado de las fiestas a su manera y a su ritmo. Un broche de oro para cerrar la celebración que comenzó el pasado viernes.
Las campanas han empezado a sonar a las 12 del mediodía y los veteranos se han apresurado hacia la iglesia del pueblo para conmemorar el Día de San Joaquín y de Santa Ana. Mientras, en la plaza de al lado, ha continuado la charanga con la que los jóvenes han recorrido el pueblo durante la mañana. Cada grupo de edad celebrando las fiestas de distinta forma, pero celebrándolas. Después, todos se han reunido frente al ayuntamiento para disfrutar de la actuación coral y una comida popular.
La charanga de los jóvenes ha recorrido las calles de Bakaiku
La charanga de los jóvenes ha recorrido las calles de BakaikuJ.A. GOÑI
El párroco de la localidad, Javier Aldave, se ha referido a las fiestas con una visión conciliadora. “Los mayores también celebramos las fiestas a nuestro ritmo y a nuestra manera, con la misa y la mesa”, ha dicho entre risas. En la ceremonia, oficiada a la familia Larrañaga Ondarra del pueblo, también ha querido dedicar unas palabras a los más jóvenes. “Vivimos en una sociedad cambiante donde faltan referentes y los jóvenes buscan en los mayores una guía. Hay que escuchar a los mayores, aunque hoy en día sea difícil porque estamos constantemente viendo”, ha señalado refiriéndose al mundo digital.
Tras la misa, el cielo se ha despejado y el coro del pueblo, junto a los coros de Alsasua, Etxarri-Aranatz y Arbizu, han deleitado a los vecinos de la localidad con los ‘Kantuz’. 70 Voces acompañadas de guitarras y acordeones han hecho vibrar a Bakaiku, que pese a su tamaño, no pierde las ganas de fiesta. “Es un orgullo que siendo tan pequeños, nos hayamos unido con otros pueblos para este día”, han contado unas vecinas que forman parte del grupo musical. “Ahora somos 350 personas pero el pueblo no crece”, ha concretado una de ellas. Según han explicado, los coros también actuarán en las fiestas de Etxarri la próxima semana.
Como acto final de la jornada, el ayuntamiento ha organizado una comida para los mayores en la sociedad de jubilados. Sin embargo, según ha explicado el alcalde de Bakaiku, Egoitz Urritza, muchos han decidido quedarse en casa por miedo al coronavirus. “Este año se han apuntado alrededor de 30 cuando de normal suelen ser unos 60”, ha apuntado. Vestidos para la ocasión, los vecinos han degustado de un menú que ha corrido a cargo de un catering de Salvatierra.
Además, se ha homenajeado a aquellos mayores que cumplen 75 años. Como regalo se les ha entregado una placa con su nombre grabado a cada uno. Algunos han bromeado entre risas: “Yo esos ya los pasé hace tiempo”.
Porque los años no pasan para estos mayores de alma joven, que reunidos en la plaza han vuelto a rememorar su juventud y cómo era la vida del pueblo entonces.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE