Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cine

La reina Letizia se suma al homenaje del Ópera Prima de Tudela a Pilar Miró

Entregó el premio a su hijo Gonzalo, en el 25 aniversario de su muerte

Actualizado el 03/11/2022 a las 12:06
“Una mujer decisiva de la vida española de la segunda mitad del siglo XX; una pionera que abrió caminos y se colocó por encima de su tiempo; la primera española que ocupó la Dirección General de Cine y la dirección de Radio Televisión Española... realizadora, cineasta, directiva y hasta madre soltera en los años 60, 70 y 80, cuando casi ninguna mujer lo era. Un modelo de lucha y coraje en una España rancia y machista en la que una mujer tan empoderada resultaba incómoda”. Con estas palabras, glosó Luis Alegre, director del Festival Ópera Prima de Tudela, la figura de Pilar Miró, de la que se cumple el 25 aniversario de su muerte, a los 57 años, y que fue homenajeada.
Y lo fue con la proyección de su última película, El perro del hortelano (1999), ante un público joven, cerca de 200 alumnos de cinco centros e institutos de la capital ribera, y con una invitada de excepción, la reina Letizia, que acudió al festival tudelano por segundo año consecutivo y cuya presencia volvió a despertar mucha expectación. A Su Majestad se sumaron otras autoridades, como la presidenta del Gobierno foral, María Chivite; el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero; el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta; o el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, entre otros.
A ellos se sumaron Gonzalo Miró, hijo de Pilar y que recogió el premio; el presidente de la Academia de Cine, Fernando Méndez-Leite; la cantante y actriz Ana Belén; su marido Víctor Manuel, cantante, compositor y productor; la también actriz Mónica Randall; y la periodista y escritora Nativel Preciado. Por la tarde, a ellos se sumaron las actrices Aitana Sánchez-Gijón y Mercedes Sampietro, que acudieron a la proyección en el cine Moncayo de la que fue Ópera Prima de Pilar Miró, La petición, rodada en 1976 y protagonizada por la propia Ana Belén y por Emilio Gutiérrez Caba.
La reina Letizia llegó al cine Moncayo minutos antes de las 11.30 horas y, tras saludar calurosamente a las personas que la esperaban, entró al interior. Una vez allí, fue recibida por la consejera de Cultura, Rebeca Esnaola; la concejal de Cultura de Tudela, Merche Añón; el presidente de la Academia de Cine, Fernando Méndez-Leite; y representantes del Cine Club Muskaria, organizador del festival, con su presidente, Julio Mazarico, a la cabeza.
CON LOS ESTUDIANTES
A continuación, saludó también a dos estudiantes de cada centro educativo, en representación de todos sus compañeros y fue recibida por unos jóvenes emocionados que la aplaudieron e, incluso, alguno pudo hacerse un selfi con ella.
La encargada de presentar la gala fue la actriz de 14 años Carla Quílez, que por su papel en La Maternal acaba de recibir la Concha de Plata del Festival de San Sebastián a la mejor interpretación, convirtiéndose así en la más joven en lograrlo.
El primero en intervenir fue el propio Luis Alegre, quien recalcó la importancia de la presencia de la Reina en el festival por segundo año consecutivo. “Aunque nunca hubiera vuelto, nos había conquistado para siempre”, dijo en referencia a su presencia en la pasada edición. “Pero ha vuelto enseguida y significa que, como dije el año pasado, usted se siente una de los nuestros, una cinéfila convencida del poder del cine para hacernos mejores. Su presencia también demuestra su cariñosa complicidad con un humilde festival que aspira a la exaltación de Tudela como un lugar que celebra la alegría de vivir, la cultura, la valía de los nuevos cineastas españolas y también la vigencia y el poderío de los clásicos de nuestro cine”, dijo.
Y es que si el año pasado se homenajeó a Fernando Fernán Gómez, Luis García Berlanga y Juan Antonio Bardem, esta vez le tocó a Pilar Miró.
EL PERRO DEL HORTELANO
Sobre la película, El perro del hortelano, Alegre recordó que “la gente le decía que estaba loca por querer llevar al cine una obra en verso -de Lope de Vega- del Siglo de Oro español”. “Pero nunca arrojó la toalla y tuvo un final feliz. Conoció un gran éxito y arrasó en la ceremonia de los Goya”, destacó.
En nombre de los invitados intervino Fernando Méndez-Leite, que recordó a Miró como “esa chica de pelo corto, gesto desconfiado y vaqueros desafiantes”.
“Pocas personas de mi generación provocaron la atención, el interés y la polémica que suscitó. Su personalidad, sus amistades, rivalidades, sus amores entregados e idilios pasajeros han perdurado en el recuerdo dejando una huella tan marcada que eclipsa injustamente su verdadero legado: su obra”, añadió. Y recordó su trabajo de realizadora en Televisión Española “en un mundo de hombres”. “Impuso su ley a sangre y fuego”, recordó.
NUEVE PELÍCULAS
Sobre su obra cinematográfica, calificó sus 9 películas como “muy personales”, pero siempre dejando ver su preocupación por la coherencia de la narración, la naturalidad de los actores y la preocupación por dejar impreso su punto de vista sobre la historia.
Y, por último, se refirió a su papel en la gestión cinematográfica desde la Dirección General de Cine en el primer gobierno de Felipe González. “Se encontró un cine español deshilachado que no había sabido aprovechar las ventajas de la reciente desaparición de la censura. Creó el ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, renovó en lo que pudo la Filmoteca Española y se empeñó en la difusión del cine español en el extranjero”, afirmó, al tiempo que recalcó un decreto que cambió los parámetros de la producción española.
Tras los discursos llegó el momento de la entrega del premio de manos de la Reina Letizia, que no habló durante el acto, a Gonzalo Miró, que lo recibió emocionado.
Y entonces le tocó el turno al cine con la proyección de El perro del hortelano, que la Reina vio en las butacas del cine junto a los cerca de 200 alumnos de Tudela. Antes de marcharse, se paró a hablar con Gonzalo Miró y con los jóvenes, a los que preguntó si les había gustado y con los que se hizo fotos, antes de salir al exterior y emprender viaje de vuelta a Madrid.
Vídeo del momento en el que el panadero de Ablitas entrega la hogaza giganteDIEGO CARASUSÁN

La presencia de la Reina, un “lujo para todos”

“La presencia de la Reina es un lujo para los tudelanos, riberos y navarros. Posiciona a su ciudad y a su festival y lo catapulta”. Así resumía el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, la importancia de la asistencia de doña Letizia. Algo en lo que insistía el director del festival, Luis Alegre, principal ‘culpable’ de la presencia de la Reina, de la que es amigo. “Que repita habla muy bien de Tudela y pone al festival en un lugar que era inimaginable”. Y Julio Mazarico, presidente del Cine Club Muskaria, dijo que su vuelta se puede deber a que estuvo a gusto y a que es un acto muy simbólico de apoyo al cine. Queda por saber si volverá el año que viene, aunque, eso sí, ya está invitada.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora