Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Irurtzun

La descontaminación del subsuelo de la antigua Inasa exige 800.000 €

Nasuvinsa desarrolla un plan de actuaciones conforme determina la legislación, sin que exista riesgo para salud

Foto del polígono desarrollado por el Gobierno foral en la antigua Inasa.
Detalle del polígono desarrollado por el Gobierno foral en la antigua Inasa.
Actualizada 28/10/2020 a las 06:00

La descontaminación del subsuelo industrial en la parcela que ocupó la emblemática Inasa, en Irurtzun. Supone un coste de 793.088,61 euros, de acuerdo a las previsiones manejadas por la sociedad pública Nasuvinsa. El proceso de limpieza se ajusta a cánones establecidos, de acuerdo a fuentes de la propia entidad, y responden a un principio de responsabilidad del actual titular del terreno. “El proceso de descontaminación por parte de Nasuvinsa se inició en 2017 con los trabajos de seguimiento de la contaminación del subsuelo, mediante análisis semestrales de las aguas subterráneas. Su finalidad es comprobar que, tras la descontaminación realizada por la Concursal de Inasa, los parámetros se mantienen estables y que no existe riesgo para la salud de las personas y del ecosistema. La legislación vigente exige la realización de estos análisis de control durante un período continuado de dos años tras la descontaminación”, sostienen las mismas fuentes.

Nasuvinsa se sirve en la actualidad de una red de sensores de medición, denominados piezómetros, “que permiten realizar un seguimiento constante de los niveles de contaminación en la zona y comprobar que los valores continúan estables y sin riesgo para la salud”.

El proceso de limpieza y control del subsuelo se intensificó cuando se materializó en 2016 la compra del terreno por parte del Gobierno foral con una inversión cercana a los 8 millones de euros. De esta cuantía, 2,5 costearon la adquisición del solar, de 140.000 metros cuadrados. El resultado de aquella operación se tradujo en la urbanización tres años después de un polígono. Como parte del complejo recuperado, las antiguas oficinas de Inasa, rehabilitadas por el Ayuntamiento de Irurtzun en cooperación con la Agencia de Desarrollo de Sakana y el Gobierno de Navarra, se convirtieron en referencia de formación y capacitación de nuevos modelos de negocio de empresas y particulares a partir de las ventajas y posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. La iniciativa responden al epígrafe de Dinabide y obedece a las características de un centro de Transformación Digital de Sakana.

COMPUESTOS QUÍMICOS

La apuesta que realizó el Ejecutivo navarro con la compra del solar buscó un punto de inflexión a las consecuencias del cierre traumático de Inasa. Su dirección anunció la clausura de la planta el 19 de junio de 2012. El ERE de extinción laboral afectó a 155 contratos, a los que sucedieron otros 13. Supuso un duro revés para Irurtzun y para el valle de Arakil, con una trayectoria y peso industrial como consecuencia de su emplazamiento estratégico junto a vías de comunicación de primer orden. Aquel episodio es recordado aún por la agonía que generó la incertidumbre en el cobro de las indemnizaciones y la negociación del plan de pensiones de los trabajadores.

Años después, la recuperación de la actividad es una realidad palpable en Irurtzun, que ha procurado compensar la pérdida de empleo de años pasados.

Sobre las condiciones que presenta el terreno, “la situación general se mantiene estable”, apuntan fuentes de Nasuvinsa. No por ello se realiza una inspección técnica de forma periódica. Consecuencia de esta rutina es la localización “de una zona contaminada con compuestos químicos órgano-clorados, que ofrece valores ligeramente superiores a los denominados Niveles Genéricos de Referencia (NGR), que son los que fijan la concentración de una sustancia contaminante en el suelo que no conlleva un riesgo superior al máximo aceptable para la salud humana o los ecosistemas”.

Es por eso que semanas atrás la sociedad Nasuvinsa optó por la licitación de una actuación pública en aras a abordar de la manera más eficaz el control de los compuestos químicos y su sellado en unas celdas específicas.

EL PROCESO

1. Descontaminación inicial. “Con anterioridad a la compra de la parcela por parte de Nasuvinsa, la concursal de INASA realizó tareas de descontaminación de las antiguas instalaciones de la empresa”.

2. Zona de hornos. “Tras asumir la propiedad en 2017, Nasuvinsa ha estado realizando el seguimiento de control de las aguas subterráneas, como se ha explicado con anterioridad”.

3. Balsas de vertidos. “Durante las obras realizadas en las antiguas instalaciones de Inasa se localizaron unas balsas de vertidos que quedaron en desuso con anterioridad a 1998. Se procedió al estudio, caracterización y dimensionado de las balsas, se extrajeron posteriormente los lodos para su traslado a un vertedero autorizado y se certificó la calidad de los suelos remanentes”.

4. Zona con órgano-clorados. “Si bien la situación general se mantiene estable en las antiguas instalaciones de Inasa, la inspección técnica que se realiza periódicamente ha permitido delimitar una zona contaminada con compuestos químicos órgano-clorados, que ofrece valores ligeramente superiores a los denominados Niveles Genéricos de Referencia (NGR), que son los que fijan la concentración de una sustancia contaminante en el suelo que no conlleva un riesgo superior al máximo aceptable para la salud humana o los ecosistemas”.

5. Red de sensores de medición. “Nasuvinsa mantiene operativa una red de sensores de medición, llamados piezómetros, que permiten realizar un seguimiento constante de los niveles de contaminación en la zona y comprobar que los valores continúan estables y sin riesgo para la salud”.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE