Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Sanitarios

Recién graduadas en el Reina Sofía de Tudela

A finales de mayo defendieron sus Trabajos de Fin de Grado desde casa, a principios de junio se colegiaron, y a mitad de mes estaban en el Hospital Reina Sofía trabajando como enfermeras en medio de una pandemia mundial. Así lo han vivido ellas

Lucía Simón, Julia Tabuenca, Sara Usechi y Rebeca González frente a la puerta del Hospital Reina Sofía de Tudela.
Lucía Simón, Julia Tabuenca, Sara Usechi y Rebeca González frente a la puerta del Hospital Reina Sofía de Tudela.
  • Leyre Estévez Coloma
Actualizada 09/07/2020 a las 06:00

"Os estábamos esperando con los brazos abiertos a los recién graduados”. Con esas palabras recibieron a Lucía Simón Pérez-Nievas los sanitarios del Hospital Reina Sofía de Tudela en sus primeros días como enfermera tras el final de carrera más atípico. La tudelana de 22 años, que ha estudiado en la UPNA, defendió el Trabajo de Fin de Grado el 27 de mayo, el 1 de junio se estaba colegiando, y esa misma semana le llamaron del hospital para ver disponibilidad, donde le ofrecieron diversas opciones de trabajo. El 18 de junio, tras una jornada de formación de 12 horas, empezó su contrato oficial en la segunda planta del hospital, dedicada a Traumatología, Cirugía y Atención al Paciente Pre y Post Intervención Quirúrgica. “Ya nos habían comentado que en esta carrera la empleabilidad era alta, pero ha sido acabar y llamarnos”, comenta sorprendida Simón, que dice sentirse “contenta de poder aportar un granito de arena al sistema sanitario en un momento de tanta necesidad”.

También de la UPNA, Rebeca González Martínez (Cabretón, La Rioja) fue otra de las que empezó el día 18 a trabajar, en su caso en la tercera planta, que es de Medicina Interna y Especialidades. “El contrato empezaba el 29 de junio, pero al final me necesitaron antes y se adelantó mi incorporación”, recuerda González. Las últimas prácticas que empezó en la carrera antes del confinamiento fueron las de Hematología. “Me hacía ilusión porque eran muy interesantes pero sólo pudimos hacer dos semanas, me hubiera gustado poder acabarlas”, reconoce con nostalgia.

HAN FALTADO LOS ABRAZOS

Con respecto a la crisis actual, Rebeca González explica: “Creo que la enfermería es una profesión muy bonita porque estás en mucho contacto con la gente. En prácticas, enseguida me abrazaban los pacientes, y ahora es una situación mucho más fría: me da pena no poder apoyarles dándoles la mano, por ejemplo”. Sin embargo, resalta que en el hospital de Tudela “hay mucha cercanía y sentido de equipo”.

Sara Usechi Paris, de Tudela, ha estudiado la carrera en la Escuela Universitaria de Enfermería Fundación Jiménez Díaz de Madrid. Desde el 16 de junio, también está en la tercera planta del hospital.

SIN LAS ÚLTIMAS PRÁCTICAS

Cuando cancelaron las clases, le faltaban por realizar los rotatorios por quirófano y UCI. “Me hubiera gustado mucho poder haber pasado por esos servicios, ya que en ellos se realiza un trabajo muy específico que no sé si tendré la oportunidad de conocer”, reconoce Usechi. Sobre el hospital, afirma: “Yo venía con la idea de que, al ser un hospital pequeño, sería más tranquilo que los que había visto en Madrid, pero igualmente hay muchísima carga de trabajo”. Acerca de la pandemia, Usechi explica: “Yo no había empezado durante los días más duros de la crisis, pero, por lo que me han contado mis compañeros, la situación fue límite, me hubiera gustado poder colaborar”.

Julia Tabuenca Burgos, natural de Tudela que ha cursado Enfermería en la Universidad de Navarra, se incorporó el 15 de junio a la planta de Urgencias, día en que empezó dos semanas de formación. Aunque en segundo de bachillerato no tenía claro qué quería hacer en el futuro, a Tabuenca finalmente le inspiró el referente de su madre, que es médico de Urgencias. “Siempre me ha gustado mucho ir a verla a trabajar y ver la dinámica que lleva en su día a día”. Con respecto a la carrera, afirma que le ha sorprendido el trato con el paciente: “Cuando te cuentan la teoría, piensas que vas a tener todo el tiempo del mundo para conocer a tu paciente y estar con él. Sin embargo, cuando llega el momento, en lo que supone el auge de Urgencias y con la velocidad con la que tienes que actuar, resulta difícil tener un minuto para hablar con él sobre cómo se siente, pero lo intento”, explica Tabuenca.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE